La Crom Ride gana adeptos

Comentarios
1

La edición 2022 de la Crom Ride volvió a ser todo un éxito, tanto de participación como de organización. La sexta edición se celebró el pasado 2 de julio y superó los 650 inscritos que recorrieron 540 kilómetros de una variada ruta principalmente por la provincia de Girona con salida y llegada en el Pabellón Fontajau de la capital de la provincia catalana. La combinación de tramos revirados con otros más relajados hizo que la gran mayoría de participantes culminaran a media tarde una ruta que les llevó por el Empordà, Pirineo o el Osona .

Una ruta para disfrutarla

La ruta fue impresionante a nivel paisajístico. Estructurada en controles de paso, éstos fueron coordinados por la organización y el Patronato de Turismo de Costa Brava y Pirineos de Girona.

A primera hora se inició el recorrido y los inscritos se dirigieron hacia la comarca del Empordà a través del conocido tramo de Santa Pellaia. Tras un primer control en las ruinas de Empúries con refrigerio gentileza de Vilajuïga, el segundo ya estaba en el Prepirineo, concretamente a los pies del impresionante acantilado basáltico de Castellfollit de la Roca, visto desde Montagut, donde se contó con la asistencia de Motorex. La ruta continuó hacia un clásico, la Collada de Toses hasta La Molina donde Motocard propuso un control de paso con el atractivo de una ruleta que dio a todos los participantes un premio seguro. Atravesando el Coll de la Creueta pasando por Berga y siempre circulando por reviradas carreteras secundarias se llegó a Gòsol para disfrutar de las vistas de la montaña del Pedraforca. Allí, se habilitó un control Clice y una asistencia Shoei para el cuidado del casco y de las pantallas. La ruta prosiguió hasta la comarca del Osona tras atravesar el Lluçanès y la expedición repuso fuerzas en Viladrau y degustó el sabor de las mejores manzanas del mundo, las “pomes” de Girona. La última etapa fue corta pero intensa ya que transcurrió por emblemáticos tramos de rallies de Cladells y Brunyola para culminar en la capital donde confluyen los ríos Güell, Onyar y Ter.

Una vez finalizada la ruta, los motoristas y sus acompañantes disfrutaron de una cena informal con hamburguesa, nachos y cerveza. En esta sexta edición, el regalo de “finisher” fue un buff original Crom Ride que se sumó a la camiseta de bienvenida ofrecida por Clice.

Amplio elenco de colaboradores

En el Pabellón Municipal de Fontajau en Girona, la Crom Ride monto un paddock de exposición en el que montaron carpas un buen número de empresas:

  • Honda Blanmoto
  • Guzzi y Aprilia Tecnimoto
  • Grupo Bordoy-Macbor
  • Triumph Girona
  • Benelli
  • Royal Enfield
  • Fantic-Suzuki Importcross
  • KTM-Kawasaki Basolí
  • CF-Brixton-SWM-Zontes-Voge Girona Motor Shop
  • VectorNote
  • Shad
  • Galfer
  • Olympia
  • Atlantis Moto
  • Ducati Motounivers Girona
  • Clice

Por su parte, el Servei Català de Trànsit, en colaboración con ANESDOR, impartió cursos monitorizados de Formació 3.0 de seguridad y conducción de motocicletas.

MOTOTALLER SE APUNTÓ A LA CROM RIDE 2022

El director de MotoTaller, Ernest Vinyals, y la colaboradora de nuestro medio Gloria Comino, dejaron muy alto el pabellón de MotoTaller en la Crom Ride. No solo finalizaron la prueba con solvencia sino que sorprendieron al resto de participantes con el par de Moto Morini X-Cape con las que realizaron la ruta. Esta trail media causó sensación por su atractivo diseño y en los más de 500 kilómetros recorridos exhibió sus excelentes cualidades a nivel de dinamismo y comodidad. En breve os ofreceremos nuestra crónica del evento.

También te puede interesar: