MV Agusta Dragster RR SCS: Viva la vida

Comentarios
0

Elige la vida. Elige un empleo. Elige una carrera. Elige una familia. Elige un televisor grande que te pasas. Elige lavadoras, coches, equipos de música y abrelatas eléctricos. Elige la salud, colesterol bajo y seguros dentales. Elige pagar hipotecas a interés fijo… ¿Os suena? La lógica y el sentido común convertirán vuestras vidas en una experiencia plana, monótona y predecible, pero… ¿De verdad queréis esto? Por suerte, MV Agusta tiene la solución definitiva para añadir la dosis de caos necesario para volver a sentirse vivo, para que ir a dar un paseo se pueda convertir en un apasionante viaje lleno de emociones, de adrenalina, de olor a gasolina y de goma abrasada. Esta receta se llama MV Agusta Dragster RR SCS.

Escultura rodante

Referencias al cine de culto a parte, la nueva MV Agusta Dragster RR es una criatura esbelta, musculosa y tremendamente bella que alberga un gran poder. Como ya viene siendo habitual en este exclusivo fabricante de motocicletas italiano, el diseño y las calidades generales son de lo mejorcito que se puede adquirir en el mercado. No nos cansamos de admirar detalles tan arrebatadores como ese colín hueco que dibuja una trasera absolutamente despampanante o ese triple escape (marca de la casa) capaz de emitir un atronador aullido. Una vez has aparcado, es francamente difícil no girar la cabeza para volver a mirarla. A nivel estético, esta motocicleta nos parece intachable. El nivel de detalle es exquisito y solo algunos aspectos casi cómicos, como el de un retrovisor que no se mantiene en su sitio, nos recordarán que esto es una MV Agusta y no una Honda. Podríamos decir eso de que el gusto es algo subjetivo, pero hoy no. Esta Dragster es objetivamente arrebatadora y, desde MotoTaller, no aceptamos debate alguno…

Literatura metafórica sobre sentimientos a parte, centrémonos en las novedades y soluciones que aporta este modelo a la familia Dragster. La clave está en el apellido SCS y se refiere a un mecanismo de embrague desarrollado junto a Rekluse. Todos los elementos de una caja de transmisiones convencional están presentes a los que se añade un acoplador cinético similar al que podríamos encontrar en un escúter (que trabaja conjuntamente con el acelerador electrónico). En cuanto estás al ralentí, se desacopla y al subir las revoluciones del motor, se acopla, embraga la marcha y la moto se empieza a mover. De este modo y pese a llevar maneta de embrague, no es necesario accionarla en ningún momento a menos que lo queramos hacer. Eso sí, la dureza de esta maneta nos pareció elevada; por suerte, gracias al SCS y el quickshifter te olvidas de ella.

Siempre positivo

Explicaciones técnicas a parte, discernamos si un sistema así en una moto de este tipo es realmente necesario o si aporta lo suficiente como para apostar por el SCS. Después de convivir unos días con ella, podemos afirmar que en el peor de los casos, no resta nada. Por el contrario, la ventaja más evidente la encontramos en el apartado prestacional. El SCS combinado con el quickshifter permite centrarte únicamente en exprimir los 140 CV del nervioso tricilíndrico y en adecuar la velocidad para entrar en la próxima curva. Es especialmente útil no tener que preocuparse por la operación del embragado cuando nos disponemos a realizar una salida desde parado tipo dragster (muy propio de una moto llamada así). Además, debido a que se elimina el factor humano para embragar y desembragar, también se elimina la posibilidad de causar un desgaste irregular en el mismo embrague y se alarga su vida. El otro gran beneficio, aunque sea algo más anecdótico en una deportiva, es que se agradece mucho el SCS al circular por ciudad por razones obvias de practicidad y comodidad.

Igual de buena

Novedades en el embrague a parte, esta naked sigue siendo una deportiva súper efectiva, ágil y dinámica. Horquilla invertida regulable Marzocchi y amortiguador Sachs detrás, sistema de frenos “pata negra” de Brembo, un arsenal tecnológico de controles y modos de conducción y un peso de menos 175 kg hacen de esta Dragster una auténtica devoradora de curvas que con el SCS, ahora, te pone las cosas un poco más fáciles y cómodas.  Evidentemente, el alto coste de adquisición es un hándicap, pero si los tienes y quieres una naked deportiva de escándalo, escoge esta MV Agusta. Además, por la compra de una Dragster te ahorrarás los gastos de un psicólogo, aumentará automáticamente tu autoestima y tendrás una válvula de escape esperándote pacientemente cada día en tu garaje.

MV AGUSTA DRAGSTER RR SCS

  • Motor: tricilíndrico, 798 cc, 4T, refrigeración líquida, inyección electrónica, Euro 5, ABS y control de tracción.
  • Potencia máxima: 140 CV
  • Par máximo: 87 Nm
  • Capacidad del depósito de combustible: 16,5 litros
  • Peso: 175 kg
  • PVP: 21.900 euros

LO MEJOR

  • Detalles estéticos
  • Practicidad SCS
  • Exclusividad

LO MEJORABLE

  • Plaza acompañante
  • Precio elevado
  • Dureza de la maneta de embrague

EQUIPACIÓN DE NUESTRA MOTERA (Cristina Ávalos, @cristinaavalosclarii500r)

Esta exhaustiva prueba de la MV Agusta Dragster RR SCS le hemos publicado en el número 309 de MotoTaller correspondiente a junio de 2022.

También te puede interesar: