Motobike Reus: Un distribuidor multitarea

Comentarios
1

Cuando una afición deriva en trabajo, los resultados son siempre mejores. Y ese es el caso de Albert Pla Mustarós. Desde el inicio, su empresa se ha dedicado a la venta y a la reparación de bicicletas, motocicletas y quads, trabajando siempre y codo con codo con las marcas más importantes del mercado. Concesionario oficial Kawasaki, Triumph, Aprilia, Royal Enfield, Piaggio, Peugeot, Rieju… En marzo del 2015, Motobike Reus, se trasladó después de 19 años a las nuevas instalaciones en Avda. Marià Fortuny 30 de la misma población y construyó, con sus propias manos, literalmente, “pasando cables y todo”, un punto de referencia del sector de la moto en la provincia. Las instalaciones, que habían albergado un concesionario de automóviles, cuentan con 1.000 metros cuadrados, dos plantas y más de 40 metros de fachada con escaparate en pleno centro de Reus, con una amplia exposición de motos, de ropa y de accesorios para motoristas, y también un activo taller multimarca.

Pero, ¿cómo arrancó esta aventura Pla? Lo hizo con el colchón que proporciona su experiencia en competición y el conocimiento del mercado. “Empecé a ir en moto en 1987. Fui campeón de Catalunya con una Yamaha RD350. Un año después, mi amigo Jordi Arilla, mánager, entre otros, de Nani Roma, llevaba el equipo oficial de Fórmula 2 y decidí correr con ellos. Logré el Campeonato de España 1989 corriendo con Félix Rodríguez. El año siguiente participé en el Campeonato de Europa, en la primera carrera que se hacía en Calafat. Llegó la crisis en el 92 y trabajé con mi padre haciendo pre fabricados de hormigón”. Y. empezó a correr con bicicletas de montaña. A Pla le gusta competir con todo. “Y abrí una pequeña tienda, ya en el 93, que se llamaba Motobike, con 500 metros, y empezamos a vender bicis de montaña y muchas Riejus, así la plantilla empezó a crecer”.

Entonces lograron la concesión de Kawasaki, “estuvimos con ellos casi 10 años”. Otra de las múltiples tareas capaz de asumir Albert Pla fue la de preparar quads de Suzuki: “Tenía unas naves industriales y allí los montaba. Y esto fue muy rentable para mí. Suzuki me facturaba los vehículos a mí para minimizar los riesgos, y a cambio yo podía vender a otros concesionarios”. En el 95 se celebraron las primeras 24 horas de resistencia en el Circuit de Catalunya. Participó con una Honda CBR, con su amigo Pepe Ordóñez, “que es un técnico espléndido. Y aquel año conseguimos ser terceros”. En el 96, con su colega Jordi Arilla y con Toni Gutiérrez, corrió con Pere Riba, que ahora es el jefe de equipo de Jonathan Rea, de Kawasaki, y Martín Vázquez, “y ganamos las 24 horas, con una CBR 600, por delante de toda una armada de Yamahas. Aquello me catapultó. Me dio a conocer”. Al año siguiente, 97, repitió en las 24 horas, entonces con Luís Dantín y quedaron segundos.

En 2002, Pla tuvo un accidente gravísimo con un piloto, que perdió la vida. “Aquello me hizo pensar. Me marcó. Me concentré en el negocio y comencé a ir más en bici. Fui campeón provincial con bicicleta de montaña. Aquello me relajaba”. Fue su amigo Pepe Ordóñez junto con su hijo quien introdujo a Albert Pla en las carreras de moto clásicas. “Gané en su momento las 6 horas de Calafat y 30 años después, las 4 horas de Calafat clásicas”. Y en aquel momento tomó la decisión de cambiar de local, y reforzar su negocio.

Nuevas instalaciones:

Más de 1.000 metros cuadrados de negocio y más 1.000 vehículos vendidos en un año tienen la culpa de la expansión de Motobike. “Es algo que nunca habíamos conseguido. Estamos contentos con lo vendido, pero el problema es que los márgenes son muy pequeños. También vendemos mucho de segunda mano. Yo no soy un gran contable ni un súpervendedor, pero entiendo mucho de comprar algo, recuperarlo y venderlo. Tengo técnicos de taller buenísimos, gente de ventas excelente, todos dentro de su zona. Soy un apasionado de la causa. No tengo problema para trabajar en domingo. Me siento realizado”.

Dos plantas de negocio, con un taller potente: “Donde los fabricantes ven una carga, yo veo una solución. El taller da mucho por poco. Este pasado año hemos colocado 4.000 neumáticos, eso son beneficios procedentes del taller”. 10 trabajadores lo dan todo en este establecimiento. Abierto también los sábados por la mañana, en pleno bullicio de mercado en Reus, asegura que las ventas semanales se centran entre las 18 y 20 horas y su récord son 15 vehículos vendidos en un mismo día.


Tambien te puede interesar:

Publicidad
Euromoto 85 Putoline 2020

COMENTARIOS
1
Añadir comentario

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*