Bscooter (Bilbao): “Eléctrico y urbano”

Comentarios
1

Bscooter es un negocio joven, pero no nos engañemos, le sobra experiencia en servicios de mecánica y atención al cliente. Su gerente, Harri Vergara, se confiesa un mecánico “de toda la vida”, cuyo afán fue desde los inicios convertir su pasión en una marca. Bscooter nace en Bilbao y no se contenta con poco. Quiere crecer. “Llevamos ya dos años y medio abiertos en esta ubicación. Quiero mantener este local y abrir otro. De momento, estoy contento con lo que hemos contruido, pero aspiro a crecer más, con más empleados, ampliar escaparate…”

No obstante, Harri sabe que la tarea no será fácil. Bilbao no goza del volumen de clientela motera de ciudades como Barcelona o Madrid. Pese a ello, cree que aún existe margen, gracias a la fidelidad de su público. Bscooter se enfoca a un cliente con escúter, eminentemente urbano. “Somos un taller multimarca, arreglamos todo tipo de motos, pero nos centramos en las urbanas. Y miramos al futuro, pensando en el eléctrico. La idea es posicionarnos ya en ese mercado, darnos a conocer, aunque sabemos que este nicho aún está un poco verde, pero creemos que va a ser el futuro en ciudad. En Bilbao le veo posibilidad. Cada vez tenemos más carriles bici y es más complicado acceder en coche. Creo que la eléctrica es una buena opción. Son motocicletas limpias, no hacen ruido, no molestan…”, añade. 

Además, según nos explica, el usuario a pie que no va en moto, lo ve con mejores ojos. “La pega es que a nivel de posventa te limitas a cambio de frenos, pastillas… Estas motos no tendrán tantos fallos mecánicos, pero sío eléctricos, de ahí la importancia de la formación en eléctronica y programación”, apostilla Vergara. Reconoce que las eléctricas son más sencillas, pero se inclinan a la sustitución de piezas más que reparar en el sentido clásico. Hay que diagnosticar. Son tres partes diferenciadas: motor, centralita y batería: “Si fallan las baterías, pueden estar a un 70% del precio de la moto. Es un hándicap de la moto eléctrica, y no tienen mucha capacidad como para dar mucha autonomía, pero en ciudad les veo muchas más ventajas que a las de gasolina”.

Su papel también es ser prescriptor. Puede ofrecer servicios con mayor perspectiva de mercado. Llevan a cabo todo tipo de reparaciones, presentan muy buenos precios en recambios, y priorizan el mantenimiento en sus instalaciones de casi 200 metros cuadrados, con sus cuatro trabajadores. Son sub agentes de SYM, Silence, Piaggio y Honda. También trabajan con las eléctricas Askoll y NIU, entre otras… 

Trabajo con flotas
Bscooter trabaja codo con codo con flotas de repartidores, que necesitan de sus servicios todo el año. Es una tarea asegurada, que reporta beneficios sin demasiados sobresaltos. Este taller ofrece servicios para Domino’s Pizza, Foster’s Hollywood, Just Eat… “El usuario de a pie es más aleatorio. Hoy te vienen dos motos, mañana una… Ofrecer servicio a flotas te reporta un retorno más regular”, nos explica Harri Vergara.



También te puede interesar: