Royal Enfield Classic Battle Green: prueba

Comentarios
0

La nueva Royal Enfield Classic Battle Green se incorpora al mercado actualizando la gama Classic, que ahora cumple con las restricciones que impone la normativa Euro4 tanto en lo referente a contaminación como a seguridad, pues quizá la novedad más importante (y notable) no es otra que el ABS que desde ya está disponible en la Classic Battle. La marca britanico-india está viviendo una evolución imparable, prueba de ello son sus modelos trail y la llegada en un futuro próximo de sus poderosos modelos bicilíndricos. Otra prueba que sin duda ratifica este aspecto es que han conseguido actualizar el modelo para la nueva normativa sin perder un ápice de la esencia Royal Enfield, pues la moto que hoy probamos sigue siendo parca, básica, robusta y esencial, manteniendo todo su encanto de forma intacta.

Su motor desarrolla una potencia de 27,2 cv, suficiente para movernos con estilo por la ciudad y hacer incursiones en carretera a ritmo tranquilo, disfrutando de la ruta y el paisaje mientras el ronroneo de su monocilíndrico de 499cc nos rebaja el nivel de estres acumulado durante la semana a ritmo de compresiones y logra que lleguemos a casa como decían los de Tekila; “con la sonrisa puesta”.

Sin duda un vehículo destinado a quienes gozan de la afición motera obviando las descargas de adrenalina y prefieren recordar esa ruta por la compañía y los sitios visitados, aunque el acompañante no goce de un amplio asiento. Algo que sin embargo, tiene fácil solución.

Nuestra Motera: Alba Cruells
Fotografía: DFerentPics