El sistema de control evaporativo (EVAP)

Comentarios
0

Tanto la normativa Euro V como la Euro IV (coexistirán durante algún tiempo) centran su mayor carga de cambios legislativos en medidas anticontaminación, entre ellas el control de gases de hidrocarburos sin quemar liberados a la atmósfera. Sobre este último actúa el sistema de control evaporativo (EVAP).

Las normativas europeas Euro IV y Euro V establecen que el valor máximo de emisiones de hidrocarburos evaporados y liberados a la atmosfera deber ser inferior a 2.000 mg/hora.

El fabricante de motocicletas, en el proceso de homologación ha de pasar por el ensayo de evaporación en parado. En esta prueba se introduce la motocicleta dentro de una cámara hermética y acondicionada.

La prueba se realiza dos veces, una con el motor frío y la otra con el motor caliente ya que se considera que el vehículo en reposo también evapora hidrocarburos, y por lo tanto, contamina.

El depósito de combustible se llena hasta la mitad de su capacidad y se equipa con unas resistencias para calentarlo entre 15 y 35 °C durante una hora. Una vez transcurrido este tiempo, se calienta el motor, se retiran las resistencias del depósito y se vuelve a controlar la cantidad de emisiones que se generan durante la siguiente hora mientras se va enfriando el motor y el combustible.

La complejidad de realizar estos ensayos con resultados correctos hace que esta restricción marcada por las nuevas normativas solo sea posible controlarla en la fase de homologación y que, casi con toda probabilidad, nunca veamos un punto de control de emisiones evaporativas en las ITVs.

Elementos del sistema EVAP

Depósito de combustible: Es el lugar donde se generan los vapores de combustible (hidrocarburos). El tapón del depósito está provisto de varios conductos y por uno de ellos circulan hacia el exterior del depósito los vapores de combustible.

Cánister: Recipiente relleno de filtro de carbón activo, actúa de almacén de vapores de hidrocarburos generados en el depósito de combustible.

Electroválvula EVAP: Es la encargada de abrir y permitir la circulación del vapor de combustible almacenado en el cánister hacia la admisión del motor.

UCE del motor: Es la centralita electrónica encargada de gestionar el momento de activación de la electroválvula EVAP.

  1. Salida de vapores del depósito
  2. Salida de vapores del cánister
  3. Entrada de vapores del cánister al motor
  4. Electroválvula EVAP
  5. Cánister (filtro de carbón activo)

Funcionamiento del sistema

Debido a la fácil volatilidad de la gasolina, en el interior del depósito se genera una gran cantidad de vapor de combustible. Este efecto aumenta cuanto mayor sea la temperatura del depósito.

El vapor es dirigido a través del tapón y mediante unos conductos hasta llegar al cánister. No hay un lugar específico donde los fabricantes lo sitúen, más bien lo sitúan donde pueden debido a su tamaño. Una vez los gases llegan a este punto, esperan hasta que la centralita de motor da la señal a la electroválvula; en ese momento se abre el paso de aire entre el cánister y los cuerpos de mariposa y el conducto va conectado después de la válvula de mariposa. Aprovechando la succión del motor entraran los gases que vienen del cánister para poder quemar todos los hidrocarburos que contiene.

El primer momento de apertura de la electroválvula EVAP se produce en el momento del arranque. De este modo se vacía el cánister de todo el vapor acumulado durante la parada del vehículo. Mientras está en marcha el motor, se activa esporádicamente para ir limpiando y eliminando los vapores generados.

Artículo técnico publicado en la sección MotoConsultas BertonBike del número 289 de MotoTaller junio-julio 2020.

UNA DOCUMENTACIÓN TÉCNICA DE BERTON

También te puede interesar: