DynamicLine skin 2021

PONS Seguridad Vial y ANESDOR exponen diez medidas para mejorar la seguridad en Moto

Comentarios
0

La consultora especializada en movilidad PONS Seguridad Vial y ANESDOR, la Asociación Nacional de Empresas del Sector Dos Ruedas, organizaron el pasado 20 de octubre en Madrid la jornada “La motocicleta en la Movilidad del siglo XXI” en la que presentaron una batería de diez medidas urgentes de carácter normativo, legislativo, formativo y de sensibilización dirigidas a las administraciones públicas para mejorar la seguridad de los motoristas. Son las siguientes:

1/ Sobre los recursos destinados a la seguridad vial de la moto: se recomienda que los organismos implicados en la seguridad vial dediquen a la moto una proporción de atención y recursos equivalentes a la representatividad de sus víctimas en el tráfico.

2/ Sobre el Plan Estratégico de Seguridad Vial para la moto: en 2008 la DGT aprobó este plan, estructurado en cuatro ámbitos de actuación, doce programas y 36 medidas. El consejo es que, transcurridos 10 años desde su aprobación, se proceda a su revisión y actualización para adecuarlo a las nuevas circunstancias. Además, se recomienda incluir un modelo de Plan de Seguridad Vial Urbana que facilite la aplicación práctica en el ámbito municipal.

3/ Sobre la regulación y el responsable de la motocicleta en las instituciones: La ONU define a los motoristas como usuarios vulnerables, junto a ciclistas y peatones. La presencia creciente de las motocicletas en nuestras ciudades y carreteras justifica una atención y un seguimiento especial para hacer frente a sus problemas y necesidades. Se recomienda el desarrollo de una Ley de Usuarios Vulnerables y que en los organismos responsables de la seguridad vial se designe a un funcionario, a poder ser usuario de moto, como referente en el tema de los desplazamientos en moto y en contacto permanente con las asociaciones de motoristas.

4/ Sobre la extensión de las “zonas 30”: es necesaria la promoción de las políticas de tráfico calmado o “zonas 30” por su significativa incidencia en la seguridad de los motociclistas por lo que supone de actuación sobre la velocidad y mejora de la convivencia con los otros modos de desplazamiento.

5/ Sobre la ordenación del aparcamiento de motos en la vía pública: se recomienda la ordenación e incremento del aparcamiento de motos en la vía pública en nuestras ciudades estableciendo criterios objetivos para garantizar que se dedica una proporción de la superficie disponible equivalente a la cuota del parque de vehículos que representa la moto.

6/ Sobre la formación de los motoristas: se recomienda una revisión integral de la formación que favorezca la formación continua de los motoristas contemplando aspectos como la introducción de la seguridad vial en el ciclo escolar, la revisión del sistema de permisos de conducción profundizando en el concepto de acceso progresivo, formación sobre la convivencia entre la moto y otros vehículos o la preparación de los formadores y el fomento de la formación avanzada tras la obtención del permiso de circulación.

7/ Sobre la sensibilización, la educación vial y la convivencia: aumentar las campañas de seguridad vial informando sobre los riesgos específicos que sufren los conductores de ciclomotores y motocicletas en ciudad por las malas acciones de los otros usuarios y de su vulnerabilidad en caso de accidente. Son necesarias campañas que fomenten la convivencia entre usuarios de diferentes medios de transporte y que recuerden la presencia de usuarios vulnerables.

8/ Sobre los cursos de conducción segura en moto: los cursos de conducción segura, formación avanzada pospermiso se han ido consolidando como una buena práctica para la formación continua en seguridad vial de los conductores. Se recomienda el desarrollo de un certificado de calidad mediante el que la Administración acredite el rigor de las escuelas y la calidad de los cursos de formación acompañado de medidas de incentivo al usuario como la distinción mediante anotación en el Registro de Conductores de los motoristas que han cursado formación certificada, una remuneración de 3 puntos en el permiso de conducción o el fomento de incentivos desde el ámbito privado como descuentos especiales para conductores formados a la hora de comprar una moto, contratar el seguro, etc.

9/ Sobre los conductores profesionales de la motocicleta: la seguridad vial de la moto debe estar incluida en los planes de prevención de riesgos laborales. Se recomienda gestionar ante la Fundación Estatal para la Formación del Empleo (FUNDAE) la inclusión en su catálogo de formación continua subvencionada la correspondiente oferta de formación y capacitación para los trabajadores de reparto en moto.

10/ Sobre la importancia del equipamiento: en la mayoría de caídad, la reacción instintiva hace que las manos sean la primera parte del cuerpo que contacta con el asfalto. En Francia, desde el 1 de enero de 2017 es obligatorio el uso de guantes por los motoristas. Se recomienda abrir el debate con las asociaciones de motoristas sobre la posible obligación del uso de guantes en los desplazamientos por carretera y trasladar el mensaje de la importancia del equipamiento adecuado para minimizar las lesiones en caso de accidente.