Polini: Pasado, presente y futuro

Comentarios
1

Desde su fundación en 1945 Polini ha evolucionado en positivo hasta convertirse en un líder mundial en el diseño y producción de piezas especiales para escúter y maxi escúter. Si su presente es brillante, su futuro es prometedor.
En 1945, recién acabada la II Guerra Mundial, Battista Polini abrió un pequeño taller dedicado a la reparación y fabricación de motocicletas. Con el paso de los años el escúter se generalizó como medio de transporte y el taller se inició en la rama de la modificación. Una Vespa sirvió de laboratorio de pruebas a la que mejoró su comportamiento y rendimiento del motor. Nacía Polini tal como la conocemos y lo que empezó como un negocio familiar se ha convertido en la primera empresa en la fabricación de accesorios para escúter. El secreto de su éxito, tal como subrayan desde la firma italiana, ha sido tener una organización muy bien estructurada que se ha adaptado a las necesidades de cada época siempre en la búsqueda del máximo rendimiento.

 

Polini, hoy

Actualmente la sede central de Polini está en Alzano Lombardo, localidad de la provincia de Bérgamo al norte Milán. Es un edificio de 13.800 metros cuadrados en el que cada departamento tiene su espacio para el desarrollo de sus productos: centro de I+D, de diseño, programación, desarrollo, almacenamiento, administración, ventas, competición y fabricación.

Otras líneas de actuación en las que Polini se ha convertido en un referente son la fabricación de minimotos desde principios de los noventa; de paramotores de 2 tiempos con cilindradas de 80 a 250cc (Polini Thor) destinados a las múltiples exigencias de vuelo y de accesorios y motores para pequeñas motos de enduro, cross y supermotard desde 1997. También merece especial mención su sala de pruebas y departamento de competición desde donde se dirige la Polini Italian Cup, cuna de algunos de los pilotos más laureados del Mundial de Velocidad como el mismísimo Valentino Rossi.

 

Futuro eléctrico

Siempre atenta y planificando el futuro, Polini es consciente de que éste pasa por la búsqueda de la sostenibilidad en el transporte, el respeto al medio ambiente y un estilo de vida eficiente. Y se ha puesto manos a la obra por un futuro mejor presentando en 2016 el motor eléctrico E-P3 para bicicletas eléctricas y unas baterías con una alta autonomía.

Investigamos y diseñamos nuevas tecnologías abriendo vías de negocio y mirando al futuro, como el motor y baterías para la bici eléctrica en base a las demandas sociales y de mercado. Así mismo, no paramos de evolucionar desde nuestro centro de diseño las piezas ya existentes para lograr que cada elemento mejore su rendimiento y fiabilidad y se adapten a los nuevos modelos que salen al mercado” explica Saimon Polini, director de marketing de Polini, sobre las directrices de la compañía italiana para el mañana.

Publicidad
Euromoto 85 Putoline 2020

COMENTARIOS
1
Añadir comentario

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*