Se dispara la demanda de motos de ocasión

Comentarios
0

ANESDOR ha confirmado esta tendencia, que va al alza en su análisis del sector. La demanda de motos es excelente, y el caso de la de segunda mano es particularmente positiva en nuestro país. Según datos del primer semestre de 2021, en vehículos de ocasión se produjo un alza del 64,1%, comparados con los de 2020 y 8,5% ante 2019. Se vendieron en ese semestre un total de 185.996 motocicletas de segunda mano. Las Comunidades Autónomas que se posicionaron como las más baratas para comprar una moto de ocasión fueron Castilla-La Mancha, con un precio medio de 5.245€, Cataluña que ha alcanzado los 5.256€ y Extremadura con un precio medio de 5.314 €. Estos datos nos ubican cerca ya de las dos motos de ocasión vendidas por cada nueva matriculada.

Las razones de este auge son muchas y las encontramos en la calidad de servicio en toda la cadena de este negocio. Los concesionarios de moto cada vez ofrecen mejores condiciones. Algunos ofrecen ayuda con el papeleo, recogida a domicilio, como Compramostumoto. Gestionan el cambio de titularidad de manera gratuita, ponen la moto a punto e incluso van a tu casa a recoger el vehículo de forma gratuita.

La moto está de moda. Es evidente. Se erige como un medio de transporte accesible, sencillo, que descongestiona el tráfico. El contexto pandémico ha empujado a muchos usuarios a abandonar un transporte público a menudo masificado. El primer paso en muchas ocasiones ha sido optar por el moto sharing, en auge en Madrid, Barcelona y País Vasco. El siguiente paso ha sido acceder a una moto propia con una inversión más corta: las motos de ocasión en buen estado son una buena solución para ello. Es la mejor opción para comprar una motocicleta buena, bonita y barata.

Compra o vende, sin demasiado papeleo

El usuario que decide vender su dos ruedas encuentra establecimientos de confianza que se la tasan gratuitamente y puede obtener un rendimiento económico justo. Por su parte, quien necesita hacerse con una a un precio competitivo, obtiene un servicio de calidad y una oferta amplia, casi para cada tipo de motero.

El proceso para vender la moto suele ser bastante sencillo. Los concesionarios reducen las gestiones al mínimo y garantizan que todo el papeleo se agilice sin mayores complicaciones. Algunas tiendas cuentan con tasaciones gratuitas online, como la que puedes ver aquí, que facilita muchísimo la decisión de venta y de entrada ya proporciona mucha información para decidir.

Para el comprador, actualmente no es muy difícil encontrar excelentes motocicletas de ocasión. Los centros online ahorran costes y eso les permite garantizar los mejores precios. Para asegurarse de la calidad del vehículo, pasan revisiones generales de la motocicleta a vender, de hecho, los centros cuidan cada uno de los vehículos que venden con minuciosidad, con una puesta a punto inmejorable. Por este motivo, comprar una motocicleta de segunda mano, en la actualidad, es una buena opción si no se desea invertir demasiado.