Arai RX-7V: “Revolución interna”

Comentarios
1

El último descendiente de la dinastía RX-7 se apellida Evo y tiene como principal objetivo mantenerse como uno de los referentes absolutos en cuanto a altos estándares de seguridad, funcionalidad y diseño. Arai ha puesto toda la carne en el asador para actualizar y modernizar un modelo que ha cosechado un enorme éxito en todo el mundo a lo largo de las últimas siete décadas.

El RX-7 Evo, la renovada versión del icónico casco de Arai que apareció en 1968. Este modelo de la firma japonesa siempre ha sido el primero en beneficiarse de todos los avances orquestados por el centro de I+D japonés. Este casco de gama alta se caracteriza por haber estado realizado a mano por una empresa japonesa que siempre ha buscado la excelencia en materia de protección. Gracias a una profunda actualización del casco, no tanto en su estética ya que es prácticamente idéntico sino en sus cualidades, Arai ha buscado potenciar la ventilación, comodidad, ajuste y practicidad del nuevo RX-7V Evo para seguir ofreciendo lo mejor posible a sus clientes.

Más allá del estándar
La prestigiosa firma de cascos japonesa se autoimpone unos altísimos estándares de protección y calidad que exceden con creces el mínimo demandado para conseguir la aprobación ECE R22-06. En este sentido, Arai ha ido mejorando su casco década tras década, actualización a actualización con el fin de crear unos estándares de referencia en el sector. Por este motivo, los criterios internos de la empresa son más exigentes de los que marca la industria con la clara premisa de ofrecer la mejor protección técnicamente posible en caso de accidente. Aportando integridad estructural nos topamos con una calota interna realizada de una sola pieza en un material llamado EPS.

Menor energía
Las claves para que el casco de Arai ofrezca una mayor protección para la cabeza reside en diferentes factores. Evidentemente, los avances en cuanto a materiales son determinantes para aportar dureza y resistencia. Sin embargo, Arai también presta mucha atención a que el diseño exterior del casco sea capaz de gestionar mejor la energía del impacto mediante toda la reducción de la fricción en caso de accidente. Es decir, cuanta menos energía tenga que absorber el casco, mejor hará su trabajo.

Para lograrlo, Arai diseña unas cubiertas exteriores más redondas y suaves con las que conseguir una menor resistencia del casco al topar con el asfalto. Gracias a la reducción en la transferencia del impacto (y toda esa energía) al casco, se consiguen mejorar sus cualidades de protección y, al mismo tiempo, se potencian las prestaciones conseguidas a base de materiales y compuestos diseñados para absorber el golpe. Cabe destacar que esta visión siempre ha formado parte de la filosofía de Arai.

Mejora práctica
Pese a que la prioridad de los ingenieros japoneses es la de aportar la máxima seguridad posible, no se han olvidado que muchos usuarios utilizarán este casco para su día a día. Por este motivo, el nuevo RX-7V Evo incorpora una serie de tecnologías enfocadas a mejorar la experiencia de uso y a aportar practicidad y confort. Buen ejemplo de ello es el mecanismo VAS, un sistema que permite cambiar la visera sin herramientas muy fácil de usar que ya usa la práctica totalidad de los cascos de esta compañía.

La ventilación es otra de las características que más se han cuidado en este nuevo casco. Hay siete agujeros en frente más los agujeros de salida que posibilitan la extracción de la humedad de una forma muy eficiente. Las nuevas almohadillas internas son más grandes y cómodas. El RX-7V Evo cuenta con difusores muy trabajados que aportan estabilidad en altas velocidades. Además y como ya suele suceder en cascos de gama alta, incorpora un sistema de extracción de emergencia con el que poder desmontar las almohadillas para sacar el casco del piloto de una forma segura.

Completando la ristra de comodidades que ofrece lo nuevo de la firma japonesa, nos topamos con una construcción interna Intercom Ready, es decir, lista para poder instalar un intercomunicador contando, incluso, con un hueco donde colocar el micrófono. Tal como apunta el fabricante, debido a que este modelo se utiliza en rutas además de en pista, han pensado en facilitar el uso de estos populares gadgets que permiten la comunicación con otros moteros. Este Arai no incorpora visor solar integrado debido a que ese hueco dentro de la calota restaría rigidez estructural. Por el contrario, la firma nipona ofrece el sistema Pro Shade System, un mecanismo con el que el visor solar va por fuera y así no afecta la seguridad. Finalmente, cabe destacar que este RX-7V Evo estará disponible en tallas que van de la XS a la XXXL junto a un gran número de gráficas disponibles.

El Arai RX-7V EVO está disponible, desde 889,95 €, en la web oficial de BIHR.



También te puede interesar: