La joven promesa del mercado se llama Voge 500R

Comentarios
3

Debemos reconocer que llevábamos varios meses esperando el día en el que llegara a nuestras manos este modelo. Previamente, Grupo Onex, empresa importadora de Voge, nos había anunciado la llegada de un producto nuevo y fresco fabricado con unos estándares de calidad muy altos. Este desembarco materializa la intención del grupo Loncin, un gigante chino con varias marcas y millones de motos fabricadas anualmente, de lanzar desde cero su primera marca premium a nuestro mercado.

La primera impresión con esta naked bicilíndrica no podría haber sido mejor. Nos hemos encontrado con una atractiva motocicleta repleta de cualidades. Sin duda, la Honda CB500F sería la alternativa más parecida en el mercado ya que tienen dimensiones parecidas. Además, cuentan con un motor muy similar, aunque con diferentes caracteres. La 500R está llamado a ser uno de los modelos estrella de Voge y se espera que consiga una significativa cuota de mercado en el competido universo de las naked. Por segmento y concepto, esta motocicleta ha sido diseñada para exceder todas las expectativas de aquel que se acaba de sacar el carnet A2.

Es innegable el atractivo que rezuma este nuevo modelo. Su trabajado diseño está repleto de angulosas y musculosas líneas que confieren un cierto aire deportivo. La 500R tiene empaque, se percibe como una moto deportiva, compacta y muy bien acabada. Un detalle que nos ha encantado es la agresiva óptica frontal con su propia firma lumínica. La calidad de los plásticos y los ajustes y su abundante equipamiento dejan claro que estamos ante un producto que quiere ser una declaración de intenciones.

Si bien el diseño es más que correcto, lo que diferencia a este modelo de sus principales competidores es su excelente parte ciclo. Pocas marcas pueden exhibir en su primer modelo el poderío del que hace gala esta Voge. La primera sorpresa la encontramos en el tren delantero donde va montada una horquilla invertida con barras de 41 mm firmada por el renombrado especialista KYB. Detrás, un monoamortiguador trasero con sistema de bieletas completa el conjunto. Si nos fijamos un poquito más, veremos el doble disco delantero mordido por un sistema de otro “primer espada” como es Nissin (con ABS de doble canal de Bosch).

Estos componentes de primera categoría junto a un chasis rígido y ágil hacen de este modelo una máquina para disfrutar, accesible y competente. El otro gran ingrediente para que funcione esta receta china es su enérgico bicilíndrico heredado de la Honda CB500F.

Funciona y suena de maravilla y con un refinamiento similar, este motor tiene un punto más de agresividad que el japonés. Se le supone una fiabilidad similar. Sin manejar una desorbitada cifra de potencia, sus enérgicos y juguetones 43,5 CV son perfectamente suficientes para dibujarte una sonrisa en tu carretera favorita.

Desde el primer momento en el que empiezas a circular, la 500R transmite un aplomo propio de cilindradas superiores. El trabajado tarado de suspensiones tiene el punto de dureza necesario y absorbe las imperfecciones de forma intachable. La postura de conducción es muy cómoda gracias a una altura del manillar y una posición de estriberas muy correcta. El buen funcionamiento de la horquilla delantera y el equilibrado chasis confieren a la Voge una enorme precisión y estabilidad en curva. Su frenada es potente y progresiva y el ABS de doble canal de Bosch funciona a las mil maravillas. En definitiva, estamos ante una motocicleta fácil y poco intimidante que no es la mejor en nada, pero que lo hace todo bien.

A la Voge 500R no le falta de nada y cuenta con un completo equipamiento compuesto por iluminación full LED, una pantalla LCD con toneladas de información, un conector USB e, incluso, manetas de embrague y freno regulables. Esta montura no renuncia a ninguna comodidad tecnológica e iguala o supera a la mayoría de sus competidoras.

Está claro que Voge no se ha conformado con hacer una buena replica el modelo japonés previamente nombrado. La marca china ha buscado mejorarla añadiéndole doble disco delantero, una horquilla invertida de calidad, manetas regulables… Una serie de elementos que elevan el producto y lo tornan en algo más atractivo, con más presencia, personalidad y carácter. Por un tramo de precio inferior en casi 1.000 euros respecto a la CB500F, tienes una moto más completa y con una tecnología similar. El precio de la Voge es de 4.995 €. Con esta motocicleta se puede ir al trabajo cada día, es fiable y aunque sin florituras, no le echarás en falta nada. Si la marca es capaz de superar los prejuicios iniciales del cliente, este y los futuros modelos puede tener mucho éxito.

VOGE 500R

MOT: Bicilíndrico en línea, 471cc, 8v, DOHC,
ref. líquida, Euro4, ABS
POT.: 43,5 CV
PAR: 40,5 Nm
DEP.: 16,5 l.
PES: 198 Kg
PVP promo: 4.995 € (sin promo: 5.395 €)

Lo mejor

  • Componentes de primeras marcas 
  • Enérgico y refinado motor 
  • Aplomo y agilidad 
  • Relación calidad-precio

Lo mejorable

  • Falta de pedigrí 
  • Pocos accesorios originales 
  • Sin conectividad smartphone

Nuestra motera

Mari Calero @mariacalero26

Equipación

casco: MT Helmets Blade 2 SV
chaqueta: RST GT Ladies
guantes: Eleveit RT-1
vaqueros: Büse Denver Lady
botas: Eleveit T-Sport Lady


También te puede interesar:

Publicidad
Hanway

COMENTARIOS
3
Añadir comentario

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*