Yamaha SCR 950: Diferente al resto

Comentarios
0

Difícil de catalogar y a medio camino entre una custom y una scrambler, llega a nuestras manos una peculiar propuesta formulada por Yamaha. Y es que esta SCR950 es una rara avis del mercado gracias a su concepto único para el que difícilmente encontramos una competidora natural. Esta japonesa navega entre dos aguas y ofrece unas cualidades muy particulares.

La SCR 950 se presenta como una moto a medio camino entre una custom y una scrambler.

La SCR es una moto de paseo a la que no le gustan las prisas. A simple vista, ya se percibe el apacible carácter que ofrece esta bonita motocicleta. Algunos elementos como la delgada y alta rueda delantera, su único disco o la horquilla muy lanzada que incorpora dan pistas del tipo de uso para el que la SCR950 ha sido desarrollada, es decir, el de disfrutar de un paseo por tu carretera favorita.

Estética desenfadada

El modelo de Yamaha es indudablemente bello. Pese a que el concepto y segmento en el que batalla la SCR950 no está claro, el diseño de la montura rezuma calidad en todos y cada uno de sus componentes. La marca de los diapasones transmite una estética desenfadada repleta de guiños a modelos de los años sesenta. Buen ejemplo de ellos son sus preciosas llantas de radios en aluminio, 19” delante y 17” detrás, el precioso depósito de combustible o el doble amortiguador trasero con depósito de precarga, efectivo y bonito.

Como todo modelo concebido en Iwata, la SCR950 ofrece unos ajustes precisos y unos acabados de excepción. Teniendo en cuenta que estamos ante una motocicleta que supera la barrera de los 10.000 €, se puede percibir una enorme robustez y atención a los detalles. Desde los dos estilizados guardabarros fabricados en acero hasta el cuentakilómetros redondo con pantalla LCD, todo ha sido meticulosamente diseñado para obtener esta bonita silueta. Otro elemento distintivo que nos ha gustado mucho es su correa de transmisión de caucho, muy al estilo Harley, que otorga una esencia americana inconfundible.

La Yamaha SCR 950 está basada en la XV 950, el modelo custom de la marca japonesa con el que comparte la mayoría de componentes.

Como ya hemos dicho, la scrambler de Yamaha no pretende ser más que un relajado elemento de disfrute en carretera. La SCR950 ofrece una posición de conducción natural gracias a un asiento plano, pensado para una plaza, y a un manillar ancho y elevado que nos coloca en situación. Esta ergonomía facilita un alto disfrute de conducción a ritmos comedidos. Si se enrosca el puño, nos toparemos con unos límites cercanos marcados por unas estriberas grandes y bajas con las que, además, es muy fácil atropellarse.

En carretera…y fuera de ella

En el apartado de conducción, este modelo nos ha dejado un poco fríos. Si empezamos por su propulsor, un bicilíndrico en V de 942 cc, diremos que la potencia de 54 CV es simplemente correcta. Pese a contar con un buen par motor, se echa en falta algo más de contundencia. Eso sí, el agrado de conducción y refinamiento y el bonito sonido que emana del escape son innegables.

El motor es un bicilíndrico de 54 CV de potencia.

Como suele ser habitual con este tipo de lanzado de la horquilla, este modelo no ofrece una enorme precisión en frenadas. La SCR 950 se disfruta yendo a un ritmo calmado. No es un modelo muy offroad, aunque la pudimos probar fuera del campo. Con ella, solo se pueden hacer pistas accesibles y fáciles. Se desenvuelve muy bien al tener mucha tracción detrás, lo que te permite jugar con la trasera y barrer un poco en la salida con mucho control. Todos los pesos están muy abajo y eso favorece un comportamiento noble. De nuevo, cuando te animas, es muy fácil tocar el suelo con los estribos. Además, la ubicación de la caja del filtro y de la transmisión primaria del motor obilga a las piernas a estar muy separadas del cuerpo de la moto, perdiendo algo de control y provocando alguna que otra quemadura. La ergonomía, en general, podría ser mejor.

Esta es una moto muy exclusiva por concepto que o la entiendes y te encanta o es completamente invisible a tus ojos en el catálogo. La japonesa es muy bonita, tiene un regusto clásico muy auténtico y, a su vez, tiene esos detalles muy modernos como el tablero digital y minimalista o el escape y motor acabados en negro. Como mínimo, es una motocicleta peculiar. Por 10.399 €, debes tener muy claro lo que quieres si optas por ella. Con un precio cercano, tenemos a Harley, con más presencia, o una Ducati Scrambler, más dinámica, o una Honda Rebel, mucho más económica. Y a ti, ¿te convence?

YAMAHA SCR 950

  • Motor: Bicilíndrico en V, 942 cc, refrigerado por aire, SOHC, 4 válvulas, Euro 4, ABS
  • Potencia: 54CV
  • Par: 79,5 Nm
  • Capacidad del depósito de combustible: 13 litros
  • Peso: 252 kg
  • PVP: 10.399 €

LO MEJOR

  • Bonito aspecto clásico
  • Calidad de acabados
  • Comportamiento off road (light)
  • Modelo poco común

LO MEJORABLE

  • Colocación de las estriberas
  • Posición de las piernas por la ubicación del motor
  • Precio elevado

EQUIPACIÓN DEL PILOTO (Ernest Vinyals)

  • Casco Origine Vega Classic
  • Chaqueta Lem Travel 3.0
  • Guantes Onboard Fresh
  • Vaqueros Onboard Kevlar
  • Botas TCX Track Evo WP

Hemos publicado la prueba de esta Yamaha SCR 950 en el número 287 de Mototaller de mayo de 2020.

También te puede interesar:

Publicidad
Zontes

COMENTARIOS
0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*