Zontes G1-125 X: Apetitosa scrambler

Comentarios
0

Un nuevo e interesante producto de Zontes es esta G1-125 X o lo que es lo mismo, la interpretación scrambler más campera de 125cc que podemos encontrar en su catálogo. Como ya nos tiene (bien) acostumbrados la marca, la G1-125 X ofrece una mezcla de diseño, parte ciclo, abundante equipamiento y contenido precio que nos ha parecido muy difícil de superar. Podremos distinguirla de su hermana gemela, la G1-125 (sin la X), gracias a que esta última monta llantas de aleación convencionales.

Soft Offroad

No podemos decir que esta naked sea una moto de campo, aunque se defiende con muy buena nota en pistas fáciles. Partimos de la base que en ningún caso será una moto trail ni una moto para hacer hard-enduro ya que, de entrada, tiene el escape ubicado en la quilla. Pese a que queda muy bonito ubicado ahí, está demasiado expuesto. Lo que sí nos ha convencido es la distancia libre al suelo que, con 193 mm ofrece una buena altura para superar multitud de obstáculos. Sin embargo, esta característica hace que para ser una 125cc, la altura del asiento sea un pelín excesiva situada a 830 mm. En cualquier caso, estamos ante una moto cómoda con la que podremos ir de pie durante un rato sin sufrir de la espalda en exceso.

Estética inconformista

Está claro que esta moto va dirigida a un tipo de usuario que no se conforma con tener la típica 125 que le lleve del punto A al punto B. El que se compra una G1-125 X busca una imagen, una calidad y una parte ciclo que supere la media del mercado. Todo el conjunto es muy armónico pero lo que se lleva la palma es su preciosa óptica frontal. Grande, poderosa, con ese anillo externo de LED, nos parece una óptica espectacular en diseño y rendimiento.

Siguiendo con la línea y los estándares de Zontes, la moto está muy bien acabada y equipa componentes que lucen de calidad. Quizás, lo que menos nos gusta de su diseño son esas barras o topes protectores de serie que seguro que son efectivos. Sin embargo, el enorme cabezal sobresale demasiado, es de discutible belleza y hasta podría ser peligroso en caso que te caiga encima de la pierna.

El motor no es diferente al de otras 125 de Zontes (con excepción de la Z2) y ya nos ha demostrado anteriormente el poderío de sus 14,5 CV, justo en la frontera del carné A1, y su generoso par de 13 Nm, notable valor en la categoría. Este es un motor de ultima generación refrigerado por agua, eficiente, con sistema de inyección electrónica Bosch 6.0, con culata de 4 válvulas y un funcionamiento muy refinado. Vale la pena destacar que incorpora embrague anti-rebote, una tecnología solo vista en motocicletas que nos podrían costar hasta el triple para contar con este elemento.

Las capacidades dinámicas de esta scrambler son francamente buenas. La motocicleta, con un peso de 160 kg, se siente muy ágil y permite llevar ritmos altos. Tanto su horquilla invertida delantera como su amortiguador trasero hacen un excelente trabajo con un tarado que, si bien apuesta por el confort, se siente firme. En esta misma línea nos topamos con un sistema de frenado eficaz y resolutivo que vuelve a asociarse con Bosch y su ABS 9.1 M para ofrecer detenciones seguras.

Hasta los topes

A nivel de equipamiento con elementos de serie como la iluminación full LED, un completo tablero con indicador de marcha engranada, dos modos de conducción, toma USB o las piñas retroiluminadas podemos determinar que esta Zontes va hasta los topes. Además, la G1-125 X incorpora detalles como el protector para las manetas o unos intermitentes carenados que acaban de redondear una pequeña gran motocicleta. Todo este despliegue de equipamiento, la solvente parte ciclo y su moderno propulsor tienen un precio de 3.589 euros, una cantidad que hace la G1 aún más atractiva.

La Zontes G1-125X que ha pasado por nuestras manos era una unidad de pruebas que nos ha cedido Motos Clot.

ZONTES G1-125 X

  • Motor: monocilíndrico, 125 cc, 4 tiempos, 4V, refrigerado por agua, inyección electrónica, Euro 5, ABS
  • Potencia máxima: 14,5 CV
  • Par máximo: 13 Nm
  • Capacidad del depósito de combustible: 20 litros
  • Peso: 160 kilos
  • PVP: 3.589 euros (3.389 euros la versión estándar)

LO MEJOR

  • Diseño original
  • Equipamiento de serie
  • Potente motor
  • Calidad-precio

LO MEJORABLE

  • Topes laterales
  • Escape en la quilla
  • Altura del asiento

EQUIPACIÓN DE LA PILOTO (María Prieto, @mariadmaria)

  • Casco Bell Broozer Cranium
  • Chaqueta RST Kate Lady
  • Guantes Macna Jewel Lady
  • Vaqueros Onboard Kevlar Jeans
  • Botas Falco Ayda Low

Hemos publicado esta prueba de la Zontes G1-125X en el número 303 de MotoTaller correspondiente a noviembre de 2021.

También te puede interesar: