DynamicLine skin 2021

Moto Morini X-Cape 650: Un nuevo gallo en el corral

Comentarios
0

¡Ya está aquí! Moto Morini acaba de presentar el ilusionante modelo con el que esperan revitalizar una marca que vivió sus años de gloria hace varias décadas. No podemos evitar mencionar el súper éxito mundial de Yamaha con su Ténéré 700 que seguro ha servido de inspiración para crear un producto como la X-Cape 650. Siguiendo la estela del modelo nipón, la nueva Moto Morini quiere ofrecer al público una motocicleta con enormes aptitudes offroad que también pueda ser usada para realizar grandes rutas o para desplazarse cada día al trabajo.

“Adventouring”
La histórica marca italiana, en manos de Zhongneng Vehicle Group desde 2018, apuesta por uno de los segmentos más de moda y con un mayor potencial de crecimiento. La X-Cape se presenta como una trail media muy versatil envuelta por una carrocería moderna, estilizada e inconfundiblemente italiana que transpira aventura. En este sentido, los diseñadores de la moto han imprimido una atractiva y poderosa estética que ellos denominan como “Adventouring” que cuenta con múltiples detalles que potencian sus aptitudes camperas. Buen ejemplo de ello es su ancho manillar que es ajustable hasta en seis posiciones para poder encontrar la mejor postura tanto sentado como de pie. El cómodo y estrecho asiento, colocado a 845mm del suelo (820 mm en la versión rebajada), nos permitirá hacer pie y controlar la moto en terrenos complicados. Además, nos ha parecido suficientemente confortable como para acometer largos viajes.

Detalles de calidad
Se puede percibir el esfuerzo de la marca por aunar esa imagen de motocicleta robusta con una serie de elementos modernos que exige el comprador europeo en 2021. La producción es en china, pero el control de calidad se realiza en Italia así que los acabados sorprenden por una gran calidad en una moto situada por debajo de los 8.000€. Además de contar con una afilada mirada a base de LEDs para todas las funciones, destacan elementos diferenciales como una botonería retroiluminada o una cúpula regulable en altura que se puede ajustar durante la conducción con una sola mano. Otros elementos como los puños de goma personalizados o el tapón de combustible con un bonito diseño nos indican que estamos ante un producto que apunta muy alto.

El tamaño importa
Uno de los elementos incluidos en el equipamiento de serie que más nos ha gustado es su gigantesca pantalla TFT de 7” gracias a una gran calidad percibida. A través del display, uno de los más grandes de todo el mercado, se tiene acceso a una visión completa y clara de toda la información necesaria incluso en condiciones de luz desfavorables. Es posible seleccionar un fondo diferente de la pantalla de entre los cuatro temas disponibles para controlar el sistema de comunicación Bluetooth integrado. Este permite administrar simultáneamente un teléfono y dos auriculares, con el que poder contestar llamadas entrantes o realizar otras nuevas o navegar entre las canciones que tengamos en nuestra playlist. Todo ello sin apartar la vista de la carretera y sin distracciones gracias a unos comandos simples y un interfaz intuitivo.

Ciclo de primera
El chasis de la X-Cape está compuesto por un enrejado de acero resistente tipo trellis acompañado por un basculante de aluminio que nos recuerda mucho al de una Kawasaki Versys 650. Lo nuevo de Moto Morini monta llantas de radios o de aleación “tubeless” de 19” delante y 17” detrás, denostando sus claras aptitudes para el off. Con el objetivo de controlar la significativa masa de 213 kg, nos topamos con una horquilla ajustable de 50 mm de diámetro y totalmente ajustable firmada por el especialista Marzocchi. De este modo, se puede ajustar el tarado de las suspensiones para poder adaptarse al tipo de terreno por el que deseemos circular.

Accesorios italianos
El poder de detención viene firmado por el prestigioso especialista Brembo con un conjunto compuesto por un doble disco delantero de 298mm con pinzas flotantes de dos pistones en el tren delantero. Detrás, un solo disco de 255mm con idéntico número de pistones. Asociados al sistema frenado, han recurrido a Bosch con su ABS 9.1 que puede ser parcial o totalmente desconectable a voluntad del piloto. Sin salirnos del país de la bota, ha sido Pirelli con sus Scorpion Rally STR las gomas escogidas para dotar la X-Cape de una notable capacidad de tracción y mucha polivalencia.

Potencia suficiente
El corazón de esta motocicleta italiana tiene origen japonés, de nuevo recuerda mucho al de la Versys 650, y es un bicilíndrico de 4 tiempos refrigerado por agua capaz de rendir una potencia máxima de 60 CV y 56 Nm de par. En cualquier caso, Moto Morini pone a disposición de los compradores la posibilidad de adquirir una versión limitada a 35 kW para el carnet A2. El propulsor promete ofrecer una entrega muy progresiva combinada con altas dosis de fiabilidad. Como no podía ser de otra manera, este motor es Euro 5.

Diversión controlada
Pese a que pudimos probar unas unidades pre-serie, la X-Cape se descubrió como una montura muy equilibrada que sorprende por una enorme agilidad. Si bien es cierto que los 213 kg de peso no son pocos, están muy bien repartidos y gracias a un buen conjunto de suspensiones, nos permite circular a ritmos altos tanto en carretera como fuera de ella. Debemos destacar la trabajada ergonomía que asegura confort en carretera y gran control de las inercias en pista. Aunque algunos pudieran ver un atraso contar con un acelerador por cable, el tacto de un gas analógico ofrece mucha inmediatez y un control absoluto. Sin duda, el punto que más nos gustó de esta Morini fue el contundente y progresivo sistema de frenado. En los dos ejes está muy bien logrado pero la eficiencia de la bomba del delantero es una de las mejores que hemos probado en motos de este segmento.  

Personalizable
A la nueva X-Cape no le va a faltar un catálogo de accesorios con el que poder equiparla al gusto de cada uno. Entre ellos, destacan algunos básicos como el conjunto de maletas laterales y baúl en aluminio o un carenado sobredimensionado que aporte mayor protección aerodinámica en largas travesías. Pensando en aquellos que quieran hacer un uso más offroad, Moto Morini también ofrecerá protecciones tubulares para el motor, un cárter de aluminio y un par de protectores para las manos.

Competitiva
La “Adventouring” itálica se comercializará en tres colores: Red Passion, Carrara White, Smoky Anthracite y se espera que esté disponible en los próximos meses con un precio de 7.290 € con llantas de aleación y de 7.790 € con llantas de radios. Este es un modelo estratégico para la marca y se nota el esfuerzo por conseguir un precio muy competitivo para intentar hacer daño a su más aguerrida competencia. La espera valdrá la pena.



También te puede interesar: