BMW Nine T Urban G/S: Deseo vintage

Comentarios
1

La pasión, la herencia y la exclusividad se dan la mano en esta superlativa motocicleta que ofrece BMW cuyo reportaje de la prueba hemos publicado en el Especial Pruebas BMW del número 297 de MotoTaller correspondiente a abril de 2021. El romántico ronroneo del poderoso motor bóxer de 1.200 cc y una parte ciclo competente y eficaz echan el resto para conseguir uno de los modelos más deseables de todo el catálogo de la firma de Munich.

La BMW R1200 NineT Urban G/S es una de las motos más exclusivas, bonitas y originales que podamos encontrar en el mercado. Si bien es cierto que ya lleva a la venta bastante tiempo, parece que los años no pasan para uno de los modelos más icónicos y vintage que ofrece BMW Motorrad. La marca bávara quiso concentrar buena parte de su herencia en el mundo de las dos ruedas en una naked de altas prestaciones que no deja indiferente a nadie. Y lo consiguió.

Más exclusiva

Dada la buena acogida del modelo inicial, los diseñadores de BMW quisieron ofrecerla con distintas personalidades entre las que destacan la espectacular (pero incomodísima) Racer o la bonita y original Scrambler. Esta Urban G/S es la versión de la NineT que hereda el testigo de aquella primera GS nacida cuarenta años atrás. Pero la moto que hemos probado no es una mera Urban GS sino que además equipa un exclusivo paquete estético del catálogo Option 719. Podríamos decir que este modelo responde a las necesidades de todos aquellos fanáticos de la marca y del modelo que quieran darle una vuelta de tuerca a su moto y que deseen tener una motocicleta aún más exclusiva y especial.

Atractiva

Debemos reconocer que la estética de la NineT Urban GS ya nos gustaba mucho de entrada. Acabada en color blanco y decorada con los colores de Motorsport de BMW, la moto ya lucía mucho, pero con este paquete Option 719 y sus múltiples detalles en aluminio, una combinación de colores mucho más extremada y una personalidad vitaminada, se eleva a un nuevo nivel. Todo ello sumado al dramatismo de un propulsor bóxer que, además de ser una seña de identidad de BMW, emite un sonido embriagador y excitante. Los acabados de este modelo son simplemente excelentes, haciendo gala del ADN premium que envuelve la moto en el que destacan unas calidades y unos ajustes de primerísimo nivel. La óptica delantera también cuenta con un pequeño rediseño que no hace más que acabar de redondear una de las motocicletas más atractivas que podamos ver en las carreteras españolas.

Como la mayoría de nosotros sabemos, BMW optó por no desechar el corazón que animaba las R1200GS de antaño para mantenerlo en la cadena de producción para este modelo. A nuestro parecer, es todo un acierto. Los ingenieros alemanes han ido mejorando su joya propulsora, ahora capaz de superar la normativa Euro5, que mantiene la refrigeración por aire y un tacto más analógico y puro. Es cierto que pierde un caballo de potencia respecto al propulsor anterior, pero eso es una anécdota ya que el motor se siente igual de lleno y puntiagudo que en las versiones anteriores. Los 116 Nm de par empujan con mucha solvencia el conjunto en una motocicleta que permite alcanzar unos ritmos realmente frenéticos al son de tu puño derecho.

Dinámica asfáltica

El comportamiento y las sensaciones que transmite este modelo son igualmente satisfactorias. Quizás, la nota menos positiva la podemos atribuir a las posibles expectativas que pueda generar su apellido GS. Esta NineT es intachable en asfalto ofreciendo un gran aplomo y una excelente precisión de guiado. Sin embargo, esas cualidades camperas que se le suponen a las de su estirpe no son tan evidentes. Con una postura de conducción penalizada por un depósito largo y un asiento que obliga a colocar las posaderas demasiado atrás, no ofrece toda la comodidad que cabría esperar para atreverse a acometer largos viajes o tramos de offroad. Estamos seguros que con un nivel de pilotaje alto, se podría circular por terrenos rotos, amén de un recorrido de suspensiones algo más largo que sus hermanas, pero en ningún caso es un modelo que incite a ello.

Con todo esto queremos decir que la NineT Urban GS peca un poco de postureo, de querer aparentar algo que realmente no es. Es una moto de asfalto con una hermosa estética vintage campera que podría valernos para hacer un pequeño tramo offroad sin ninguna floritura y con todo el cuidado del mundo. Esta variante de la NineT equipa elementos de confort como el cruise control o unos puños calefactables, pero se echan en falta elementos más prácticos como un indicador de marcha o un gran cuentarrevoluciones, en vez de contar con un gran tacómetro analógico.

Todo es minimalista, bien rematado y exclusivo, pero esta moto está enfocada única y exclusivamente a aquellos fans incondicionales de la marca (con una buena cartera) que quieran sentirse especiales y, por qué no decirlo, con más estilo que el resto de mortales que se encuentren en la carretera. Como también somos un poco vanidosos, diremos que sí nos ha convencido este modelo y que, si no nos importara desembolsar los poco menos de 3.000 euros en extras Option 719, esta podría ser la moto que duerme cada noche en nuestro garaje.

BMW NINE T URBAN G/S

  • Motor: bicilíndrico boxer, 8V, DOHC, 1.170 cc, refrigeración por aire, inyección electrónica, Euro 5, ABS+CT
  • Potencia máxima: 109 CV
  • Par máximo: 116 Nm
  • Capacidad del depósito de combustible: 18 litros
  • Peso: 221 kg
  • PVP: 13.950 €

EQUIPACIÓN DEL PILOTO (Andreu Monteys)

  • Casco Bell Moto-3 Fasthouse Checkers
  • Gafas Oakley O-Frame
  • Chaqueta Invictus Dedalo
  • Guantes ByCity Elegant
  • Vaqueros On Board Kevklar Jeans
  • Botas RST Adventure II WP

También te puede interesar:

Publicidad
TEXA 2021 Internoticia

COMENTARIOS
1
Añadir comentario

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*