La nueva etapa de Motos Bordoy con MV Agusta

Comentarios
1

La relación entre Motos Bordoy y MV Agusta ha sido larga y fructífera, se remonta a los años ochenta y recientemente ha cambiado el marco de esta relación. El pasado mes de junio la firma barcelonesa anunció que dejaba de ser representante de la marca MV Agusta en España. ¿Los motivos? La mayor dedicación que exige la nueva gestión comandada por la familia rusa Sardarov es incompatible con otros proyectos que tiene Bordoy como, por ejemplo, el desarrollo de la marca propia Macbor.

Sin embargo, este anuncio no es una ruptura, ni mucho menos, porque Motos Bordoy sigue ligado a la marca italiana como Concesionario Oficial en Barcelona y esta nueva relación tiene visos de ser muy positiva para ambas partes como nos ha confirmado en una entrevista reciente Joan Ramon Rodà, responsable de la red MV Agusta para la zona de Catalunya de Motos Bordoy.

Explica Rodà la nueva relación entre Motos Bordoy y MV Agusta: “Ahora operamos como concesionario y los concesionarios tienen una relación directa con la marca. Ahora nos centramos en vender motos, repararlas y en que el cliente esté contento. Nos han venido bien los cambios y que haya un intermediario entre la fábrica y el concesionario, que sea de aquí conozca el mercado local (en referencia a Xavier Pros). Motos Bordoy era el importador oficial pero ahora cada concesionario trabaja directamente con la marca”. Ahonda en las mejoras que se están llevando a cabo: “MV Agusta transmite confianza. Los nuevos profesionales que la gestionan son talentosos, en las otras empresas que han trabajado han demostrado su calidad. Timur Sardarov ha creado una concepción de marca en la empresa y las sensaciones son muy positivas. Sardarov tiene las ideas claras y los cambios en los departamentos y organizativos están siendo muy positivos. Por ejemplo, antes cuando teníamos que pedir una pieza no teníamos la certeza de cuando llegaría. Ahora, el 90% de las piezas que se piden a Italia llegan a Barcelona puntualmente y si se produce alguna incidencia hay una persona que se encarga de solucionarla. Los plazos, tanto de producción como de entrega se están cumpliendo y este buen servicio lo podemos transmitir al cliente”.

Desde el concesionario oficial MV Agusta de Barcelona gestionado por Motos Bordoy tienen claro que la mejora del servicio posventa es clave para incrementar las ventas porque como apostilla Rodà “de estos cambios positivos se está beneficiando la posventa que es la base de la venta”.

Más producto, más clientela

MV Agusta es una marca top que transmite sensaciones únicas y se va a mantener fiel a esta filosofía. Sin embargo, estos principios no son incompatibles con el lanzamiento de nuevos productos de cilindradas más bajas y, por lo tanto, más asequibles que permitan a MV Agusta incrementar las ventas. Sobre esta estrategia Rodà señala: “Desde el punto de vista de un concesionario, la llegada de nuevos modelos de cilindrada más pequeña nos ofrece una mayor gama de producto y un mayor número de clientes que pueden acceder a este tipo de motocicletas. Las motos de alta cilindrada se fabrican íntegramente en Italia y son modelos para clientes top, esto no cambiará. En cuanto a las motos de baja cilindrada, nos permitirá acceder a clientes que no les alcanza para la gama alta, e igualmente gozarán de la exclusividad de MV Agusta y no serán tampoco demasiado baratas. Además, si un cliente adquiere una MV Agusta de baja cilindrada y le gusta, posiblemente más adelante se pase a una de alta cilindrada”.

Al hilo de la exclusividad, Joan Ramon lo tiene claro: “Los clientes de MV Agusta reconocen que tienen sus pros y sus contras pero sus motos producen sensaciones, garantizan sensaciones y esto tiene un coste. Un cliente me dijo que probó un Ferrari y con MV Agusta tuvo la misma sensación, de nervio, de poderío. Además, cuando la gente ve una MV Agusta aparcada se para ante ella y realiza comentarios sobre ella, para bien o para mal, pero nunca pasa desapercibida, es especial”.

Crece el interés por MV Agusta

El responsable de la red MV Agusta para la zona de Catalunya de Motos Bordoy destaca que cada vez más son los motoristas atraídos por la marca italiana. Lo ha comprobado en la concesión de Barcelona: “La rotación de clientes que había hace unos dos años se ha duplicado. Además, antes el visitante tenía una media de 40 años o más y ahora en cambio son más los jóvenes los que preguntan. En este sentido, ha resultado clave que una moto top como la Brutale se puede limitar para poder ser conducida con el carnet A2. Por otra parte, los clientes apuntan que estas motos no pasan de moda y por este motivo apuestan por MV Agusta porque están cansados de cambiar de moto. A este factor se le suma que pierde poco valor, el cliente sabe que pagará un alto importe en la compra de la moto pero el valor de la misma baja poco”.

Profundiza Roda sobre el perfil del cliente MV Agusta: “Sabe lo que se está comprando y lo que se gasta. Su compra no depende de campañas promocionales en vigor porque no le preocupa tanto la cuestión del precio”. Y concluye: “Hemos vendido en nuestro concesionario de Barcelona cuatro MV Agusta Serie Oro, cuatro de las 300 unidades que se han fabricado para todo el mundo, lo que no está nada mal”. Efectivamente, no está nada mal.



También te puede interesar: