La G1 se suma a la ofensiva 125 de Zontes

Comentarios
0

Si hace unos días os informábamos sobre la llegada de la naked U125 con la que Zontes desembarca en el segmento 125, la marca distribuida por Turbimot nos presenta ahora el que será su segundo modelo para el octavo de litro, la G1 125. Zontes la define como una scrambler con toques vintage, de alta calidad, precio muy atractivo y tecnología punta. Al igual que la U125, la G1 125 estará disponible en la primera quincena de septiembre en los 45 puntos de venta que forman la red de distribución coordinada por Turbimot. Su precio de lanzamiento será de 3.195 euros y hasta el 30 de noviembre se beneficiará de una promoción de seguro con terceros gratuito.

Una neo retro muy equipada

La nueva Zontes G1 125 tiene una marcada estética vintage que se combina con trazos vanguardistas y una amplia dotación tecnológica. Así mismo, al tratarse de una scrambler, permite un uso mixto. Contribuye a un uso más off road unas suspensiones de largo recorrido y unos neumáticos anchos y de taco grande que, no obstante, no comprometen su adherencia en el asfalto.

Zontes ha prestado especial atención a los acabados y a la calidad de los materiales empleados así como al equipamiento. Así, la G1 125 cuenta con unas defensas por barras protectoras muy recogidas que se integran de forma óptima con su estética, con unos espejos retrovisores de estilo Café Racer situados en un manillar de tubo de conicidad variable que incluye unos prácticos y atractivos protectores de manetas o con la tecnología Full-LED de la que se benefician el faro principal, el piloto trasero y los cuatro intermitentes.

Mención especial merece el panel de instrumentos con pantalla panorámica LCD por la abundante información que proporciona: cuentavueltas gráfico con zona roja a partir de las 10.000 r.p.m., nivel de combustible, indicador de marcha engranada, temperatura del refrigerante, reloj horario, voltímetro, cuentakilómetros total o parcial y mapa de funcionamiento elegido: Deportivo (S) o Económico (E) seleccionable desde unos de los muchos botones de sus piñas. La información se completa con seis testigos luminosos y dos botones para ajustar y seleccionar las diferentes funciones del panel.

Bastidor, suspensión, motor y frenos

La G1 125 y la U125 comparten le mismo robusto bastidor de simple cuna con un basculante en fundición de aluminio con las nervaduras a la vista y que es asimétrico, por el lado derecho adopta una forma curva o “en banana” para salvar la salida de su corto escape. En este basculante se fija un monoamortiguador regulable en precarga de muelle mientras que en el tren delantero se ha apostado por una robusta horquilla invertida.

En cuanto al motor, monta un monocilíndrico DOHC de 4 valvulas, 125 cc y refrigeración líquida que entrega 14,6 CV de potencia y 13 Nm de par máximos. Su sistema de inyección electrónica es de Bosch, la caja de cambios es de seis velocidades y se distingue por su embrague anti-rebote (tecnología desarrollada en MotoGP) que permite hacer reducciones de marcha bruscas evitando que el neumático pierda el contacto con el firme. Una cuestión también muy importante, el propulsor de la G1 125 ya cumple con la nueva homologación Euro 5.

Por último, el sistema de frenos está a la altura: discos de freno de gran diámetro delante y detrás con sistema ABS Bosch de dos canales.

También te puede interesar: