Peugeot Metropolis: Un escúter de tres ruedas con los colmillos afilados

Comentarios
2

Sin lugar a dudas, esta evolución del Metropolis es la que ha acarreado un mayor número de mejoras en diseño, acabados, rendimiento y tecnología. Peugeot Motocycles ha puesto toda la carne en el asador para elevar a este vehículo a un nuevo nivel y así poder rivalizar de tú a tú con su archienemiga Piaggio MP3.

Diseño automovilístico

La primera y mayor distinción respecto al modelo anterior es su imagen. Tomando prestado el lenguaje de diseño de los coches de la marca, el nuevo Metropolis exhibe un agresivo frontal con los tradicionales colmillos lumínicos de Peugeot. El nuevo escúter, fabricado en la planta francesa de Mandeure (Doubs), ofrece una estética moderna y elegante capitaneada por una rejilla frontal de gran tamaño y unos faros LED de bella factura. Su robusta silueta converge en una bonita trasera donde destaca otro elemento “prestado” del mundo automovilístico, unas luces LED con tres franjas a modo de garra. El lateral de la moto viene adornado por la bandera francesa, un elemento que nos recuerda que estamos ante un producto europeo al 100%.

Acompañando a los notables cambios en el diseño exterior, nos topamos con un moderno y distintivo rediseño del cuadro de instrumentos. Se puede percibir en cada ápice de este maxiescúter de tres ruedas el brutal esfuerzo de la marca por subir el listón en la calidad de los acabados. El Metropolis adopta la modernista configuración de relojes denominada i-Connect con un velocímetro convencional y un cuentarevoluciones que gira en sentido contrario, un detalle que no nos parece nada práctico. En cualquier caso, la calidad visual percibida es muy alta.

Modernidad y conectividad

En el corazón del cuadro de instrumentos va incrustada una pantalla TFT central de 5” con muy buena definición que estrena el sistema de conectividad i-Connect. Con esta novedad, se puede vincular el vehículo al smartphone y se ofrece un sistema de navegación especialmente diseñado para ser muy simple y claro y distraer al piloto lo menos posible. Además, a través de la pantallita se podrán ver las llamadas y los mensajes entrantes. Todo esto sin olvidarnos de las informaciones habituales de consumos, parciales, depósito de combustible y otros valores. El cuadro de instrumentaciones se puede personalizar en tres colores y la intensidad del brillo se adapta a las condiciones lumínicas. Con una ergonomía poco vista en escúteres, la posición elevada del cuadro de instrumentación inspirada en los coches permite leer la información sin quitar los ojos de la carretera.

Corazón de león

El monocilíndrico del Metropolis 400i LFE (Low Friction Engine) ha recibido ciertas mejoras enfocadas principalmente al refinamiento y a conseguir suficiente eficiencia como para superar las exigencias de la Euro 5. El nuevo bloque adopta una combinación de cojinetes de biela y cigüeñal específicos, un árbol de levas de altas prestaciones y fricción limitada por una lubricación específica. Este destacable trabajo realizado en los elementos de fricción, tiempos de inyección, cartografía e inclusión de un sistema de inyección consiguen lograr un consumo de 3,9 l/100 km y una potencia declarada de 36 CV. Con estos valores de consumo junto con un depósito de 13,5 litros, la autonomía se estira hasta unos teóricos y holgados 300 km. El propulsor recibe la etiqueta medioambiental C.

Dinamismo seguro

Una de las grandes mejoras respecto al modelo anterior la encontramos en un mayor dinamismo que aporta más sensaciones al piloto. El nuevo tarado de las suspensiones es un tanto más firme y transmite un mayor aplomo. El Metropolis permite inclinar mucho y llegar al tope con facilidad, manteniéndose lineal y firme en todo momento. Durante la presentación, pudimos comprobar como los ingenieros de la marca francesa han realizado un excelente trabajo para conseguir subsanar, en gran medida, el que era uno de los puntos débiles del modelo anterior.

El nuevo escúter de tres ruedas incorpora el contrastado sistema ABS de Continental con frenada combinada en ambos trenes denominada SBC (Synchro Braking Concept). El sistema de frenado de la Metropolis, firmado por el especialista Nissin, se muestra muy eficaz y se beneficia de tener tres gomas en contacto con el asfalto. Como novedad asociada a este sistema, los cuatro intermitentes se encenderán automáticamente en caso de frenadas bruscas. El nuevo escúter francés incorpora un moderno control de tracción. Dependiendo de las condiciones de adherencia y del estilo de conducción, el conductor podrá elegir entre varios niveles de intrusión del control de tracción: Urbano, Deportivo o Desactivado.

Equipamiento completo

Peugeot ha refinado y mejorado su escúter en, prácticamente, todos los parámetros. El Metropolis ofrece una gran capacidad de carga con dos alojamientos bajo el asiento, uno de ellos de grandes proporciones. Además, todas las versiones equipan un sistema de acceso sin llave y un parabrisas ajustable manualmente. Igual que en sus coches, la marca francesa ofrece dos versiones, Active y Allure. Siendo la versión Allure la más completa, es la que incorpora el cuadro de instrumentos i-Connect junto a una serie de mejoras estéticas en el todo el conjunto. Además, Peugeot ofrece una gran cantidad de accesorios con los que adaptar el escúter a las necesidades de cada uno.

Con un precio que parte de los 8.799€ para la versión Active y 9.399€ para la Allure, el nuevo Metropolis no es nada barato. Con esas cifras, se asemeja demasiado al Piaggio MP3 de 500cc y 44 CV (a partir de 9.099€). En cualquier caso, el nuevo escúter francés es original, tiene mucho carácter y ha dado un enorme salto cualitativo.




También te puede interesar: