Macbor XR5 y la Montana Experience 2021

Comentarios
2

Nuestros compañeros de Motos Bordoy organizaron una ruta de tres largos días por las comunidades de Valencia, Aragón y Catalunya para poder “maltratatar” de mil y una distintas maneras el que podríamos considerar como uno de sus productos estrella. En esta ocasión, fuimos un grupo de 10 periodistas junto a otro equipo humano de 5 motoristas pertenecientes a la estructura propia de Motos Bordoy. Comandando la caravana nos encontramos al endurero Rafa García, quien hizo de guía/liebre junto a los propios hermanos Jordi y Albert Bordoy, Jaume Domínguez (desarrollo de producto) y Alessandro Bifano (comunicación). En la furgoneta y el todoterreno de apoyo estaban el técnico Raúl Talán (que tuvo que trabajar poco dada la fiabilidad y resistencia de la nueva XR5), Jordi Pinyol (responsable del diseño de la espectacular ruta), Carlos López (director comercial de la marca) y el mismísimo Jaume Bordoy, el padre de Jordi y Albert, fundador de Motos Bordoy, leyenda del motociclismo y el incombustible presidente del grupo. Fue todo un honor poder compartir esta experiencia con una personalidad tan destacada del mundo de las dos ruedas en España.

Poco o muy poco más os podemos contar acerca de la excelente motocicleta que nos parece esta Montana XR5. De hecho, en nuestro anterior número de MotoTaller dedicamos una amplísima prueba coral para desmenuzar todos los detalles de esta moto trail de media cilindrada. Sin embargo, no nos cansaremos de recordar lo bien escogida que está una parte ciclo capaz de superar esta auténtica prueba de fuego que puso al límite tanto a las máquinas como a los pilotos. A todo ello hay que sumar un contenido peso del conjunto que nos facilitó la tarea de seguir al guía y nos permitió un (leve) menor desgaste físico.

No nos cabe duda de que algunas monturas de corte premium hubieran tenido, como mínimo, los mismos o más problemas en superarla. Cabe añadir que no fue solo superar obstáculos o circular por pistas rotas a ritmos muy alegres (por no decir frenéticos) sino que las Macbor XR5 lo hicieron con total fiabilidad tanto en la mecánica como en los componentes. Todo el trabajo que tuvo que realizar el equipo técnico de apoyo se debió a más de un aterrizaje forzoso fruto de un exceso de ímpetu o error de pilotaje.

Otro de los puntos clave que esta experiencia nos permitió constatar es la buena ergonomía que la trail media española ofrece a su piloto tanto en carretera como en offroad. Además de ofrecer un asiento cómodo, la posición yendo sentado es bastante confortable e invita a usarla en largas travesías. En otras pruebas realizadas sobre este modelo, con un porcentaje claramente mayoritario sobre asfalto, ya habíamos llegado a esta conclusión. Sin embargo, después de usarla por pistas de todos los colores, en ascensos técnicos y complicados y en descensos realmente intimidantes, es cuando nos hemos dado cuenta del trabajo que hay detrás para conseguir una moto realmente efectiva y usable en cualquier terreno, incluso con unos neumáticos mixtos Metzeler Tourance Next, excelentes sobre asfalto y dignos en pistas de tierra fáciles pero que poco podían imaginar el berenjenal en el que les metimos durante tres días…

Nuestra Montana Experience 2021

1ª Etapa – Peñíscola a Teruel
Esta primera etapa, quizás fue la más asfáltica de todas. La dificultad de la Montana Experience fue creciendo hasta llegar a una última jornada apoteósica. Al salir de Peñíscola hicimos bastante carretera por el interior de Castellón. Pasamos por localidades como Albocàsser, La Serratella o la Torre d’en Doménec para después dirigirnos a hacia el interior. Justo en ese punto es donde empezó la fiesta del offroad. Cerca, en la Ermita de Sant Joan de Penyagolosa pudimos disfrutar de un lugar espectacular a medida que la cosa se empezaba a poner difícil. Pudimos gozar de un paisaje de alta montaña, para nuestra sorpresa, más parecido al de los Pirineos de lo que podíamos imaginar. De hecho, ahí al lado teníamos el bonito parque natural de Penyagolosa.
A continuación, bajamos hacia Puertomingalvo, ya en la provincia de Teruel. Recorrimos caminitos hasta llegar a un poco de asfalto, eso sí muy roto. En él, pudimos poner a prueba las capacidades de la XR5 que estuvo sometida a un trato más exigente de lo que la pondrá el usuario medio que se compre esta motocicleta. Realmente, fue una prueba de fuego superada sobradamente y sin ningún problema.
Comimos en Mora de Rubielos para después recorrer un tramo de pistas más fáciles y divertidas desde Valbona hasta Formiche Bajo y Alto. Desde ahí y tras atravesar un parque eólico, un momento muy espectacular de la ruta, llegamos a Teruel.

2ª Etapa – Teruel a Fuentespalda
Pese a que en esta etapa “solo” había un 36% de offroad en cuanto a proporción de superficies, ese porcentaje cambiaba radicalmente en cuanto a tiempo sobre la moto. De hecho, durante toda esta experiencia tuvimos la sensación de hacer un 90% de offroad, ya que las velocidades medias siempre son mucho más bajas. Salimos sobre las 8:30 de la mañana para cruzar la Vía Verde de Ojos Negros, una antigua línea de ferrocarril, y a partir de ahí empezamos el offroad. Pudimos pasar por otro parque eólico en Puerto Escandón y bordeamos la montaña del Cabezo Alto. Debemos reconocer que, en esa pista, hicimos un “aterrizaje forzoso” en un giro en bajada porque nos resbaló la rueda de atrás, estaba húmedo y una piedra inmensa hizo levantar la rueda delantera. No nos hicimos nada de nada (excepto la parte trasera del móvil agrietada).
Después, bajamos por pistas hasta Cedrillas para enlazar con una carretera comarcal hasta El Castellar. A continuación, un tramo más de pistas para finalizar en una carretera hasta La Virgen de la Vega. Desde ahí, nos dirigimos hacia las pistas de esquí de Valdelinares, pasamos por Mosqueruela y acabamos en Cantavieja para comer y reponer fuerzas. Lo siguiente que nos encontramos fueron unas carreteras espectaculares por Cinctorres para acabar en el bonito Castillo de Morella. Finalmente, usamos carreteras interiores hasta salir de Castellón, volver a entrar a Aragón y acabar en Fuentespalda.

3ª Etapa – Fuentespalda a Cambrils
Con energías recuperadas, nos enfrentamos a la última y definitiva etapa desde Fuentespalda hasta Cambrils. Durante esta jornada, pudimos pasar por Sierra del Maestrat y la parte interior de la Ribera d’Ebre. Fue la etapa más corta en kilometraje, pero quizás, la mas dura. Es cierto que la parte offroad contaba con algunas pistas rápidas. Sin embargo, hubo un tramo en el interior entre Teruel y Catalunya, por la zona de los Ports de Tortosa-Beseit hasta llegar al Mont Caro que nos puso las cosas dificilísimas, una zona muy dura, entre bosques preciosos pero con la pista en fase de reparación: superficie muy rota, con maquinaria pesada, llena de surcos y arena en la que hubo muchas caídas. De hecho, solo unos pocos elegidos consiguieron no probar las mieles del suelo a lo largo de los tres días.
A la altura de Xerta, cogimos carreteritas interiores pasando por Pinell de Brai y Mora d’Ebre, hasta llegar a Marçà tras uno de los tramos más aburridos. Después y como remate final, encaramos la Torre de Fontauvella y Colldejou como últimos puntos destacados antes de llegar a Cambrils. En definitiva, tres días de paliza y disfrute motorista en los que la Montana XR5 demostró ser muy capaz y prestacional teniendo en cuenta la excelente relación calidad-precio que ofrece.




También te puede interesar: