Keeway Vieste 125: Vestida de ciudad

Comentarios
0

Keeway acaba de introducir un nuevo y fresco modelo a su catálogo de escúteres urbanos. Con la llegada del Vieste, el fabricante perteneciente al gigantesco grupo Qianjiang Motors constata su apuesta por el mercado europeo lanzando una interesantísima solución de movilidad. La marca asiática ha dado un significativo paso delante en términos de diseño y calidad para intentar convencer a un exigente público urbano.

Diseño atractivo y moderno

Salta a la vista el enorme esfuerzo de Keeway por ofrecer un diseño atractivo y muy moderno. Por concepto y formas, podríamos afirmar que el Vieste tiene como objetivo principal sustraer ventas a modelos como el Yamaha N-Max, el PCX de Honda o la Jet14 de SYM. Sin duda, lo nuevo de Keeway nos recuerda a estos modelos y reinterpreta este segmento con una opción más asequible que sus rivales, aunque también algo más sencilla en cuanto a tecnología.

Estéticamente, este escúter nos ha gustado mucho, esconde muchos detalles de calidad y poco tiene que envidiar a sus rivales. Estamos ante un modelo de dimensiones compactas pensado para ser muy accesible a todo tipo de estaturas. Desde su afilado y elaborado frontal hasta la vistosa y escultural óptica trasera, la moderna estética de la Vieste nos ha convencido. El nuevo modelo de Keeway cuenta con unos plásticos y unos ajustes de calidad en todos y cada uno de sus componentes. Mención especial merece su vistoso cuadro de instrumentos que combina los relojes analógicos con un completo display digital. Es bonito y de fácil lectura, aunque el giro de derecha a izquierda del cuentarrevoluciones nos trae un poco de cabeza por poco intuitivo.

Contrastando con la modernidad del diseño exterior, encontramos el que quizás sea el punto más débil de la Vieste: su motor. El propulsor monocilíndrico que ha escogido Keeway para su nuevo escúter está refrigerado por aire y ofrece algo menos de 11 CV de potencia. Pese a que su funcionamiento es irreprochable, ofreciendo unas altas cotas de refinamiento y suavidad, el empuje se queda algo corto respecto a muchas de sus rivales. En este sentido, creemos que Keeway debería haber apostado por una mecánica algo más tecnológica y poderosa. En cualquier caso, el funcionamiento de la Vieste es muy agradable y resulta suficientemente brioso como para realizar ágilmente las conmutaciones urbanas diarias. Uno de los elementos que más nos han llamado la atención acerca de este propulsor es que la Vieste ofrece la posibilidad de arrancarlo por patada. Este elemento, muy poco común en los escúteres de hoy en día, nos hubiera ido muy bien a muchos cuando nos quedamos sin batería durante el confinamiento.

Ágil y bien equipada

Como buen escúter de rueda pequeña, su comportamiento resulta extremadamente ágil e ideal para los desplazamientos en ciudad. La trabajada ergonomía ofrece una posición de conducción muy cómoda que solo se ve empañada por el alto túnel central que puede dificultar el acceso. Sorprendentemente, el tarado de suspensiones es bastante firme debido a un amortiguador trasero que nos ha parecido que rebota demasiado ante irregularidades del firme. Por el contrario, esta característica puesta a punto ofrece un tacto más deportivo de lo que estamos habituados y una relativa sensación de aplomo en apoyos fuertes. Aunque la Vieste apueste un sistema de frenada combinada CBS en vez de ABS, su funcionamiento es muy contundente y resulta muy fácil dosificar el poder de detención.

El Keeway Vieste cuenta con un completo equipamiento en el que destaca un sistema de arranque sin llave muy al estilo de Honda, con un mando giratorio que, además, permite acceder al depósito de combustible y al compartimento de carga. Bajo el asiento, ofrece una capacidad suficiente para albergar un casco jet y algún otro objeto. Otros elementos como la toma USB, el botón para activar los warnings o su iluminación Led para todas las funciones redondean las aptitudes de este gran escúter. Se nota que Keeway es un fabricante que empieza a ser maduro lanzando un producto convincente por el que piden una ajustada suma de 2.399 €, una cifra claramente inferior a la de sus principales rivales asiáticos.

KEEWAY VIESTE 125

  • Motor: monocilíndrico, 125 cc, refrigerado por aire, inyección electrónica, Euro 4, CBS
  • Potencia máxima: 10,5 CV
  • Par máximo: 10,7 Nm
  • Capacidad del depósito de combustible: 9,5 litros
  • Peso: 134 kg
  • PVP: 2.399 euros

LO MEJOR

  • Diseño atractivo
  • Refinamiento del motor
  • Precio competitivo
  • Agilidad y dinamismo

LO MEJORABLE

  • Ausencia de ABS
  • Justo de potencia
  • Arco central muy elevado

EQUIPACIÓN DE LA PILOTO (Laura Sánchez, @automotoilvi)

  • Casco SMK Streem Heroic
  • Chaqueta Seventy Degrees SD-JT46
  • Guantes Seventy Degrees SD-C22

También te puede interesar: