La nueva Honda PCX 125 es todo lo que necesitas para la ciudad

Comentarios
2

La marca líder en ventas en España acaba de presentar la renovación de uno de los modelos más importantes de su catálogo. Desde que saliera la PCX al mercado, se ha convertido en la Honda más vendida solo por detrás de la popular e icónica Scoopy o SH. Pero para siendo el primero, es necesario seguir evolucionando un modelo que en este 2021 recibe una actualización completa que afecta a, prácticamente, todos los elementos de este pequeño y capaz escúter premium.

Por fuera, la PCX ha recibido una nueva carrocería con una clara evolución de diseño para que lo nuevo de la marca alada sea más mucho más moderno y futurista. No es ninguna revolución, pero Honda ha querido remarcar la personalidad de su escúter que cuenta cada vez con mejores acabados, un equipamiento más completo y una tecnología más avanzada.  

Lo primero que llama la atención de la PCX MY2021 es su nuevo frontal que vuelve a usar LED para dibujar una mirada compuesta por cinco niveles de luz que crean un efecto diferencial al resto. Acompañando las novedades lumínicas, Honda se ha apuntado a la moda del efecto 3D para la óptica trasera que, en este caso, dibuja una X. Todo el frontal, ahora más ancho, ha sido levemente modificado para ofrecer algo más de protección aerodinámica y se percibe un tanto más ancho.

El aumento del confort ha sido uno de los principales objetivos de Honda para su nueva PCX. Para lograrlo, los ingenieros nipones han apostado por un nuevo asiento más cómodo que mantiene su altura en 764 mm y unos reposapiés que crecen tanto en ancho como en largo. Las nuevas formas del carenado han permitido ganar 2,4 l. de capacidad bajo el asiento, 30,4l en total, suficiente para un integral y alguna cosa más. Además, la guantera ha incorporado una conexión USB tipo C para aumentar aún más la practicidad.

Una de las principales novedades en cuanto a equipamiento lo encontramos en el conocido sistema Honda Smart Key que también puede accionar el top box Smart extraíble de Honda con 35l. de capacidad. En clave tecnológica, encontramos un rediseñado cuadro de instrumentos que presenta una imagen mucho más premium y moderna con toda la información que nos podamos imaginar.

El corazón de la PCX también es nuevo. El escúter japonés incorpora la última generación del enhanced Smart Power Plus (eSP+), un motor SOHC de cuatro válvulas y refrigeración líquida que desarrolla 12.3 CV y un par de 11,8 Nm. Este propulsor es más eficiente y se ajusta la exigente normativa Euro 5. Desde la marca nos indican que se han introducido diversas tecnologías de baja fricción eSP así como una inyección más efectiva para que además de mejorar rendimiento y eficiencia, ofrezca un refinamiento de marcha superior al de su antecesora.

Asociado al nuevo propulsor, Honda ha subido la apuesta tecnológica incorporando su control de tracción HSTC, un elemento que, si bien puede no ser elemental en una 125cc, nunca está de más. El sistema start-stop o Idling Stop que ya incorporaban las anteriores generaciones ha sido revisado para mejorar su funcionamiento y que sea más agradable y reactivo. Tal como indica Honda, en un desplazamiento de 30 minutos por ciudad, este sistema permite que la moto pueda estar parada hasta 5 minutos con los consiguientes beneficios de consumo y contaminación acústica.

La parte ciclo de la PCX ha sido profundamente actualizada gracias a un rediseñado bastidor de doble cuna que ofrezca algo más de rigidez y durabilidad sin afectar la gran agilidad de este modelo urbano. Ambas ruedas estrenan un nuevo y más elegante diseño. Además, la trasera es ahora de 13”, es decir, una menos para así aumentar la maniobrabilidad de un conjunto con un muy buen peso de 130kg.

La horquilla delantera no cambia, pero los amortiguadores traseros disponen de 10mm extra de recorrido y utilizan muelles más consistentes para una marcha más suave por las accidentadas calles de la ciudad. Aportando una mayor robustez al eje trasero, Honda también ha incorporado el Engine Link, un sistema de progresividad capaz de reducir la fatiga del amortiguador trasero. Cerrando el apartado sobre la parte ciclo, nos topamos con un sistema de frenada a cargo de un disco de 220mm en el eje delantero asociado a un ABS. Para el eje trasero se ha optado por un tambor convencional que, si bien es efectivo, es el único elemento que sería fácilmente mejorable.

La Honda PCX ha madurado y se ha convertido en un producto netamente superior. El diseño, su equipamiento y carga tecnológica han sido puestos al día para seguir siendo un absoluto referente en la mayoría de ciudades españolas. Solamente por la inclusión del control de tracción ya nos parece un mejor producto, pero además, la nueva PCX es más práctica, refinada y premium que nunca. Sin duda, es un modelo muy a tener en cuenta que puede competir de tú a tú con la popularísima y más costosa SH125 por 3.150€.



También te puede interesar: