Xavier Gonzàlez, ganador del Brixton Custom Project

Comentarios
0

La primera edición del Brixton Custom Project en España, un concurso de personalización de motos dirigido a usuarios de la marca Brixton, ya tiene ganador. Se trata de Xavier Gonzàlez que se ha impuesto al resto de concursante gracias a la espectacular customización de una Sunray 125. Este preparador de Tarragona se lleva de premio 1.000 euros en accesorios oficiales de Brixton Motorcycles.

Por otra parte, Marcos Ruiz y Patricia Bosch han compartido el segundo puesto por lo que recibirán como premio un escape Arrow cada uno para acabar de personalizar su moto.

  • Marlette 125 RX, la moto ganadora de Xavier Gonzàlez: explica Xavier que escogió los colores inspirándose en el coche de Fórmula 1 Lotus 975 de 1984 pilotado por Ayrton Senna (negro y dorado) y para darle un toque más retro y racing utilizó de base un diseño que hizo de una BMW R75/6 que tuvo anteriormente para restaurar. Una vez contó con todos los accesorios, desmontó la moto, lijaron y pintaron las partes. El depósito está inspirado en el modelo Felsberg 125. Allí decidió pintarle el nombre de sus hijas, Martina y Arlette, quienes lamentablemente nacieron prematuramente y fallecieron. En los laterales decidió pintar el logo de Brixton reinterpretado y la doble estrella que es símbolo de sus hijas. Para finalizar, las tres huellas de sus perros. En el colín puso el nombre de la moto Marlette y una libélula (que le recuerda a sus hijas).
La Marlette 125 RX, del ganador, Xavier Gonzàlez.
  • Marcos Ruiz y su Haycroft 125: el segundo clasificado, a la Haycrot 125 original se le ha hecho un trabajo de pintura completo del chasis, luego se ha diseñado un sillín de piel tapizado a rombos, y se han agregado algunos detalles muy interestantes, entre los que podemos destacar el diseño en el depósito. 
Haycroft 125 personalizada por Marcos Ruiz.
  • “Diana”, la Cromwell 125 personalizada por Patricia Bosch: sobre su customización, Patricia Bosch comenta: “Los diseños de la marca ya consiguen por sí solos dar a la moto un look retro y muy único a sus vehículos, por lo que el objetivo de nuestro proyecto era acentuar esa esencia vintage para que la moto pareciese que ya rodaba las calles de la ciudad hace años”.
“Diana”, la Cromwell 125 según Patricia Bosch.

También te puede interesar: