Fast Designs y Art Box (Montcada y Reixac): “Dos en uno”

Comentarios
0

Edgar García y Guillem Alonso lo tienen claro. Unidos, son mucho más. Son socios y amigos. Dirigen dos negocios pero comparten local. Entre ambos, hay sinergias que, al final, favorecen a sus clientes. Uno es un taller de pintura, Fast Designs, y el otro es de mecánica, ArtBox.

“En la misma nave, podemos hacer mecánica y pintura. Algo que pasa en pocos talleres, y menos de motos”, nos explica Edgar. A los 31 años se hizo con un ciclo medio, de chapa y pintura para coche. Empezó a pintar las motos de la gente del pueblo. Su compañero, Guillem Alonso, trabaja en MotoGP de mecánico, y cuando hay competición está viajando. Él estudió en la escuela de formación Monlau. Entró en un equipo e informó de que tenia un amigo, Edgar, que pintaba motos: “Empecé en casa, pintando en el patio. Somos de Palau Solità. Teníamos una nave allí, después fuimos a Caldes, y ahora, hace tres años que estamos aquí, ya. Yo empecé en 2008, en Palau, en Caldes, y luego ya en Montcada”.

Con ganas de aprender y un poco de suerte, abrieron las puertas para trabajar juntos. “Empiezas pintando una cosa, y por el boca a oreja te van saliendo trabajos. Es el trato y la rapidez. El tipo de cliente de inicios no es como el de ahora. Empecé en competición, de la mano de Guillem, y luego en circuitos hice propaganda, conseguí varios equipos, y ahora trabajo con motos de particulares, aquí en el taller”. Tuvo la visión de ir a talleres de la zona que solo hacen mecánica, para ofrecer servicios de pintura. La mayoría de talleres no cuentan con estos servicios, “o lo hacen para coches, pero dan prioridad a coches, las motos las dejan de lado… y yo solo hago motos”.

Comparten una zona de taller en la que, literalmente, te sientes como en un box.

Mientras Guillem repara motos, de competición y de cliente particular, Edgar hace lo propio en chapa y pintura, con una clientela que antes también abundaba en competición, y que ahora, hace un par de años, se dirije también al público. De manera que “ofrecemos un dos por uno. En pintura, hacemos mucha reparación, porque sale mucho más económico que cambiar una pieza. Las marcas no pintan. Te dan pieza nueva”.

En ArtBox, Guillem Alonso se dedica a competición, en MotoGP, y tiene un equipo del campeonato de España (FIM CEV). Son cuatro trabajadores entre las dos compañías. Disponen de unas instalaciones extraordinarias, con material específico para hacer un estudio de la mecánica y electrónica de cada motocicleta. Guillem Sanchís, mano derecha de Guillem Alonso, nos explica que hacen de todo: Suspensiones, motores, instalación de accesorios… A nivel de taller de calle, el tipo de cliente es de todo tipo: escúter, mantenimientos, y a través de nuestro banco de pruebas buscamos una clientela con motos más deportivas que quieren sacarle más rendimiento a la moto. Con el banco de potencia hacemos rodajes para motos de competición”.

Creativo y preciso
Edgar nos explica sus procesos de trabajo en pintura: “Hablo con el cliente, o te viene con la pieza desmontada (para ahorrarse el montaje y desmontaje). Luego hacemos la reparación por dentro, con materiales de plástico o fibra de carbono y después la reforzamos con masilla, imprimación, pintura, y barniz. Cambiamos de imagen motos de segunda mano, por ejemplo, que llegan rascadas. Si el cliente viene con una idea, me adapto. Pintamos chasis, llantas y carenados. Incluso has de tener en cuenta el material que usas por el tema del peso. En los dos años que pinté la moto de Marc Màrquez, la moto pintada pesaba un kilo y medio más. La vinilaron y yo solo la barnizaba para que no se levantasen las puntas de las pegatinas, para ahorrar décimas de peso”.



También te puede interesar:

Publicidad

COMENTARIOS
0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*