Montesa Texas by BoxZero: Déjà vu

Comentarios
0

Dicen que las modas o los productos del pasado que crearon tendencia tiempo atrás vuelven al cabo de unos años. Por ejemplo, sin ir más lejos, vemos la vuelta de las míticas deportivas Victoria, o los pantalones acampanados… Nuestra invitada de este número también es buen ejemplo de ello. De la mano de BoxZero, concesionario de Molins de Rei (Barcelona), regresa la mítica Montesa Texas del 1966, con esencia moderna y espíritu “retroantiguo”.

Un buen día, me llegó un mensaje al teléfono. Era una foto de una montura muy llamativa, elegante, con su punto clásico pero con todos los componentes modernos y de nuestro siglo. La imagen acompañaba un “¿Quieres probarla?”… una pregunta absurda, ¡sabiendo lo quemados que somos en MotoTaller! Era Jordi Soriano de Boxzero, el artífice de la supertransformación de una Montesa 4Ride en una Montesa Texas, una réplica de la Texas original creada en 1966.

Solo hace falta ver las fotos para darse cuenta de lo atractiva que es nuestra contertulia, el enorme trabajo y empeño depositado en crear la versión moderna de aquella moto que tantas pasiones levantó y que tanto había hecho disfrutar a nuestros padres, a nuestras madres, abuelos y abuelas.

 

Sobre la base de una 4Rice, BoxZero la ha transformado en una réplica de la Texas original creada en 1966. El trabajo realizado ha sido fantástico dando como resultado una moto muy atractiva y efectiva.

 

Destaca su amarillo subido, un color escogido minuciosamente para tratar de parecerse a la Texas del 1966, un amarillo con el mismo brillo y pasión dentro del garaje como fuera, al sol. Combinaciones atrayentes y acertadas, con el negro brillante que le acompaña, que mezcladas con las partes pulidas y cromadas de la Texas, hacen que sea una moto que resalte y destaque por encima de muchas otras.

Jordi Soriano nos recibió en la sede central de BoxZero en Molins de Rei. Es allí donde han desarrollado la moto que os estamos presentando. Nos explicó detalladamente todos los pasos que han ido realizando, las distintas evoluciones y búsqueda de soluciones, para llegar a crear la maravilla que tenemos delante. Nos explica que aún tienen más mejoras por hacer, pero que todo tiene que ir llegando poco a poco, a su debido tiempo. Yo personalmente estoy asombrado de lo que tengo delante, y aún hay posibilidad de mejora… Nos enseña los moldes, matrices y “secretos” para llegar donde han llegado. Nos cuenta también las conversaciones y horas de diseño con sus proveedores y las piezas únicas que han desarrollado para alcanzarlo. ¡Es hora de probarla! Con la Montesa Texas me espera un menú variado: ¡Asfalto y tierra! En Boxzero nos explican la polivalencia de la Montesa Texas 4.0, sus posibilidades y características para ir por el asfalto, los cambios que han hecho en los desarrollos para alargar un poco más cada marcha, pero sin perder la patada y los bajos, ventajas destacables en la tierra.

También han introducido cambios en la caja de aire, más capacidad y mejor accesibilidad al filtro de aire. Esto le hace tener un motor más lleno, sobre todo a la hora de afrontar carretera, y mayor comodidad al usuario, para poder cambiar el filtro de aire, en caso de que haya hecho off road. Evidentemente, al transformar una moto 100% off road a una montura válida para todo, BoxZero tuvo en cuenta la frenada, proveyendo a la Montesa Texas de unos frenos con mayor potencia de frenada, ya que las velocidades en carretera son más altas que en la tierra.

Me lo pasé genial por la carretera por la que decidí rodar, una vía con buen asfalto y sinuosa, ideal para poder notar su maniobrabilidad y agilidad, gracias a sus escasos 80 kilos. No noté ninguna incomodidad a la hora de virar. Tenemos que tener en cuenta que partimos de una moto 100% off road. Los técnicos de BoxZero también dotaron a la Texas de un tarado de suspensión más duro, con un amortiguador regulable en compresión y extensión para poder elegir un tacto más duro o más blando, por si te adentras en el bosque y quieres un poco más de control. ¡Y esto es lo que hicimos! Después de ver su comportamiento exquisito en el asfalto, quise testearla en la tierra, donde me encuentro como pez en el agua… ¡Perfecta! Me lo pasé genial con la Texas, me sentía libre y ágil, con un motor capacitado para subir y bajar por sitios remotos y complejos, aportando una tracción brutal, haciendo notar sus orígenes trialeros. En ningún momento me sentí inseguro, a pesar de llevar unos neumáticos polivalentes para todo tipo de terreno, para sentirme cómodo en el asfalto y en la tierra. Y es que este detalle de los neumáticos también ha sido uno de los artículos probados y escogidos minuciosamente por BoxZero.

La Montesa Texas es una de aquellas motos que no te deja indiferente, ya que te asombra su comportamiento y posibilidades. La encuentro muy válida para la ciudad, y al mismo tiempo sin barreras ni obstáculos por si quieres ir a relajarte al campo, y evidentemente sin perder ni una pizca de elegancia. Me sentí un poco –solo un poco– como Steve McQueen en aquellas estupendas películas encima de una moto, y es que no es solo la sensación, sino la realidad. Es ir con una moto prácticamente artesanal.

 

Vayamos por partes…

Para realizar la transformación de la Montesa 4Ride a la réplica Texas del 1966, se han modificado algunos aspectos técnicos de la moto de serie, además de los cambios ya visuales:

• Se ha sustituido el freno delantero original, por otro de mayor potencia de frenada

• Se han montado neumáticos tipo trail, para tener un agarre óptimo en cada circunstancia

• Guardabarros delantero y trasero cromados y alzados

• Faro delantero redondo con soportes especiales

• Depósito de combustible con mayor capacidad

• Simulador de depósito en amarillo y el logo de Montesa Caja de aire de admisión más grande y más capacidad

• Paneles laterales cromados

• Asiento

• Amortiguador regulable

• Subchasis reforzado y modificado

COMENTARIOS
0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*