MotoConsejo Texa: Mantenimiento programado del Can-Am Outlander

Comentarios
0

El servicio Tex@info de Texa Ibérica Diagnosis describe a continuación cómo realizar el mantenimiento programado en un Can-Am Outlander. Este motoConsejo Texa ha sido publicado en el número 287 de MotoTaller correspondiente a mayo de 2020.

El plan de mantenimiento para el modelo en cuestión es posible visualizarlo e imprimirlo a través de la nueva función “Datos técnicos / Mantenimiento” del software IDC5 BIKE.

Gracias a esta función es posible conocer los elementos a verificar / sustituir desde el propio software de diagnosis (aceites, filtros…) además de disponer de datos técnicos con información del tipo de aceite, las capacidades de llenado, el tipo de bujías, etc. En resumen, en dicha función es posible encontrar toda la información relativa al plan de mantenimiento programado (Imagen 1) en función del tiempo o el kilometraje y los datos técnicos del vehículo seleccionado (Imagen 2).

Imagen 1.
Imagen 2.

Paralelamente a la propia intervención de mantenimiento, que prevé el control visual y la sustitución de algunos elementos, aconsejamos un control “electrónico” mediante la función “Global Scan” (Imagen 3). Se trata de una función importantísima que permite escanear las centralitas montadas en el vehículo obteniendo un informe detallado con las centralitas identificadas y la existencia o no, de averías en cada una de ellas.

En el caso de encontrarse averías en algún sistema, es necesario evaluarlas y proceder según sea necesario antes de realizar las operaciones de mantenimiento programado.

Realizados todos los trabajos de reemplazo y supervisión de elementos mecánicos y de control electrónico con la función “Global Scan”, es el momento de proceder con el reset del indicador de mantenimiento. Para ello, seleccionamos la función “Servicio de mantenimiento” (Imagen 4) y seguimos paso a paso todas las indicaciones mostradas por el software IDC5 hasta finalizar la configuración.

Imagen 3.
Imagen 4.

Por último, y como siempre, antes de la entrega del vehículo al cliente, es necesario realizar una prueba en carretera para asegurarnos del buen funcionamiento general y de que no aparecen nuevas averías.

También te puede interesar: