Yamaha X-Max Iron Max: Los detalles cuentan

Comentarios
0

La compañía de los diapasones nos convocó para presentarnos la nueva edición especial que irá asociada a uno de sus escúteres con mayor éxito comercial, la Yamaha X-Max. Repitiendo la misma fórmula de 2016, Yamaha ha vuelto a lanzar la edición Iron Max para su X-Max, asociable a todas y cada una de las cilindradas con las que se puede comprar este modelo.

La firma nipona es consciente del enorme éxito que siempre han tenido este tipo de versiones entre el gran público y con esta Iron Max, ya son cuatro las ediciones especiales que se han ido lanzando a medida que han actualizado uno de sus escúteres más vendidos. Cabe destacar como las versiones especiales de los X-Max representan el 25% del total de las ventas. Por este motivo, la marca ha querido cuidar a todos aquellos clientes que buscan un plus en acabados y en exclusividad.

Yamaha domina el segmento de los maxi escúteres colocando uno de sus modelos en primera posición tanto en las cilindradas del octavo de litro y medias, con sus X-Max, como en las grandes con la todopoderosa T-Max. Recordemos que la X-Max está disponible en tres cilindradas, 125, 300 y 400 centímetros cúbicos. Las características exclusivas de las ediciones Iron Max son estéticas y agrupan una serie de accesorios y especificaciones para dotarlas de mayor confort y estilo.

Las Iron Max se pueden identificar fácilmente por el exclusivo color gris acero, una tonalidad bonita que aporta elegancia y deportividad a partes iguales. El asiento que incorporan estas ediciones especiales cuenta con un diseño más premium y unos bellos acabados en aluminio. El uso de este material vuelve a estar presente en los reposapiés, en los que se puede leer el modelo de escúter, y que hacen juego con el velocímetro plateado brillante, también exclusivo de esta edición. El detalle de mayor calidad lo encontramos en el acabado de los compartimentos delanteros, uno a cada lado, que vienen revestidos en piel, y aportan un tacto exquisito que resaltan que no estamos ante un escúter cualquiera.

Durante la presentación, pudimos ver y tocar todos los modelos, pero solamente rodamos con los X-Max 300 Iron Max. Pese a que no hay diferencias en la parte ciclo, este escúter brilla por sus capacidades dinámicas apoyadas por un ABS de buen funcionamiento y un control de tracción, de serie en todas las cilindradas. El propulsor de 300 cc es el único de la familia que integra la tecnología Blue Core, un sistema que hace que el monocilíndrico pueda maximizar la entrega de potencia y minimizar el gasto de combustible para convertirse en todo un referente en su categoría.

El completo escúter de Yamaha cuenta con todas las bondades que han llevado al modelo a un éxito comercial indiscutible que lo convierten en el arma definitiva para desplazamientos urbanos e interurbanos. El sistema Easy Smart Key o el amplio e iluminado espacio para dos cascos integrales bajo el asiento, aportan grandes dosis de comodidad. Otras características destacables del modelo los encontramos en los dos compartimentos pequeños en la parte delantera o la salida de 12V con la que poder cargar dispositivos digitales.

El modelo proveniente de Iwata cuenta con una larga lista de accesorios con los que completar tanto las ediciones Iron Max como cualquier otra X-Max. Con el objetivo de hacerlos económicamente más accesibles, han creado tres paquetes de accesorios con los que ofrecer la combinación perfecta entre estilo y funcionalidad. El conjunto deportivo incluye una pantalla y porta matrículas deportivos junto a los reposapiés de aluminio. El paquete urbano incorpora una pantalla alta y un top case de 39 l, con respaldo y bolsa divisoria. El tercer paquete de accesorios ha sido especialmente diseñado para los usuarios que convivan con climatologías frías para las que incluye un indicador de carga y un cargador de batería, puños calefactables y un cubre piernas.

COMENTARIOS
0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*