Las matriculaciones de motos en Europa repuntan tras el reinicio de la actividad

Comentarios
0

ACEM, la Asociación Europea de Fabricantes de Motocicletas, ha dado a conocer las cifras de matriculaciones de motocicletas en Europa durante el primer semestre de 2020. En los cinco mercados más importantes y que copan el 80% de las ventas (Francia, Alemania, Italia, España y Reino Unido) se han matriculado 413.212 motocicletas, un 17% menos que en los seis primeros meses de 2019. La cifra aún es negativa pero el mercado ha repuntado tras el reinicio de la actividad y el fin de los confinamientos ya que entre enero y abril la caída de las ventas alcanzaba el 32,7%.

Más en detalle, en el primer semestre de año se han matriculado 111.634 motocicletas en Alemania; 106.507 en Italia; 91.093 en Francia; 62.448 en España y 29.091 en Reino Unido.

Por lo que respecta a las matriculaciones de ciclomotores, en sus seis mercados más importantes (Bélgica, Francia, Alemania, Italia, Países Bajos y España) se han matriculado 110.600 entre enero y junio de 2020, un 6,9% menos que en el mismo periodo del año pasado, un descenso leve dadas las circunstancias de los últimos meses de pandemia.

Antonio Perlot, secretario general de ACEM, ha valorado estas cifras: “Los volúmenes de matriculaciones de motocicletas y ciclomotores se mantienen por debajo de los niveles de 2019 debido a las medidas de choque contra el Coronavirus de la primavera. Sin embargo, el repunte parcial desde el inicio de las actividades constata que los consumidores consideran los vehículos de dos ruedas como excelentes opciones de movilidad y ocio en el contexto actual”.

El repunte parcial desde el inicio de las actividades constata que los consumidores consideran los vehículos de dos ruedas como excelentes opciones de movilidad y ocio en el contexto actual” señala Antonio Perlot, secretario general de ACEM.

No obstante, Perlot llama a la prudencia: “aún es pronto para sacar conclusiones significativas sobre la evolución a corto plazo del mercado y las operaciones dentro del sector debido a la evolución imprevisible de la COVID-19. La segunda mitad del año se presenta crucial por el hecho de que un gran número de distribuidores en toda Europa y en particular en los mercados más afectados todavía padecen una presión financiera considerable. Además, se enfrentan el desafío de gestionar el exceso de stock de modelos Euro 4 que se convertirán en un lastre si no se producen cambios regulatorios por parte de las instituciones europeas”. Al hilo de esta última cuestión, Perlot añade que “la industria de la motocicleta en Europa hace una nueva llamada a los responsables políticos para que apoyen a los fabricantes, concesionarios y proveedores en estos tiempos difíciles mediante la extensión del plazo para vender vehículos Euro 4 y medidas financieras específicas a nivel nacional”.

También te puede interesar: