Europarts Bike (L’Hospitalet de Llobregat, Barcelona): Traje a medida

Comentarios
1

Europarts Bike se ha convertido en todo un referente de la personalización en el área de Barcelona desde que abriera sus puertas en 2008. Gracias a su extensísimo stock de componentes de las mejores marcas del sector, el distribuidor español es capaz de plasmar la personalidad de cada cliente en su motocicleta. Por todo ello ha sido escogido el Distribuidor del Mes del número 293 de MotoTaller correspondiente a diciembre de 2020.

L’Hospitalet de Llobregat, una ciudad colindante a Barcelona, es hogar de un distribuidor un poco diferente al resto que abrió sus puertas hace poco más de 12 años. Igual que tantos otros en aquella época, Marcos Escobedo perdió su trabajo por culpa de la archiconocida crisis financiera de 2008. Justo en ese momento, decidió aprovechar su pasión y conocimiento por la personalización de vehículos para tirarse a la piscina y abrir una pequeña tienda en el centro de L’Hospitalet. “La idea inicial siempre fue la de vender accesorios y realizar su montaje para personalizar y conseguir motos únicas. Al principio realizábamos muchas motos pequeñas, tipo Honda SH, y progresivamente empezamos a tocar motos más grandes”, destaca Marcos.

Uno de los principales obstáculos con los que se topó nuestro protagonista en esa primera etapa del negocio fue la dificultad de convencer a muchas marcas para comercializar su producto. Por lo tanto, mucho material vendido por Europarts Bike se compraba a través de otras tiendas con la correspondiente merma de márgenes. Sin embargo, el primer local, con apenas 100 m2 entre exposición y un pequeño taller de montaje, sirvió para hacer crecer un negocio especializado en plasmar la personalidad del cliente en su motocicleta.

Si un cliente quiere algo que va hacer que la moto no funcione bien, no se lo monto. Yo quiero estar tranquilo y contento con todo lo que instalo”. Marcos Escobedo

Durante los primeros seis años fuimos creciendo, cogiendo cada vez más marcas y aceptando encargos de transformaciones más gordas. Fue en ese momento cuando decidimos dar un paso más. Teníamos una buena base de clientes y decidimos coger una infraestructura más grande y más marcas de importación” nos cuenta Marcos. La satisfacción de los clientes junto a la activa presencia de Europarts Bike en redes sociales y el boca a boca hizo ganar relevancia a un distribuidor con fama de mover cielo y tierra para conseguir el acabado deseado por el cliente.

El nuevo local, situado a pocos kilómetros de la primera tienda, contaba con el doble de superficie y la posibilidad de crear una exposición acorde con muchas de las marcas que comercializan. Acompañando esta transición, no se puede evitar hablar de la cierta especialización de la tienda en T-Max, un popularísimo modelo en la ciudad cuyos propietarios son proclives a la personalización. En este sentido, Marcos apunta, “Estamos abiertos a personalizar cualquier tipo de moto. Aunque es cierto que hacemos mucha T-Max, no nos queremos encasillar”.

Europarts Bike se ha convertido en un auténtico especialista en la personalización de todo tipo de motocicletas y tiene un voluminoso stock de algunas de las más prestigiosas marcas de componentes, accesorios y componentes. En su extenso catálogo podemos encontrar fabricantes como Rizoma, BCD Design, JetPrime, Akrapovič, Braking, LighTech, Galfer o Brembo, entre muchas otras. Como buen especialista, Marcos es el que se encarga de estudiarse todas las novedades que van saliendo o van a salir al mercado para que sus clientes puedan escoger sin miedo a arrepentirse.

Cuando entra un cliente en el distribuidor barcelonés con la intención de realizar un proyecto sobre su motocicleta, Marcos realiza una primera toma de contacto preguntando todo aquello que desearía el cliente. Es un universo casi infinito de posibilidades en el que nuestro protagonista intenta poner orden y marcar los límites de aquellos componentes que podrían comprometer el buen funcionamiento de la moto. Tal como afirma Marcos, “Si un cliente quiere algo que va hacer que la moto no funcione bien, no se lo monto. Yo quiero estar tranquilo y contento con todo lo que instalo. De hecho, la mayoría de los elementos que monto ya los he probado previamente para poder aconsejar con conocimiento de causa”.

Para todas aquellas operaciones que requieran una adaptación más elaborada, Europarts Bike trabaja con un taller de pintura, un tornero, un tapicero y un ingeniero técnico, con los que poder ofrecer un servicio integral y una transformación completa. Complementando la ofensiva comercial, Europarts Bike comercializa equipamiento con el que dar respuesta a las necesidades más “comunes” propias de una gran ciudad. Este pequeño gran distribuidor destila pasión y ofrece un trato transparente, cercano y personalizado apostando, siempre, por los mejores componentes.

Venta digital

Lo cierto es que esta maldita crisis sanitaria ha supuesto un fuerte y convulso momento económico que, obviamente, ha afectado a Europarts Bike. Sin embargo, a lo largo de todos estos últimos meses, el negocio catalán ha podido contar con los ingresos conseguidos por su exclusiva plataforma de venta online. Hace poco más de dos años, EuroParts Bike abrió su tienda online. Eva Gallego, la pareja de Marcos, es quien gestiona el día a día de una web que, actualmente, representa un significativo porcentaje de ventas totales. Tal como afirma Marcos, “lo que al principio era una cosa extra, ahora nos está ayudando a aguantar el chaparrón del Covid. Cada día se va subiendo algún producto nuevo. Hay que dedicarle un tiempo y dar muchas especificaciones ya que nuestro tipo de producto recibe muchas consultas, pero estamos muy contentos con este canal de venta”.

También te puede interesar: