Nuevos kits de transmisión Polini: Evolución constante

Comentarios
0

Hemos podido conocer en directo la fábrica de Polini, ver por dentro cómo es esta empresa nacida hace más de medio siglo como una empresa familiar y que, movida por la pasión, la dedicación y la innovación, se ha convertido en la principal factoría de accesorios para scooter del mundo.
Fundada en 1945, no ha parado de crecer hasta convertirse en la referencia del sector con un metódico sistema de producción y toda la pasión que su equipo imprime en cada detalle al elaborar sus productos además de un cuidado absoluto por la calidad y una evolución constante de su oferta que nace ya en su departamento de diseño.
Ya la arquitectura de su sede, con techo en forma de un enorme cilindro de aluminio para el último piso de la zona de oficinas y como frontal del departamento de carreras, ofrece una imagen seductora. Desde su centro de I+D no paran de innovar y de lanzar nuevos productos, aplicando la última tecnología para un desarrollo totalmente competitivo. Y a la vez, en Polini, trazan las directrices de su futuro para adaptarse constantemente a las demandas del mercado y de la sociedad. Así, ya trabajan desde hace tiempo en el desarrollo de nuevas tecnologías de cara a ese futuro, como la electromovilidad, abriendo una nueva vía de negocio con el desarrollo de un innovador motor eléctrico para bicicletas.
Pero de momento, centrémonos en el presente, porque hemos podido conocer y probar algunas de sus últimas novedades como los kits de transmisión para la Honda SH 125, la Yamaha T-Max 530 y la Enduro 50 cc.

Mayor rendimiento con los kits de transmisión
Polini diseña y desarrolla sus propias piezas directamente para los motores así como componentes y accesorios para mejorar cada parte esencial de cualquier scooter del mercado en todas las categorías o para el desarrollo de pequeñas motos de motocross, supermotard o enduro. Refuerzan la parte ciclo y crean componentes para mejorar su rendimiento y capacidad dinámica.
Uno de los puntos donde centran su tecnología es en el sistema de transmisión de un scooter. “Sí, existe mucha demanda de variadores pues su montaje es sencillo, no requiere una gran inversión y mejora ostensiblemente la respuesta de la moto mejorando sus funcionamiento y prestaciones” nos comenta Denis Polini, Director de I+D, mientras nos muestra los kits de transmisión completos para la Yamaha T-Max 530 y la Honda SH 125.

Polini Hi-Speed para Yamaha T-Max 530
Por comportamiento y rendimiento, la maxi scooter Yamaha T-Max 530 es, sin duda, una de las referencias del mercado, con un chasis que acerca su conducción a la de una moto y con unas elevadas prestaciones. La actual versión fue lanzada en 2017 sobre el chasis y motor de su antecesor, evidenciando un paso adelante para seguir marcando el ritmo en la categoría.
Pero si quieres más, Polini te lo proporciona de forma sencilla y económica porque ha diseñado tres kits de transmisión para el modelo japonés: el original, con el mismo variador y su tapa, así como el embrague y correa, pero fabricados por Polini. La firma italiana mejora su fiabilidad y calidad de materiales. Y los kits Hi-Speed y Hi Speed Evolution, que proporcionan un rendimiento superior.
El nuevo variador Hi-Speed muestra la evolución tecnológica alcanzada por Polini. Monta su innovador sistema de lubricación patentado para alcanzar una fiabilidad única que respalda la mejora en rendimiento, con unas prestaciones superiores.
El kit Hi-Speed está compuesto por un variador y una tapa modificadas, con un diámetro 6 mm mayor que el de serie y dotado de un muelle de contraste más duro que distribuye la grasa de manera uniforme y constante. El bulón, además de contar con el sistema patentado de lubricación que mantiene siempre engrasado su interior, reduce aún más su fricción. Para ello dispone de un revestimiento especial de DLC fabricado en carbono y que es utilizado para aplicar en competición y en la industria aeronáutica para componentes de deslizamiento sometidos a un elevado desgaste.
Y los rodillos del kit, con dos opciones (12 o 14 gr de peso), están recubiertos con una nueva mezcla en nylon y fibras aramídicas que han recibido un tratamiento de abrillantado para mejorar el deslizamiento. La correa de transmisión también es diferente en este kit para ofrecer una resistencia superior y adaptarse al nuevo desarrollo del cambio, con un embrague evolucionado.
Pero si aún quieres más, Polini ofrece el Hi-Speed Evolution, que ha lanzado con posterioridad al anterior y que refleja el grado de sofisticación tecnológica alcanzado por la firma italiana. El variador Hi-Speed Evolution dispone de una semi-polea fija y una móvil “Air Speed” regulable que permite ofrecer distintos grados de inclinación. Con ello, la correa de transmisión, también específica y de mayor resistencia, mantiene siempre la máxima eficacia a la hora de transmitir el par motor.
Los rodillos son aún más ligeros en este kit y el muelle de contraste con sistema antitorsión Evo Slider resulta un 34 por ciento más rígido. El bulón es el mismo por lo que cuenta con el innovador sistema de engrase y su interior está tratado con DLC para reducir el desgaste.
Un completo kit que hemos podido probar en las instalaciones de la fábrica Polini en Alzano Lombardo en la versión más prestacional, la Hi-Speed Evolution. No obstante, primero conducimos la unidad de pruebas de la Yamaha T-Max 530 con el variador de serie pero equipada con un escape Polini. Esto nos permitió constatar directamente las diferencias y comprobar la sencillez de su montaje al instalar el nuevo variador mientras nos explicaban el diseño de cada pieza que lo componía.
Antes del cambio del sistema de transmisión, el responsable de realizarlo sometió a la T-Max a la medición de su curva de potencia con nosotros como testigos para poder compararla después con el kit, incluyendo también la variable del variador intermedio.
La T-Max 530 de serie rinde 45,32 CV a 6.750 rpm mientras con el variador Hi-Speed rinde 52 CV, 8 CV más, y con el kit Hi-Speed Evolution alcanza casi los 55 CV. Pero, además, con ambos alcanza la potencia máxima antes del medio régimen y mantiene en los dos casos elevados valores hasta un régimen muy alto.
En marcha, además de una mayor aceleración, que se evidencia inmediatamente, encontramos una respuesta rotunda desde acelerar en parado y una respuesta a medio régimen también más rotunda al modelo básico. En definitiva, prestaciones superiores, para el maxiscooter más deportivo.

Publicidad
Bihr RST 2019

COMENTARIOS
0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*