Qooder Qooder: El extraterrestre

Comentarios
0

Ante todo, cabe destacar el cambio de nomenclatura que ha recibido la marca Quadro, que ha pasado a denominarse Qooder, es decir, el mismo nombre que el de su modelo de cuatro ruedas. Por lo tanto, el maxi escúter que hemos probado debería ser el Qooder Qooder (?).

Esta estética ha sido diseñada para “convencer” a los usuarios de coche a pasarse a una solución de movilidad que ofrezca más seguridad que la de una moto y parte de su practicidad.

Aclaraciones comerciales a parte, la dinámica de conducción del Qooder es incomparable al resto de escúteres que jamás hayamos probado. Su complejo sistema hidráulico HTS permite bascular todas las ruedas a la vez ofreciendo aplomo y confianza. La característica común a los vehículos de tres ruedas es su pronunciada pesadez en el tren delantero; pues en este de cuatro, la pesadez se reparte entre los dos ejes. De hecho, esta es la tónica que se percibe al conducir este vehículo que deja la báscula en 281 kg… Su sistema HTS funciona con suavidad y transmite estabilidad, aunque no permite realizar cambios de dirección tan ágiles como en una moto de dos ruedas. Eso sí, gracias a sus cuatro puntos de apoyo en carretera, el Qooder aporta un plus tanto en la seguridad como en el grip que permite llegar con una cierta alegría a la curva, y ese será su principal baza. Sin embargo, si se llega al tope de inclinación en plena curva, cosa que no es difícil, el Qooder hace una suerte de efecto rebote al que hay que acostumbrarse si uno no quiere manchar el pantalón. Un notable aspecto a mejorar y más teniendo en cuenta su descomunal masa es la ausencia de un sistema ABS. Sobre todo, en mojado. Como este escúter empiece a deslizar, el Qooder se torna muy difícil de dominar y nos puede traer algún susto que otro. Su conjunto de propulsión y transmisión, diseñado y patentado por Qooder, ofrece un buen rendimiento teniendo en cuenta el enorme peso que debe mover.

Ofrece un buen rendimiento, teniendo en cuenta el enorme peso que debe mover.

La estética del Qooder Qooder se podría resumir en una palabra: imponente. Es innegable la espectacularidad de este vehículo capaz de robar el protagonismo a cualquier otro de la carretera. Lo cierto es que en movimiento, es imposible no fijarse en cómo trabajan los brazos de la suspensión hidráulica para inclinar el enorme escúter. Sin dudas, esta estética ha sido diseñada para “convencer” a los usuarios de coche a pasarse a una solución de movilidad que ofrezca más seguridad que la de una moto y parte de su practicidad. A tales efectos y gracias a su homologación L5e-A, el Qooder se puede conducir con carnet de coche, así como con el de moto. Sin embargo, la practicidad tampoco es su fuerte pues su capacidad de carga da para guardar un solo casco integral, el puente central es muy alto y la plaza de acompañante queda un tanto “colgada”.

El modelo de cuatro ruedas de Qooder ofrece unas terminaciones muy justas tanto en la calidad de los plásticos como en la de los ajustes para un vehículo con un precio que pasa de los 11.000 €. La marca Qooder ya ha mostrado en bocetos el modelo que remplazará a este vehículo, por lo que ahora es buen momento para hacerse con el modelo saliente a un precio por debajo de los 10.000 €. Aún así, un Piaggio MP3 500 equipado al máximo ofrece más dinamismo, más practicidad, más calidad, marcha atrás y, sobre todo, ABS por un precio similar.

Qooder Qooder:

  • motor: Monocilíndrico SOHC, 4v, 4T, refr. líquida,
  • 399cc, iny. elec., Euro 4 (L5e-A), CBS.
  • POT.: 32,5 CV PAR: 38,5 Nm DEP.: 14 l. peso: 281 Kg
  • PVP promo: 9.999 € (precio normal 11.499 €)

Lo mejor:

  • Conducible con carné B 
  • Aplomo en carretera 
  • Exclusividad asegurada 
  • Estética imponente 

Lo mejorable:

  • Accionamiento mecánico bloqueo ruedas 
  • Calidad algunos plásticos 
  • Peso elevado 

Nuestra motera:

Mari Calero: @mariacalero26

Equipación:

  • Casco: MT Helmets Avenue SV
  • Chaqueta: Seventy Degrees SD-JT46
  • Guantes: Onboard Contact Air Lady
  • Botas: TCX Street Ace Ladyp 

Puedes ver este artículo en nuestra revista en papel.

Publicidad
Bihr Oakley

COMENTARIOS
0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*