Yamaha Niken: un nuevo mundo

Comentarios
0

Los prejuicios nunca suelen traer nada bueno en ningún aspecto de la vida y son algo de lo que te debes deshacer antes de subirte a la Niken. Con un aspecto musculoso, este nuevo concepto de moto (imposible compararla con otros vehículos de tres ruedas) es eso, una moto, pero con tres ruedas. Puede sonar una argumentación redundante, pero creemos necesario recalcar el notable esfuerzo de la compañía nipona para transmitir al motero unas sensaciones extremadamente cercanas a las de ir sobre dos gomas gracias a la tecnología de Yamaha LMW (Leaning Multi Wheel).

La cuidada estética ha sido uno de los aspectos más trabajados, por los ingenieros de Yamaha, para otorgar a esta Niken una línea musculosa y moderna. De su nombre, dos espadas en japonés, se extrae la idea de conferir un frontal afilado que invita a inspeccionar sus anguladas formas y que, gracias a esas cuatro horquillas azules en el eje frontal, la moto transmite una excelente calidad percibida tanto en construcción como en acabados. La deportividad es otro de los sentimientos que despierta una moto que cuenta con unas cualidades dinámicas excepcionales. Además, cabe destacar el aspecto funcional de este modelo pues proporciona una buena protección aerodinámica junto a un asiento cómodo que aseguran un excelente confort en marcha.

Después de recorrer una buena cantidad de kilómetros por la zona del Escorial y el puerto de la Cruz Verde, pudimos poner a prueba el potencial de esta tricilíndrica. Desde el primer momento en el que empiezas a rodar, tu cabeza olvida por completo que no estás ante una moto convencional por su agilidad y sensaciones similares al inclinar. Esta es una moto que permite, de una forma relativamente fácil, inclinarse con toda la confianza del mundo. Sólo unos topes al final de las estriberas anuncian que estás llegando al límite, de cerca de 45º. Pocas veces hemos podido conducir una motocicleta con tanto aplomo al entrar en curva e incluso, permite realizar correcciones de dirección en plena curva sin mayores problemas.

La potencia de la Niken se percibe suficiente para un chasis muy bien resuelto y afinado que digiere la potencia a través de sus diferentes modos tanto en el mapa de potencia como en la gestión de control de tracción. Gracias a la asombrosa confianza otorgada por una parte ciclo muy cuidada, la Niken parece mejorar las habilidades del piloto. Esta sensación se magnifica en casos con el asfalto roto, sucio o mojado, situaciones en que creemos que una Niken podría, como mínimo, seguir el ritmo de las motos más rápidas del mercado. La japonesa también tiene alma de devoradora de kilómetros gracias a una postura de conducción relajada, un depósito de 18l para recorrer 300km y una gran protección contra el viento.

El propulsor que se encarga de mover la Niken es el archiconocido tricilíndrico CP3 de 847cc, encontrado en tantos otros modelos de la casa. Este motor rinde unos furiosos y suficientes 115cv y unos valores de par mejorados, que sirven para dotar a la Niken de suficiente potencia como para imprimir un ritmo muy alto. Gracias a la excelente estabilidad mencionada previamente y a la patada y progresividad del propulsor, Niken se convierte en una máquina que te incita a enroscar el puño a la mínima oportunidad. Las principales diferencias encontradas para potenciar la entrega de par entre este y los otros CP3 se encuentran en un cigüeñal de mayor inercia, un nuevo mapa de inyección y una segunda relación mejor escalonada.

La Niken no ha sido creada para acumular un número brutal de unidades vendidas sino para demostrar las capacidades tecnológicas de una factoría como Yamaha. El modelo japonés aporta muchas cosas y nuevos conceptos que puedan servir como base de cara al lanzamiento de nuevos modelos. Con esta moto es más fácil ir más rápido y, encima, aporta un gran plus de seguridad. El precio para esta maravilla de la técnica es de 16.349€, un coste que la sitúa en el escalón de las “premium” y que denota el aire de exclusividad y extravagancia que envuelven a la Niken.

COMENTARIOS
0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*