Motos Santa Eulàlia (Barcelona): Calidad y servicio

Comentarios
1

Motos Santa Eulàlia (Nordisauto, S.L.) es una empresa multimarca con una más que contrastada experiencia en el sector de la automoción, tanto en la venta como en servicios posventa de motocicletas y coches. Para conocer a este concesionario oficial de Yamaha, KTM, SYM, Macbor y NIU, ubicado  en L’Hospitalet de Llobregat, charlamos con su equipo y comprobamos in situ su buen estado actual, sus inquietudes y sus planes de futuro.

David Granel, su gerente, nos habla de Nordisauto. El grupo es bien conocido: “La empresa nace en el 1995. Comenzamos con Daewoo, nos pasamos a Chevrolet, tocamos diferentes marcas como Mazda o Fiat, pero en un momento determinado decidimos  apostar por la moto. En 2017, creamos Motos Santa Eulàlia. Empezamos con Yamaha, y a continuación incorporamos otras marcas. Queríamos concebir un concesionario con diferentes ofertas, para cubrir todos los segmentos del mercado. Con Sym, proporcionamos una marca relación calidad precio, con Yamaha una marca de primer nivel, y KTM es una marca Premium diferenciada. Niu y Macbor completan nuestra variada oferta”. Pese a confesar que están muy especializados, son multimarca. Su equipo lo forman diez trabajadores, altamente formados, entre tienda y taller. Sus instalaciones cuentan con más de 500 metros cuadrados, a los que añaden más, destinados a coches (son servicio oficial Mazda y Ssangyong).

Ofrecen también sus servicios de recambios y posventa desde el corazón del popular barrio de Santa Eulàlia de L’Hospitalet de Llobregat, una buenísima ubicación para el negocio. Su objetivo primordial es dar un buen servicio y trato a todos sus clientes, cumpliendo al máximo con los estándares de calidad de las distintas marcas.

Nos cuentan que la venta profesional de recambio es otra pata de su silla, que les ayuda a mantener unos niveles buenos de facturacón en una época convulsa. Además, la moto de ocasión funciona. “Nos planteamos ir más allá en motos de ocasión. Ofrecemos un año de garantía y es una vía de negocio que siempre hemos tocado. Jugamos a todos los palos: recambio, taller, vehículo nuevo, ocasión. No llegamos a poner un rótulo de “compramos tu moto”, pero tal vez en un futuro no muy lejano eso pueda llegar”, añade Granel. Pese a la época extraña que nos ha tocado vivir, el negocio funciona también a nivel de taller: “Hemos podido ir trabajando, tanto que hemos aumentado nuestro servicio de posventa”.

Su variada oferta, ayuda. David nos cuenta que, además, han detectado incrementos de compra del usuario de moto urbana: “Lo bueno de Barcelona es que contamos con un cliente motorista y con otro que usa la moto a diario, como medio de transporte. Eso es una gran ventaja”. Sus cifras de ventas no son nada despreciables. Han llegado a despachar 800 nuevas, a las que se añaden 60 más, de compra venta, de media.

Contra la adversidad
Si bien el contexto pandémico aún colea, Motos Santa Eulàlia reconoce haber pasado la prueba. Sin embargo, otro gran problema se ha instalado en el sector, de manera generalizada, y es la falta de componentes. “Ocurre incluso en equipamiento y cascos. El transporte es carísimo, y los paros de producción se juntan, a todos los niveles. Con neumáticos, vamos haciendo, pero en Motonord (nuestra otra tienda del grupo, ubicada en Manresa) hemos tenido que hablar con nuevos proveedores para intentar tapar agujeros. No sabemos cuándo se va a solucionar esto. Hay incertidumbre. Es una pena porque el sector de moto, que resistía, ahora tiene problemas de suministro. Pero demanda tenemos, más de la que podemos satisfacer. Es un problema no solo nuestro, evidentemente. Es generalizado. Pero intentamos agilizar cuanto podemos las entregas. No obstante, pese a las complicaciones, notamos que empezamos a normalizar un poco”, concluye David



También te puede interesar: