SWM Six Days 440: Tiempo de valientes

Comentarios
0

El renacer de una histórica marca como SWM nos ha traído modelos tan excitantes e interesantes como esta Six Days 440. Esta moto es una oda al motociclismo más gamberro y cercano a los orígenes que cuenta con suficientes argumentos para convencer a nostálgicos, modernos y amantes del offroad esporádico. La propuesta de SWM en este segmento de cilindrada media consiste en una motocicleta con sugerentes guiños a las de antaño y con un aire scrambler muy campero. Este es uno de los primeros modelos de la marca que ha llegado a nuestro mercado y uno más en atacar el creciente segmento de las opciones polivalentes dirigidas al carnet A2.

El diseño de la SWM parece sacado de una máquina del tiempo, en el buen sentido, ya que respeta las proporciones y las formas de aquellas monturas con las que se divertían nuestros padres. El voluminoso depósito, el llamativo portanúmeros, los dos relojes clásicos del cuadro de instrumentación o las bonitas llantas de radios son elementos que infunden un carácter auténtico y con alma. Mención aparte merece la doble salida de escape de la Six Days 440, culpable de emitir un placentero y excitante borboteo.

El propulsor que anima a esta máquina, fabricado por el gigante grupo chino Shineray en base a los conocidos propulsores de las Honda XR 400, aunque modificando la cúpula de la culata, es capaz de rendir unos correctos 30 CV. La cifra no es brillante, teniendo en cuenta los 445 cc de su único cilindro, aunque suficiente para el uso al que se encamina esta moto, urbano y destinado a los que se lanzan al offroad. La refrigeración por aire y sus orígenes del ala dorada lo convierten en un bloque fiable y sencillo de mantener a lo largo de toda su vida útil.

La Six Days 440, como su nombre sugiere, es una montura nacida para ser competente fuera del asfalto y es en ese terreno donde se desenvuelve con mayor soltura. No es que con ella podamos participar en los Seis Días Internacionales de Enduro, aunque casi… En parte, esto es gracias a unos neumáticos Pirelli MT-60 con una gran capacidad de tracción, un chasis equilibrado y a una agilidad del conjunto notable gracias a sus escuetos 148 kg. En tierra, solo echaremos de menos un manillar algo más alto (o unos estribos más bajos, aunque eso penalizaría su altura libre al suelo) para que cuando nos pongamos de pie nuestra espalda no sufra demasiado.

El conjunto de suspensiones ofrece un tarado con un buen compromiso entre confort y deportividad teniendo en cuenta el enfoque campero del que hace gala esta Six Days 440. La horquilla delantera es convencional de 43 mm, ajustable en rebote y con 130 mm de recorrido. La suspensión trasera, por su lado, la compone un doble amortiguador con ajuste en precarga y rebote con 109 mm de recorrido, suficientes para absorber las irregularidades de pistas de mediana dificultad.

La frenada viene a cargo de un solo disco de 260 mm delante y de otro de 220 mm detrás, con sistema antibloqueo ABS que, por desgracia, no es desconectable, algo que los más acérrimos de “lo marrón” echarán mucho de menos. La mordiente del conjunto es correcta, aunque se echa en falta algo más de contundencia en frenadas exigentes en asfalto.

Publicidad
Euromoto 85 Putoline 2019

COMENTARIOS
0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*