Zontes GK 350: “Excelencia asequible”

Comentarios
0

Zontes, marca perteneciente al potente grupo Tayo Motorcycle Technology Co. Ltd, ha irrumpido en nuestro mercado con mucha fuerza. Quizás, una de las claves de su significativo éxito es el hecho de ofrecer unas motocicletas “Todo incluido”: un diseño atractivo y bien rematado, componentística de nivel, un conjunto motriz solvente y un equipamiento completísimo. Y todo ello por un precio realmente interesante que consigue en muchos casos convencer a un potencial cliente que acaba de descubrir la marca.

Estilo propio
Con el lanzamiento de la GK 350, Zontes completa su gama naked de cilindrada media con una espectacular motocicleta que nos ha dejado muy buen sabor de boca. La marca asiática ha diseñado una naked deportiva que hereda algunos trazos de sus hermanas, pero que desprende originalidad y calidad a partes iguales y lo combina con algunos detalles Café Racer y Scrambler. El mimo a los detalles y a los remates que hemos encontrado en esta nueva Zontes es digno de admirar.

Destellantes detalles como su redondeada óptica frontal de diseño, una silueta llena de musculosas nervaduras o esa impresionante doble salida de escape nos han parecido simplemente maravillosos. Es de agradecer la valentía de los diseñadores por intentar ofrecer al mercado una motocicleta diferente que sea capaz de despertar algo en ti. Después, nos fijamos en los detalles de las botoneras retroiluminadas, la bonita y tecnológica pantalla TFT e incluso los remates del motor para darnos cuenta que Zontes va muy en serio.

Parte ciclo de altura
Zontes no se ha olvidado de acompañar su nueva naked de una parte ciclo a la altura de lo prometido por su imagen. Este modelo estrena la nueva horquilla invertida desarrollada por la marca con barras de 43 mm y un monoamortiguador trasero con nitrógeno a alta presión en su interior. Esta tecnología consigue un endurecimiento progresivo que responda con un tarado blando a las pequeñas irregularidades y más duro en los viajes largos. El bastidor, igual que en tantas otras Zontes, es de fundición de aluminio con nervaduras a la vista y el bastidor está reforzado.

De la potencia de frenado se encargan, un disco de 320 mm y otro de 265 delante y detrás, respectivamente sus correspondientes pinzas firmadas por el especialista J.Juan con anclaje radial para el delantero. El sistema ABS asociado es uno de doble canal y última generación proporcionado por Bosch. Otro detalle con el que cuentan la mayoría de Zontes y nos encanta es la adopción de manetas y pedales regulables en distancia a la empuñadura, mientras que el pedal de freno y la palanca de cambio se pueden regular en longitud en tres posiciones. Se nota que el fabricante apunta a un usuario exigente.

Tecnología motera
La GK 350 también estrena la última evolución de su monocilíndrico de esta categoría. El con un aumento de cilindrada que se va hasta los 348 cc, conseguidos al incrementar el diámetro del pistón desde los 80 a 84,5 mm y manteniendo la carrera de 62 mm, el rendimiento se eleva hasta los 39,44 CV a 9.500 revoluciones y un 32,8 Nm a 7.500 vueltas. Acompañando el incremento de potencia, el motor cuenta con una serie de tecnologías para mejorar su refinamiento y durabilidad que solo acostumbramos a ver en marcas premium.

El propulsor cuenta con doble refrigeración (líquida y por aceite) que al mismo tiempo que evacua el calor en el grupo termodinámico, refresca las piezas mecánicas interiores, inyección Bosch, unos filtros un 30% más grandes de lo habitual y un alternador más eficiente y ligero. La guinda del pastel la pone un embrague antirrebote que elimina los saltos de la rueda trasera en las fuertes reducciones.

La distribución se confía a un doble árbol de levas DOHC que acciona las cuatro válvulas de la culata, mientras que el cilindro de fundición de aluminio cuenta con un recubrimiento interior que permite un mejor ajuste con el pistón manteniendo un óptimo engrase y contribuyendo a mejorar su rendimiento. El escultural escape, por su lado ha sido diseñado con la característica de la doble salida superpuesta con un revestimiento especial que evita las posibles quemaduras.

Equipamiento de altura
Además de la estética, motor y parte ciclo, esta GK 350 viene con un completísimo equipamiento. Entre sus principales atributos destacamos la llave inteligente de proximidad en forma de pulsera, equipada con un chip interior puede activar por inducción la moto acercando la llave a la parte inferior derecha del asiento cuando su batería esté agotada. A través de su pantalla TFT se puede escoger entre los diferentes modos de conducción diferentes (Recreation, Race, Street y Simplicity) y poder visualizar el control de presión y temperatura de los neumáticos entre algunas otras funciones. También se puede enlazar a la app de navegación “Carbit Ride”. Completan el abundante equipamiento sus piñas retroiluminadas, la práctica doble toma USB de carga rápida QC3.0 y un sistema de apertura eléctrica tanto del tapón de la gasolina como del asiento.

Sola ante el peligro
El nuevo modelo de Zontes no tiene un rival directo ni por potencia ni por precio. Se sitúa un poco entre dos mares. Gracias a sus casi 40 CV se acerca mucho a competidoras premium como la Yamaha MT-03 o la Kawasaki Z400, ambas con potencias ligerísimamente superiores. Sin embargo, es en la parte ciclo y en el equipamiento donde la GK 350 gana por goleada. Pese a que ambas opciones niponas pesan alrededor de 20 kg menos, un dato a tener en cuenta, también tienen un precio que en el mejor de los casos es más de 1.000 € superior. Por debajo hay alternativas más asequibles, pero ni tan equipadas ni tan potentes.

La nueva GK350 comenzó a distribuirse en los puntos de venta oficiales de Zontes a finales de junio. El precio de lanzamiento de 4.989 € y se ofrece en tres combinaciones de colores diferentes: negro/dorado, negro/azul y plata/naranja.



También te puede interesar: