Polini potencia la T-Max 530 con sus kits de transmisión Hi-Speed y Hi-Speed Evolution

Comentarios
0

Con los kit de transmisión Hi-Speed y Hi-Speed Evolution diseñados por Polini para la Yamaha T-Max 530, este maxiescúter se vuelve, en dos niveles, aún más rápido, deportivo y divertido de conducir.

El kit Hi-Speed está compuesto por un variador y la tapa fija modificadas, que son de un diámetro 6 mm mayor que el de serie. El bulón sobre el que gira la parte móvil del variador dispone de un sistema patentado de lubricación que mantiene siempre engrasado su interior de manera uniforme, reduciendo aún más su fricción. Mientras su pared interior tiene un recubrimiento especial de DLC, con carbono, que se aplica en competición y en la industria aeronáutica para componentes de deslizamiento sometidos a un elevado desgaste. También cuenta con un muelle de contraste más duro. Y dos opciones de rodillos (de 12 o 14 gramos de peso), recubiertos con una nueva mezcla en nylon y fibras de aramida, con un tratamiento de abrillantado para mejorar el deslizamiento. Para completar el kit también ofrece una correa de transmisión en kevlar como la original, pero con una mezcla en su construcción que ofrece una resistencia superior para adaptarse al nuevo desarrollo del cambio, con un embrague reforzado de menor diámetro.

El Hi-Speed Evolution, que refleja el grado de sofisticación tecnológica alcanzado por la firma italiana, añade a lo anterior una semi-polea fija y una móvil “Air Speed” regulable que permite ofrecer distintos grados de inclinación al variador, que cuenta con un diámetro ligeramente superior. Este sistema mantiene siempre la máxima eficacia a la hora de transmitir el par motor sobre la rueda trasera, contando además con una correa de transmisión también específica y de mayor resistencia. Los rodillos de este kit son aún más ligeros, y el muelle de contraste con sistema antitorsión Evo Slider resulta un 34 por ciento más rígido, y el embrague, de 80 mm de diámetro, es más pequeño.

Con los registros del banco de potencia tomados sobre una misma unidad, la Yamaha T-Max 530 de serie rinde 45 CV mientras que con el variador Hi-Speed alcanzan 52 CV y con el kit Hi-Speed Evolution llega casi a los 55 CV. En marcha, enseguida se aprecian las diferencias, con una respuesta rotunda al acelerar desde parado y mayor energía a medio régimen, aumentando su velocidad máxima y sus recuperaciones sobre un chasis que lo admite sin inmutarse.

Prestaciones superiores para un producto sencillo de montar, con un precio de 182,58 euros para el kit de variador Hi-Speed y de 345,78 para el Hi-Speed Evolution.

Publicidad

COMENTARIOS
0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*