Moto House: Hogar motero

Comentarios
0

Moto House es uno de los talleres de referencia del madrileño barrio de Vallecas. En 2015, Gonzalo García abrió de su propio taller con el que ofrecer los servicios de reparación, transformación y puesta a punto. Complementa su actividad con la comercialización de moto nueva, de ocasión, recambios y equipamiento.

Moto House nació casi de golpe cuando Gonzalo García se enteró que el taller del que había sido responsable durante 7 años se iba al garete sin previo aviso. Una situación complicada que se convirtió en el mejor caldo de cultivo para la apertura de lo que es hoy. En 2015, el taller ubicado en Vallecas levantó las persianas por primera vez. Tal como dice Gonzalo, “Tuvimos un primer año muy bueno que nos permitió crecer mucho en muy poco tiempo. Ahora ya somos 4 mecánicos fijos y tenemos un muy buen volumen de trabajo”. Como suele ser habitual en este tipo de casos, el establecimiento madrileño combina otras vías de negocio tales como venta de moto nueva, de ocasión, recambios y una pequeña exposición de equipamiento con la que redondear el servicio ofrecido a sus clientes.

El gran taller vallecano ofrece absolutamente todos los servicios de mecánica posibles que van desde operaciones rápidas de mantenimiento y cambio de neumáticos hasta complejas reparaciones de motor o transmisión. En este aspecto, Moto House cuenta con diversos equipos de diagnosis multimarca y algunos de específicos con los que asegurarse dar el mejor y más completo servicio a sus clientes. Asimismo, ofrece la venta e instalación de accesorios de primera línea como son los prestigiosos escapes de Akrapovič.

El perfil de sus clientes no es el del típico taller urbano llegando a un sorprendente 50/50 entre todo lo que sería escúteres y otra mitad de clientela con motocicletas de verdad, ya sean de carretera o para circuito. Debido a la enorme experiencia del equipo de mecánicos, Moto House realiza puestas a puntos para circuito y la instalación de accesorios de competición tales como centralitas o cambios semiautomáticos. En este sentido, el establecimiento madrileño tiene un acuerdo con otro taller equipado con banco de potencia con el que poder realizar las comprobaciones necesarias para la correcta instalación de nuevas piezas.

Las transformaciones son otro de los servicios ofrecidos ya que representan una tendencia de rabiosa actualidad gracias a la popularización de las estéticas cafe racer y scrambler. Si bien la realización del proyecto e instalación de piezas se hacen en Moto House, cuentan con la ayuda de un taller de pintura de confianza para realizar las tareas estéticas, una actividad para la que se necesita un equipamiento específico de taller y un alto grado de especialización.

Complementando la actividad económica del taller, Moto House comercializa motocicletas nuevas de prácticamente todas las marcas por catálogo. Aprilia es una es una de las más destacadas. Kymco es otra de las marcas más populares en el taller ya que aporta un gran volumen de ventas y para la que se ofrecen tanto un servicio técnico oficial del más alto nivel como la venta de sus recambios. La venta de moto de ocasión es otro puntal económico. Desempeñan esta actividad adquiriendo directamente vehículos derivados de una venta o comprándolas directamente si aparece una buena oportunidad. Asimismo, ofrecen la posibilidad de dejar la moto en exposición a cambio de una comisión por la gestión.

Moto House ha apostado por Instagram para crear un escaparate virtual y así poder mostrar las posibilidades y virtudes de este completo taller. Gonzalo recurre a un experto en redes sociales, que además es cliente, para crear diferentes publicaciones con trabajos y transformaciones realizadas, servicios ofrecidos e interesantes promociones. Tal como afirma el propietario del taller, “Hemos notado un impacto real desde que estamos más metidos en Instagram, aunque la mejor publicidad de todas es el boca a oreja de clientes satisfechos”. Además y como una sorprendente vía para aumentar la cartera de clientes, Gonzalo nos cuenta como el uso esporádico de Groupon, una plataforma digital que ofrece ofertas de todo tipo, le ha servido para atraer nuevos moteros y fidelizarlos pese a no obtener beneficios en la primera operación.

El éxito del taller se basa en un trato cercano y transparente ofrecido a los clientes, es decir, se práctica una comunicación muy fluida para aportar toda la confianza y seguridad posible. Hablando acerca del balance de los últimos 5 años de vida del taller, Gonzalo destaca como ha obtenido un crecimiento continuo hasta llegar a mediados de 2019. Pese a esta ligera desaceleración del mercado, nuestro protagonista se muestra optimista para el 2020, un año en el que veremos un efecto de fin de serie con la entrada en vigor de la nueva normativa de emisiones Euro 5.

Una segunda vía

Un emprendedor es aquel que no cesa en la búsqueda de nuevos proyectos con los que marcarse retos empresariales y diversificar. Eso es justo lo que ha hecho Gonzalo García con la apertura de Start and Move, una empresa dedicada a la venta online de equipamiento y al alquiler de escúteres y motocicletas. La oferta de equipamiento que maneja la plataforma es variada y ofrece algunas de las mejores marcas siempre brindando un rango de precio suficientemente amplio como para adaptarse a las necesidades de cada cliente. Buen ejemplo de ello son las marcas de cascos con las que cuentan como son Bell, Astone, LS2, HJC, MT Helmets o Icon. En materia de ropa y accesorios, cuentan también con primeras marcas como RST, Tucano Urbano, Alpinestars o Seventy Degrees. Moto House se beneficia de su relación con Start and Move ofreciendo un servicio de sustitución a través de la plataforma de alquiler.

Puedes acceder a este reportaje, en la revista, desde aquí.

Publicidad
SWM

COMENTARIOS
0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*