Motocard: Nueva línea

Comentarios
0

Motocard conserva la esencia pura del negocio familiar. Sus instalaciones hablan de una amplia trayectoria, iniciada a principios de los ochenta, en la que la implicación personal de sus protagonistas va más allá del puro negocio. Motocard es ya un estilo de vida, y como ocurre con el vino, su madurez ha mejorado su calidad.

Este distribuidor inició su andadura en Andorra, con un establecimiento que se convirtió en mítico. La familia Colillas descubrió que vendían más accesorios que motocicletas. Así que apostaron de lleno por el equipamiento y no se equivocaron. Para los moteros, visitar la tienda Motocard de Andorra se convirtió en prácticamente una tradición. Este reconocido distribuidor acumula más de 30 años de experiencia en el sector. Empezó oficialmente en 1982, en el Principado de Andorra, y actualmente dispone de más de doce centros repartidos por la Península Ibérica.

Hablamos con su gerente, Ramon Colillas, en el establecimiento de Solsona, sede central de la familia, para conocer el nuevo plan de expansión del distribuidor. “Somos conocidos por nuestra dedicación al público, al usuario final, pero hemos visto la posibilidad de distribuir material a talleres y tiendas. Pequeños talleres nos piden accesorios a menudo y hemos visto una clara oportunidad de negocio”, nos explica. Era una idea que perseguía a Motocard hace tiempo. Con la entrada en el accionariado del fondo de inversión Abac en 2018, la plantilla creció: “hay savia nueva e intentamos seguir creciendo. Contamos con un plan de expansión para aprovechar la demanda que empezamos a detectar y dado el buen funcionamiento que está teniendo nuestra plataforma web, decidimos lanzar un canal de venta dirigido especialmente a talleres y tiendas, es decir, una plataforma B2B”. Motocard ya está a punto de lanzarlo y ahora necesita llegar a esos talleres y ofrecerles la posibilidad de vender a través de ellos. “Hemos detectado que seremos muy útiles a talleres porque podemos reunir un pedido de varios accesorios. Nosotros contamos con un stock muy grande para nuestras tiendas y a parte también damos servicio por internet. Vendemos un 42% vía online y la mitad de éstas son ventas al extranjero”. El distribuidor cuenta con un stock permanente para sus establecimientos, a los que les garantiza una entrega de pedidos entre 24 y 48 horas.

 

Y ¿qué es lo que puede ofrecer Motocard a talleres y pequeños establecimientos?

Los talleres pueden entrar a la misma web a la que entra el cliente final, pero podrán ver descuento y condiciones. Si desean hacer pedidos, podrán llevarlos a cabo a cualquier hora”. Hasta ahora, las tiendas Motocard son propias, “de hecho, no nos gustaría que otros establecimientos se autodenominasen Motocard sin ofrecer un buen servicio. Queremos que los talleres que vayan comprando puedan llegar a convertirse en algo parecido a una franquicia nuestra, un punto de venta Motocard. El plan es crear una red y contemplar incluso la opción de montar en esas tiendas un córner exclusivo, por ejemplo”.

Esta es su idea. Y están cada vez más cerca de conseguirla. “Queremos llegar al profesional de la tienda y del taller, que recibe a un cliente que le pide un casco y no sabe de dónde sacarlo. Ellos se encuentran que cuando van al importador, no pueden adquirir un único producto, sino que se les pide un mínimo de varias unidades. Nosotros les daremos un trato como si fueran un cliente particular y eso les puede funcionar”, especifica Colillas. Así pues, los talleres y tiendas podrán acceder a la web de Motocard como usuarios profesionales, visualizando sus propios precios de manera que podrán hacer una comparativa. “Si la tienda hace un pedido de menos de 200 euros, pagará 6,95 €, pero si el pedido es de más valor, los portes serán gratis”, nos explica Oriol Josa, coordinador de B2B.

Motocard es muy competitivo con su público final, es el destinatario del 99,9% de sus ventas. “Ahora queremos ser competitivos también con los talleres. Hemos trabajado para garantizar una máxima facilidad en el sistema para las tiendas. El cliente final encontrará en su taller de siempre una garantía, le da confianza comprarle a él en lugar de hacerlo por internet. Porque aún hay gente remisa a hacerlo. De esta manera la tienda tiene una gama muy amplia que ofrecer, sin necesidad de tener el stock”, añade. Porque, de hecho, uno de los problemas que tienen las tiendas pequeñas es que por mucha oferta disponible que tengan, nunca es suficiente, “y las gamas en los catálogos es infinita. Nosotros les ofrecemos todas estas colecciones de marcas que no les llegarían y con eso pueden ganar. Y todo ello irá acompañado de una campaña de apoyo a las marcas”.Y es que el almacén de Motocard es impactante. Comercializan más de 11.000 referencias en equipamiento para motorista y accesorios. También cuentan con algo de recambio, pero no es el core business de la empresa. La implementación de un nuevo sistema de etiquetado de productos digitalizado el pasado mes de julio ha revolucionado espectacularmente los procesos logísticos. La nueva tecnología, que ellos denominan picking electrónico, ha aumentado la eficiencia gracias a códigos de barras que ofrecen toda la información del stock mucho más rápido.

Botas, chaquetas, cascos, todo lo que cualquier motorista necesita antes de subirse a la moto puede encontrarlo en cualquiera de las tiendas Motocard en Andorra, Barcelona, Valencia, Madrid, Málaga… además de la tienda online Motocard.com, para prestar servicio a cualquier aficionado allí donde se encuentre. Su objetivo es poder conseguir otra apertura en la capital. Disponen de más de cien marcas, entre las que destacan Alpinestars, Dainese, Shoei, GIVI, Fox, AGV, HJC o Rizoma, y aunque en el pasado sí habían tenido algunas marcas en exclusiva, hoy ya no.

La pasión se convirtió en trabajo. En Motocard aman el motociclismo e intentan apoyarlo en todos sus ámbitos con patrocinios. Pueden presumir de haber acompañado a pilotos como Marc Márquez, Jorge Lorenzo, Iván Cervantes, Aleix y Pol Espargaró… e incluso a equipos como Kawasaki Racing Team en WSBK o Ducati D’Antin Racing en MotoGP.

Puedes disfrutar también de este reportaje en el número 280 de MotoTaller correspondiente a octubre de 2019.

Publicidad
Euromoto 85 Putoline 2019

COMENTARIOS
0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*