Pasmon Electric Vehicles (Barcelona): “Ponme a prueba”

Comentarios
0

Pere Joan Montserrat y su hijo Pere nos reciben listos para desgranar los secretos de este negocio con orígenes peculiares. “Venimos del mundo industrial, trabajábamos con camiones de servicios eléctricos, para parques y jardines. En 2016, Barcelona Entidades Municipales quería renovar todas las flotas de sus motos de gasolina. Abrió un concurso, hizo un acuerdo-marca con dos empresas, una era la nuestra y a partir de aquí salieron contratos derivados. Vimos que la moto eléctrica en la calle, el alquiler, era un mercado que estaba comenzando, con gente grande que lo gestionaba, no entramos. Se necesitaba estructura, modificar la moto para tener el control… Nos hemos dedicado más a flotas de empresas, esperando el modelo que salió nuevo de S01 de Silence, para entrar en el mercado de cara al particular”, explica Pere Joan. Con el lanzamiento de este modelo, se trasladaron a este local barcelonés para que  los particulares, vieran que contaban con un servicio excelente, de confianza, detrás de las motos Silence que adquirían. “Nos dedicamos a la moto de casualidad, porque todo ha ido encaminado”.

Pere Montserrat explica que su central está en Tarragona. Procede de su anterior negocio. “Allí teníamos dos naves. La segunda la dedicamos a taller. En las instalaciones de Barcelona somos tres, además de un administrativo y dos mecánicos más, que se desplazan dependiendo del trabajo que haya”. Se ubican en la calle Mallorca desde julio de 2019, en un local con 200 metros cuadrados.

Anteriormente abrieron un local en Consell de Cent, pero poco a poco crecieron y con el lanzamiento del modelo S01, decidieron trasladarse a un local más grande. “Nos dedicamos en un 99% a Silence, pero trabajamos también con el Ayuntamiento, licitó motos de montaña, y trabajamos con cuatro o cinco Voltas, y también gestionamos su mantenimiento”.

“A nosotros nos mueve la voluntad de servicio, y quedar bien, y que el cliente esté contento. Gracias al mundo del que venimos, tenemos experiencia en dar servicio personalizado in situ, y eso a las empresas, el hecho de no tener que desplazarse, las libera de muchos gastos. Aplicamos ese procedimiento a la moto”, aclara Pere Joan. Disponen de clientes también en Lleida, Girona y Tarragona. “Cuando la marca tiene un aviso de Tarragona nos lo pasa por correo para que contactemos nosotros”, añade.

Silence inauguró una exposición en Muntaner, solo para la S01, “no tenían que dar servicio, porque ellos son una fábrica, pero debido al cliente que tienen, que es Acciona, acabaron ofreciéndoselo, y aprovecharon para facilitarlo también a los clientes”. Confiesan que se han encontrado con algo que no hace nadie: “y es que la propia marca tenga una tienda de venta y acabe dando servicio directamente a los clientes. En este sentido, nuestro principal competidor es Seat”.

Gestionan alrededor de 180 motos de flota, sobre todo de Barcelona. En Tarragona no se ha dado el paso de electrificar, y no disponen de un parque significativo. “En Girona, tampoco. En particulares, también se nota, que hay muy pocos en toda la provincia”, explica Pere Montserrat. “Prestamos también servicios a las flotas de Correos de toda la provincia de Barcelona. Las primeras marcas de que disponían eran Scutum Silence y ahora son Rieju. Y lo hacemos in situ”, añade Pere Joan.

PIONEROS
“Nuestra principal diferencia con la competencia, además de haber sido los primeros en el negocio, y pioneros en ventas, es que nuestra batería es extraíble y te la puedes llevar. Un acuerdo de pacto de baterías con otras marcas es algo que ha tenido en mente Silence. Eso haría que fueran más baratas. Si pagas una cuota mensual dependiendo del uso que le des, el producto es más atractivo”, comenta Pere Joan. Además, la moto es de fabricación nacional. “Es muy prestacional. Los clientes son muy exigentes y vienen pensando probarla. Una vez lo hacen, la moto habla por sí misma”.

Sobre el mantenimiento de las motos eléctricas, nos explica que “es relativamente sencillo. Componentes, básicamente. Las revisiones se llevan a cabo por ordenador. El responsable debe controlar, programar, ajustar, y lo demás, son componentes. Neumáticos, pastillas de freno, discos… piezas de desgaste y algo de carrocería”. La obsesión de este distribuidor especializado en las nuevas formas de movilidad eléctrica es la máxima profesionalidad y compromiso para lograr que el cliente viva tranquilo, esté donde esté.

La sede
Tarragona es la sede central de Pasmon. “Allí también tocamos maquinaria de limpieza a nivel industrial, con un mecánico destinado a ello, un jefe técnico que lo lleva todo. Allí son cinco trabajadores. Desde allí, las furgonetas salen a hacer trabajos donde sea necesario”, nos cuenta su responsable, Pere Joan Montserrat.



También te puede interesar:

Publicidad
TEXA 2021 Internoticia

COMENTARIOS
0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*