Orcal muestra sus nuevas y modernas naked SK01 y SK03

Comentarios
0

Las SK01 y SK03 ya llevaban unos meses presentes en nuestro mercado, pero no hemos querido publicar nada hasta haber podido comprobar en una primera toma de contacto sus múltiples cualidades. Estas dos naked de corte deportivo ofrecen una estética moderna y agresiva que se conjuga con una parte ciclo resolutiva y unos monocilíndricos alegres y energéticos.

Orcal es una marca relativamente joven nacida en tierras francesas y que se fundó en 2013 como un fabricante especializado en motocicletas de estilo clásico. Entró en nuestro mercado con un primer modelo llamado Astor 125 y le siguieron las bonitas motocicletas Sirio y Sprint. Estos tres modelos se caracterizan por ofrecer una cuidadísima estética clásica con una calidad de acabados más que razonable y un conjunto parte ciclo-propulsor resolutivo. Pese a que están dirigidas a un específico nicho de mercado, el fabricante francés ha sido capaz de cosechar un notable éxito en el mercado europeo que le ha llevado a ampliar su repertorio y a explorar un terreno totalmente diferente.

Nuevo segmento
Con el lanzamiento de su nueva familia de producto llamada SK, Orcal sale de su zona de confort y se adentra en un segmento extremadamente competido como es el de las naked tanto de 125cc como de 300cc. Con estas dos nuevas naked deportivas, la SK01 y la SK03, Orcal ha sido capaz de sorprendernos con un diseño moderno, agresivo y muy buen resuelto y una calidad percibida propia de marcas de mayor entidad y trayectoria.

En una primera toma de contacto, nos topamos con dos motocicletas con unos acabados muy buenos, incluso superiores a los de sus hermanas de corte clásico, que esconden un sinfín de detalles muy bien cuidados. Si nos fijamos en aspectos como el de su pintura mate, la calidad de construcción y de buena parte de sus componentes, veremos que estamos ante un producto muy solido. Evidentemente e igual que el resto de motocicletas de la marca, estos modelos están fabricados en Asia por el gigante chino Senke, pero como solemos decir, su lugar de procedencia no implica una peor calidad. Ni mucho menos.

Tecnología competente
Pese a que ambos modelos cuentan con diseño y parte ciclo prácticamente calcados, los propulsores difieren tanto en cilindrada como en procedencia. Por un lado, el motor que insufla vida al modelo del octavo de litro está fabricado por el especialista chino Piaggio Zongshen, toda una garantía de fiabilidad y rendimiento. Por el otro, la SK03 monta un propulsor de diseño propio del grupo Senke que ha sido desarrollado bajo unos altos estándares de calidad.

Nos ha sorprendido mucho y aunque lo hayamos podido probar en otros modelos del mercado como sería el caso de una FB Mondial, el 125cc se muestra como un propulsor muy enérgico y prestacional situado cerca del límite del carnet A1 o B, con 14,5 CV. El monocilíndrico nos regala un buen funcionamiento, está refrigerado por agua y cuenta con un sistema de inyección firmado por Marelli. Como no podía ser de otra manera, el también monocilíndrico y refrigerado por agua de Orcal, con 292cc y 27,5 CV, sienta de maravilla a un chasis capaz de digerir sin problemas este aditamento de potencia.

Si te las miras así de lejos, parecen una mezcla entre una Kawasaki Z 650 y una Yamaha MT-07. Por delante, la óptica frontal está claramente inspirada en las creaciones salidas de Tokio. Por el contrario, tanto la zona trasera y el colín recuerdan a las criaturas provenientes de Iwata. En cualquier caso, las SK desprenden una estética muy agresiva y muy bien perfilada que a nosotros nos ha convencido mucho.

Buen comportamiento
A tenor de esa imagen tan deportiva que exhiben ambos modelos, el conductor se encontrará con una posición de conducción muy cómoda incluso para estaturas grandes. A nivel de conducción deportiva, la moto se aguanta estupendamente y ofrece un aplomo más que correcto. El buen funcionamiento dinámico se ampara en el incontestable rendimiento de unas gomas firmadas por Metzeler que aseguran grandes dosis de grip en seco y un comportamiento noble en asfalto húmedo.

La capacidad de frenada nos pareció más que correcta en ambos casos y está compuesta por frenos de disco en ambos trenes. Cabe destacar que la naked de 125cc equipa un sistema de frenada combinada de buen funcionamiento y la versión de 300cc cuenta con un más seguro sistema ABS. Eso sí, además que las manetas no son regulables, la del freno delantero nos pareció que ofrecía un tacto realmente duro. Quizás, necesitaría una bomba más grande para reducir la presión necesaria en detenciones bruscas.

El único pero que le encontramos a ambas es que en caso de fuertes inclinaciones no es difícil tocar en ambos lados. Una particularidad que nos puede llegar a molestar, sobre todo, si el viraje es a la derecha. El protector del escape sobresale y no será nada complicado acabar rallando dicho componente.

El propulsor de la SK03 es muy alegre y sube muy rápido hacia arriba, como buen monocilíndrico. Gracias al notable rendimiento de este propulsor desarrollado por Senke, la Orcal SK03 te permite circular a ritmos medios-altos en cualquier carreterita que se te cruce en el camino. De hecho, esta naked ofrece cierto grado de satisfacción pues te encontraras apurando cada marcha hasta el límite y exprimiendo al máximo los cerca de 30 CV del propulsor.

Naked con ritmo
Quizás, es una moto que no la vemos extremadamente práctica para el uso cuotidiano, sobre todo, si tenemos en mente llevar a un pasajero que, probablemente, no irá muy cómodo. Además, pese a que la posición de conducción es cómoda, es cierto que es un punto picada. En cualquier caso, esto no será problema para un público joven que tenga una espalda fuerte al que estos modelos va dirigido.

Una de las sorpresas mayúsculas que nos hemos encontrado y que nos ha hecho bastante gracia es que las SK llevan un equipo de audio con altavoces. Las motocicletas permiten seleccionar entre tu emisora favorita, conectar un Smartphone vía Bluetooth o pinchar un USB y escuchar tu música o podcast favorito de camino al trabajo. Desde luego, no sabemos si el cliente lo va a usar, aunque no deja de ser algo totalmente inédito en este segmento. Tampoco es que el sonido del sistema de audio sea brutal, pero sí que es una característica diferencial.

El precio que pide Keeway Motor España por la versión de octavo de litro es de 3.399€, una cifra un tanto elevada si la comparamos con rivales directos como la Zontes U125, pero en la misma línea que las FB Mondial HPS o Rieju Century equivalentes. Por la SK03, el monto a desembolsar es de 3.799 €, un valor que sí que vemos bastante más competitivo en comparación a su rivales de Zontes, Benelli o también FB Mondial. En cualquier caso, argumentos de venta no faltan para unas naked diferentes e indudablemente atractivas.



También te puede interesar: