Una scrambler con estilo, la Voge 300 ACX

Comentarios
0

La familia Voge sigue creciendo y ahora llega la 300 ACX, un modelo basado en la neo-retro 300 AC pero con importantes modificaciones como para presentarse como una scrambler o todo terreno clásica. Ya está a la venta desde mediados de agosto y a un precio especial de 3.995 euros (el precio de tarifa es de 4.195 euros) como promoción de lanzamiento. Voge la comercializa con 3 años de garantía y con seguro de daños propios Renew.

Un motor compacto de 25,8 CV de potencia

La nueva Voge 300 ACX emplea como propulsor el monocilíndrico YF300 con caja de cambios de seis velocidades que impulsa también a la Neo-Retro AC, naked R, deportiva RR y Trail aventura DS, una mecánica de dimensiones muy compactas que emplea unas medidas internas de carrera corta que favorecen la potencia a alto régimen y una mayor facilidad para subir rápidamente de vueltas. En esta ocasión cumple la directiva anticontaminación Euro 5 conservando la misma cifra de potencia que las primeras versiones Euro 4 (25,8 CV a 8.500 rpm) e incluso superando ligeramente el registro máximo de par motor (23,5 Nm a 6.500 rpm). Las emisiones de CO2 en las pruebas de homologación se sitúan en los 74 g/km. Esta mecánica con refrigeración líquida emplea una culata con doble árbol de levas (DOHC) y 4 válvulas, con caja de cambios de seis velocidades e inyección electrónica desarrollada por el especialista alemán Bosch. Para anular sus vibraciones se dispone de un eje de equilibrado contrarrotante conectado al cigüeñal.

Para el bastidor se recurre a una estructura multitubular que queda a la vista entre el depósito y la culata, cerrado en su parte inferior por una simple cuna. El basculante es asimétrico mostrando por el lado izquierdo un perfil recto de sección rectangular, mientras que por el derecho se curva en forma de “banana” para salvar la salida del escape, el cual adopta una forma de megáfono con la salida elevada con líneas ligeramente diferentes a su hermana 300 AC.

El depósito, de 15 litros de capacidad, recibe unas formas redondeadas clásicas y tradicionales, estrechándose en la zona de apoyo de las rodillas. Se continúa con un asiento envolvente para el piloto con el tapizado superior en un acabado guateado; este asiento se eleva a tan sólo 798 mm del suelo, para que los pilotos de todas las tallas puedan llegar al suelo. La ergonomía, con una posición de conducción cómoda se consigue con un manillar de tubo elevado y ancho, y unas manetas de embrague y freno delantero regulables sin herramientas en apertura por medio de una ruleta de cuatro posiciones.

Equipamiento amplio y con carácter off road

Para acentuar su carácter “offroad”, se recurre a un guardabarros trasero elevado en lugar del pegado a la rueda y fijado al basculante que utiliza la 300 AC.

En contraste con ese clasicismo Scrambler, la 300 ACX emplea la última tecnología de alumbrado del siglo XXI: LED. Todos los componentes del sistema de iluminación son LED con un faro de forma tradicional circular que agrupa varios módulos LED de alta intensidad entre dos hileras verticales LED que hacen de luz DRL o posición. En el piloto trasero se emplea una guía luminosa en forma de U invertida para la luz de posición que envuelve una matriz de diodos en su interior para la luz de freno. Ese recurso, empleando hileras de diodos, se aplica a los cuatro intermitentes con la U apuntado al exterior.

Justo encima del faro, esta 300 ACX estrena un parabrisas ahumado que quita presión del aire de marcha al piloto y ayuda en su utilización por rutas de largo recorrido.

También las suspensiones se adaptan a los tiempos actuales. Delante con una horquilla invertida de eje centrado, 35 mm de sección de barras y 110 mm de recorrido a la rueda, se completa detrás con un monoamortiguador dotado de bieletas para conseguir un funcionamiento de progresividad variable.

A cada suspensión le corresponde una rueda que en esta ACX son de radios, subrayando su clasicismo y utilización “offroad” (de aleación en la AC). Las llantas son de 17 pulgadas y montan neumáticos mixtos con grandes tacos centrales y próximos entre sí para conseguir el mejor compromiso “off/on road”. En la delantera se montan nada menos que dos discos de 300 mm (excepcional para una moto de 300 cc) con sendas pinzas de doble pistón, mientras que en la trasera se emplea uno de 220 mm con pinza de simple pistón. La potente dotación de frenos se completa con el sistema antibloqueo ABS.

La instrumentación se confía a una pantalla LCD de alto contraste con 8 testigos luminosos y una toma de corriente USB muy práctica para conectar un móvil como navegador GPS. Además del obligado velocímetro con cuentavueltas gráfico, la pantalla incluye un indicador de marcha engranada, cuentakilómetros total y parcial, y nivel gráfico del depósito de combustible.

Por último, apuntar que la Voge 300 ACX se puede elegir en dos colores, gris y plata.

También te puede interesar:

Publicidad
Super Soco CPX

COMENTARIOS
0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*