“Nunca ponga todos los huevos en la misma cesta” es el consejo de Ernst Prost de Liqui Moly

Comentarios
1

Ernst Prost, uno de los directivos con mayor actividad durante estos últimos meses, sigue apostando por espolear a sus compañeros y al sector con sus interesantes reflexiones. En clave empresarial, el texto publicado por el alemán destaca las bondades económicas que ha vivido Liqui Moly gracias a la diversificación de su gama. El resto, lo cuenta Ernst.

Esta es la circular de Ernst Prost: Nunca te lo juegues todo a una carta

¡Buenos días, queridos compañeros y compañeras!

Hace veinticinco años teníamos tan solo un puñado de productos, unos cuantos clientes, cinco proveedores y tres bancos. Si no lo recuerdo mal, no éramos más de 116… Uno de los bancos nos canceló el crédito, nuestro proveedor principal no quería seguir produciendo para nosotros y nuestros clientes más importantes nos borraron de su lista porque Valvoline les había ofrecido una millonada para acabar con nosotros. Exportábamos si acaso a una docena de países y la marca no estaba siquiera registrada a nivel mundial… No hace tanto tiempo de esto…

La experiencia nos hace más listos. El ser humano es fruto de sus experiencias… Ahora ya saben por qué detesto depender de otros. Las dependencias pueden ser mortales. Visto a posteriori estoy agradecido por todos estos golpes. A día de hoy no necesitamos nada de los bancos, tenemos miles de clientes y miles de productos en 150 países del mundo. Tengo siempre muy presente la diversificación del riesgo y evitar su aglomeración. Para que no pase nada, si pasa algo… Internacionalizar, diversificar y multiplicar; estas tres sencillas maniobras de liberación nos sacaron de un desequilibrio sumamente peligroso y con ellas hemos podido construir una estructura estable, sostenible y segura apuntalada por los cuatro costados.

«Siempre se puede un poco más». Ahora se demuestra la vigencia de este lema. Como tenemos 4000 productos en diversos mercados, porque vendemos a 150 países distintos, seguimos teniendo una lista de pedidos. «Cuando se cierra una puerta, se abre otra».Turismos, vehículos comerciales, motos, embarcaciones, bicicletas, cortacéspedes, maquinaria de construcción, maquinaria agrícola, aviones, instalaciones industriales, grupos diésel estacionarios, etc., etc., etc. Allí donde haya un motor en marcha y donde un coche (o un taller) deba estar óptica y técnicamente impecable, allí estaremos nosotros.

Me encanta diversificar riesgos. Así se tiene seguridad, en vez de noches en vela, y es la disciplina reina de las empresas prudentes. De lo que se trata ahora es de sacarle partido de manera inteligente y coherente a todas esa cantidad de oportunidades que tenemos. En primera fila comerciales aplicadísimos (tenemos a los mejores del mundo), estrategias de venta diferenciadas, marketing adaptado a los mercados y un catálogo de productos ajustado a las demandas individuales nos han llevado a cifras de crecimiento de dos dígitos, y a sobrevivir las crisis…

Captamos clientes a nivel internacional, nacional, regional y local. Allí donde se sientan en casa. Puede ser el mundo entero o en la patria chica. O los dos, porque ambos son parte de lo mismo… Como la gallina y el huevo. Pero nunca ponga todos los huevos en la misma cesta…


También te puede interesar:

COMENTARIOS
1
Añadir comentario

DEJA UN COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*