Brixton también apuesta por J.Juan

Comentarios
2

El modelo Crossfire 500 de la marca Brixton monta en equipo original varios componentes de frenado J.Juan, concretamente, las pinzas radiales y las manetas regulables e integradas en las atractivas líneas de esta naked de estética neo retro.

La Brixton Crossfire 500 monta un motor de 500 centímetros cúbicos y 48 CV de potencia. A nivel de componentes, Brixton (marca de KSR Group), ha apostado por la calidad de marcas reconocidas porque, además de los componentes de frenado J.Juan, monta una horquilla invertida y ajustable Kayaba, el ABS de Bosch y unos neumáticos Pirelli Angel GT.

También te puede interesar: