Celebrado en Barcelona el I Simposio sobre moto y movilidad urbana

El pasado 5 de junio se celebró en el Museo de la Moto de Barcelona un encuentro entre expertos del sector de la moto en el que se debatió acerca de su futuro como medio de transporte en el entorno urbano.
Comentarios
0

simposio-movilidad-urbana-4El pasado 5 de junio se celebró en el Museo de la Moto de Barcelona un encuentro entre expertos del sector de la moto en el que se debatió acerca de su futuro como medio de transporte en el entorno urbano.

Se trataba del primer evento organizado por esta entidad, que quiere convertirse en mucho más que un escaparate de la historia de la moto, “y contribuir activamente al desarrollo de la movilidad”, explicaba Cristina Soler, directora del museo. Este nuevo rumbo explica el título del ‘I Simposio sobre moto y movilidad urbana’, primero pero del que puede esperarse una continuidad en el futuro, aseguran sus organizadores.

En cualquier caso, el futuro del que se habló es el de la propulsión eléctrica, una tecnología que en la actualidad se presenta como la alternativa más eficaz para reducir la contaminación en las ciudades. Es por ello que Ramon Pruneda, responsable de Proyectos de Energía y Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona, defendía en su exposición la necesidad de potenciar la difusión de este tipo de alimentación, tanto en los vehículos particulares como en los medios de transporte público. La Ciudad Condal cuenta actualmente con 242 estaciones de recarga públicas (entre las ya funcionales, las de próxima implantación y las temporalmente fuera de servicio), un número considerable pero a todas luces insuficiente si se planteara una renovación, aunque fuera parcial, del parque de motos de Barcelona, donde hay censadas cerca de 300.000, un 80% de las cuales duermen en la calle.

Pese a la problemática de la carencia de infraestructuras que permitan una recarga cómoda, Rieju está trabajando muy en serio en el desarrollo de motos eléctricas, que ha denominado MIUS (Movilidad Individual Urbana Sostenible). David Ruiz, ingeniero de proyectos de Rieju, explicó en el simposio la apuesta de su empresa por la fabricación europea de una moto pensada eléctrica desde el principio. Entre sus características claves se encuentran el peso (94 kg, liviana para ser eléctrica), velocidad (55 km/h, similar a la de una 50 cc) y la autonomía (35 km) pero, sobre todo, aseguran que el coste por kilómetro es 7 veces menor que una moto con motor de explosión.

simposio-movilidad-urbana-11En Rieju reclaman a las administraciones públicas que se impliquen más (es decir, que aporten subvenciones) para que, además de sostenible, sea la moto eléctrica sea un producto interesante tanto para flotas como para usuario particular y, por tanto, para que sea comercialmente viable. No en vano, los elevados costes de desarrollo del sistema eléctrico (baterías, motor y ECU) hacen que el precio final (unos 5.000 euros) sea más elevado que el de motos convencionales a igualdad de prestaciones.

simposio-movilidad-urbana-43Una visión diferente sobre la proyección de la moto eléctrica la dio Albert Cavero, PR & Safety Manager de Honda España, para quien “es todavía pronto para el vehículo eléctrico y quedan muchas cuestiones por solucionar antes de que sea una alternativa a la moto convencional”. Y es que Cavero mantiene que “teniendo en cuenta que una scooter de 125 cc consume de media 2 l/100 km y cumple perfectamente con su función de medio de transporte individual, eficiente y económico, se trata todavía de una compra racional”. A pesar de que Honda produce motos eléctricas para el mercado japonés e, incluso, cedió 20 unidades al Ayuntamiento de Barcelona para probar su utilidad aquí, “en los próximos 5 años será difícil que se comercialicen en España”, aseguró el responsable de la marca, quien mantenía que “es importante escuchar lo que pide el cliente, y de momento no hay demanda”.

simposio-movilidad-urbana-44Si no la hay, hay quien piensa que habrá que inventársela. Entre los cerca de 40 asistentes al Simposio se encontraba Daniel Oliver Bultó, responsable técnico del proyecto presentado recientemente de relanzamiento de Bultaco, la marca fundada por su abuelo, que contará con una gama de motos eléctricas. Oliver defendía que “las nuevas Bultaco serán motos impresionantes, que despertarán emociones”, un aspecto éste en el que precisamente Honda se ha echado a un lado, apostando por el pragmatismo en sus productos.

Otro de los puntos descados de este simposio fue la presentación por parte de Emilio Hernández del concurso de diseño Rueda Urbana, en colaboración con Rieju. Esta convocatoria, cuyas bases se darán a conocer en septiembre de 2014, pretende incentivar entre los estudiantes el desarrollo de motos eléctricas. Partiendo de una estructura y una planta motriz ya funcionales, habrán de crear una moto que sea capaz de aportar soluciones prácticas e innovadoras a la movilidad.