Brixton acaba de presentar su revolucionaria Crossfire 500

Comentarios
0

Esperado como pocos modelos en llegar al mercado, Brixton Motorcycles acaba de presentar su espectacular Crossfire 500 y su versión más campera, la Crossfire 500 X. En poco más de cuatro años, la compañía ha experimentado un crecimiento exponencial gracias a su particular propuesta: la fabricación de una motocicleta bonita y asequible. Su primer y exitoso modelo fue la BX125 y a partir de ahí, han ido añadiendo distintos modelos a su catálogo. Sin embargo, el punto de inflexión y el salto hacia delante en calidad ha llegado con la creación de su centro de I+D en Krems, Austria y el posterior lanzamiento de su original y fresca Crossfire 500, una deliciosa naked con aire scrambler.

Presentada al unísono en todo el mundo a través de un evento online, Brixton ha dado el salto definitivo a una cilindrada media enfocada a captar moteros con el carnet A2. El principal argumento de venta para este estilizado modelo es su original estética. El característico depósito en forma de X es su rasgo más diferenciado, aunque esta montura esconde un sinfín de detalles estilísticos que generan su propia personalidad. Desde el vistoso faro frontal con su pertinente firma lumínica LED, hasta su moderno reloj digital multifunción, son elementos que han sido cuidadosamente diseñados para aportar calidad y belleza a partes iguales. Estéticamente hablando, ambas versiones se diferencian por algunos elementos como el tipo de portamatrícula usado, un asiento diferente y por un manillar de distinta anchura.

El propulsor de la Crossfire es un bicilíndrico de 486cc que ha sido desarrollado enteramente por Brixton a lo largo de los últimos dos años y 80.000 horas de trabajo. El objetivo propuesto era el de conseguir la potencia máxima del carnet A2, es decir, 35 kW o 47 CV con un propulsor alegre y fiable. Después de decenas de miles de kilómetros de pruebas, tanto en banco de prueba como en carretera, Brixton no se ha precipitado hasta conseguir una pieza de ingeniería de calidad.

Acompañando a su nuevo propulsor, la marca europea no ha reparado en gastos para formar una buena parte ciclo así como un chasis rígido y ágil. Brixton ha confiado en el especialista KYB en ambos ejes con un sistema de amortiguación totalmente regulables. Para el sistema de frenado han optado por una empresa de casa como es J.Juan y lo han asociado al dispositivo antibloqueo de frenada firmado por Bosch. Asimismo, los neumáticos en la versión Crossfire 500 son los Pirelli Angel ST y en la Crossfire 500 X son unos Pirelli MT 60. La producción de ambas versiones de la Crossfire 500 ha empezado al mismo tiempo. Se espera que los primeros modelos lleguen a los distribuidores de Brixton en España a partir de este mismo agosto. Los precios para semejantes monturas serán de 5.999€ para la Crossfire 500 y 6.299€ en la Crossfire 500X.



También te puede interesar:

COMENTARIOS
0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*