WP Suspension: ¡Salta conmigo!

Comentarios
0

WP Suspension, el fabricante austriaco, nació en 1977, en Malden (Países Bajos) de manos de Wim Peters. El niño que aún era apuntaba maneras y ya desde sus inicios presumió de una brillante trayectoria en competición, por eso a finales de los ochenta amplió su actividad. No solo proveyó a la posventa de kits de suspensiones personalizados, sinó que empezó a suministrar al equipo original de marcas como KTM, Husaberg o BMW. Veinte años después de su fundación, en 1997 WP Suspension se integró en KTM y desde 2009 su cuartel general, impresionante en muchos aspectos, está ubicado en Munderfing, muy cerca de Mattighofen (Austria).

Gracias a la puesta en marcha de esas novedosas instalaciones, que MotoTaller visitó en exclusiva en 2019, doblaron sus metros cuadrados en cada ampliación, dotando su manufactura con una riqueza de recursos que junto a la especialización de sus técnicos y el dominio del desarrollo para competición y primer equipo explica la calidad de sus productos.

El negocio de WP carga con una responsabilidad notable. Se dedica a asegurar el rendimiento, garantizar la manejabilidad de las motocicletas, con suspensiones puestas a prueba ad infinitum, gracias a los tests llevados a cabo con pilotos (profesionales y amateurs) y a exigentes técnicos que fabrican con minuciosidad de laboratorio. Componentes de suspensión como amortiguadores, horquillas, cartuchos, resortes, electrónica de suspensión, pero también otros componentes menos conocidos como radiadores y componentes de chasis, éstos esencialmente para primer equipo. Más de 300 títulos mundiales de la FIM dan testimonio de que alcanzar lo más alto en motociclismo pasa a menudo por la vía de unas suspensiones WP personalizadas, de rendimiento garantizado y seguridad analizada con lupa. Innovaciones como el sistema TRAX y la tecnología Cone Valve han demostrado que lo que realmente importa es que los materiales y las funciones sean óptimos.

En todo camino, aparece el bache. En los noventa, el fabricante se topó con problemáticas de tipo ecónomico y en 1995 KTM Power Sports fue haciéndose cargo progresivamente de la empresa. Wim Peters estuvo al frente de la compañía hasta que se retiró en 2004.

Actualmente, WP forma parte de la estructura de Cross Industries AG la cual también es la accionista mayoritaria de KTM a través de su filial Cross Kraftfahrzegu Holding. Esto explica en parte que, en nuestro país, KTM España opere como importadora de los productos WP Suspension, contando con distribuidores que trabajan también como técnicos: WP Eric Augé, HRG Suspensiones, Oxigen Motorsport, Motos Aleser, Namura Bikes y Jetmar (Lisboa). Conforman una red de calidad, capaz de igualar los altos estándares de la marca, una tarea nada fácil.

WP está inmersa en un proceso de expansión que tiene como objetivo potenciar sus productos en el mercado aftermarket para desligarse también de esa imagen de crear productos “solo para KTM” que la intensa relación con la marca naranja le ha valido con el paso de los años. Cuentan ya con una impresionante presencia en buena parte de Europa, América y Asia.

Hemos visitado varios de esos distribuidores para descubrir el cómo, el cuándo y el dónde. Todos los profesionales con los que hemos tenido el placer de hablar han demostrado un conocimiento pormenorizado del producto, una pasión en comunión con la marca (Eric Augé directamente interviene como desarrollador mano a mano con WP Suspension, por ejemplo), y una capacidad innata para prescribir y adaptar cada pieza a las motocicletas de sus variopintos clientes.

Arrojamos luz en la “maquinaria WP” en marcha, en la que técnica y la artesanía no tienen más remedio que darse la mano para que tú, vayas donde vayas, lo goces en tu motocicleta.

ESTUVIMOS EN EL CUARTEL GENERAL DE WP SUSPENSION EN MUNDERFING (AUSTRIA)

MotoTaller tuvo el privilegio de visitar en solitario y en primicia las entrañas del cuartel general de WP Suspension en Munderfing, en Austria en julio de 2019.

Fue una visita en exclusiva, sí, ¿¡en exclusiva! Así que además de conocer la logística de producción con sus componentes de suspensión, probamos cómo funcionan y el plus a la conducción que aportan sus amortiguadores, horquillas o cartuchos.

Una sede impresionante, con un tamaño mastodóntico, que ha ido doblando su capacidad año tras año. No solo abruma su capacidad de producción. También la de servicio. En Munderfing se fabrican una media de mil juegos de suspensiones al día. Si un componente está en stock se puede empaquetar y enviar en las 24 horas posteriores a la realización del pedido. Maquinaria y materiales a la última para fabricar productos con altos estándares de calidad.

Además, como comentábamos, disfrutamos de una “cata” de producto. Nuestro director, Ernest Vinyals, probó una Yamaha MT-09 equipada con el cartucho WP Apex Pro 6500 y con el mono amortiguador WP Apex Pro 6746. Pudimos comparar dos Yamaha MT-09, una equipada con el sistema de suspensión de serie y otra con el kit WP Suspension. Diferencias notables: con WP el comportamiento es más estable, preciso y limpio a la hora de negociar curvas y en cambios de apoyo.

Este artículo forma parte del Especial WP Suspension que publicamos en el número 299 de MotoTaller correspondiente a junio de 2021.

También te puede interesar:

Publicidad
Super Soco CPX

COMENTARIOS
0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*