Máximo Moto (Barcelona): Lo nuestro

Comentarios
0

Es un placer descubrir distribuidores como Máximo Moto. De una tienda pequeña en Valencia han dado un triple salto inaugurando nuevos establecimientos en Málaga, Madrid, Zaragoza, Barcelona, Sevilla y Alicante en los que ofrecen sus marcas propias, materias primas de calidad y un precio para todos los bolsillos.

En la sección Distribuidor del Mes del número 294 de MotoTaller correspondiente a enero de 2021 nos adentramos en un negocio solvente en el que la materia prima de calidad no está reñida con el precio. No es algo fácil, teniendo en cuenta la cantidad de competencia y los niveles de exigencia del motero. Alexandre Abril, su responsable de marketing y tiendas, nos deja claro que es posible. La tienda ubicada en Barcelona de este distribuidor es un ejemplo claro. Con una superficie hábil, sin almacén de casi 400 metros cuadrados, repartidos en dos pisos, el espacio ya se les queda justo, y eso que apenas llevan medio año en la plaza.

Este distribuidor presume de vender sus marcas propias en siete tiendas ubicadas en Valencia, Barcelona, Zaragoza, Sevilla, Madrid, Málaga y Alicante. Bela, Shua y R-Tech son sus estandartes. Y el catálogo es inmenso, comprende infinidad de referencias a las que no paran de unírseles muchas más.

Diseñan y desarrollan su propio producto, además de controlar la fabricación directamente. Son alrededor de 40 empleados y presumen de un porfolio en el que tienen cabida desde guantes, pasando por alforjas, spray para mantenimiento de la piel, monos, jeans, chaquetas, botas… Y todo ello en diferentes gamas dependiendo de las necesidades del cliente. Además, distribuyen dos marcas de cascos: Givi y MT Helmets. “Son dos enseñas que trabajan como nosotros por su calidad y precio. Y los diseños son fantásticos, además de ofrecer garantías muy buenas. Su filosofía de trabajo es muy semejante a la nuestra”, explica Alex Abril. “Al fabricar tú tus productos de marca propia, la calidad que ofreces y los precios tienes que ajustarlos más que si los compras a otro”. Reto y oportunidad.

Tras el primer establecimiento, inauguraron en Zaragoza una tienda grande que funciona muy bien y desde la que asegura que despegaron: “Se conoció más la marca. Montamos un equipo de motos en la ESBK, con el piloto ganamos un par de carreras. Y así, gracias al boca a oreja, que funciona mucho, avanzamos. Luego, el mismo año, nos hemos expandido mucho, Málaga, Madrid, Barcelona, Sevilla y Alicante… y muy pronto, Andorra”.

Una cuestión de calidad

Desde sus inicios, hace apenas cinco años, Máximo Moto ha sabido mantener el nivel en un contexto muy complicado. ¿El secreto? Garantizar calidad a precios muy ajustados. “Si vienes y tocas la piel, compruebas la calidad. Es otra cosa”, explica Abril. Observaron que pese a la competencia, existía un mercado importante porque “los productos de este tipo se desgastan mucho”.

Disponen de guantes de todas las gamas, racing, touring, de hombre y mujer. Los monos son su sector más fuerte. Con ellos pueden competir: “Son monos de vacuno de calidad muy alta, a precios muy buenos. Los fabricamos nosotros. Sabemos de su calidad porque además los probamos. Nuestros dos piezas también funcionan muy bien y las chaquetas, tanto de estilo urbano como racing”, explica Abril. Algunas, desde luego, se pueden usar sin moto. Comprobamos que son piezas que protegen sin sacrificar ni un ápice de belleza. Alexandre quiere insistir en la importancia de visitar la tienda y recibir un trato muy personalizado: “Nuestra venta en web funciona estupendamente, pero recordemos que en el tema tallas, si te pones un mono grande, te sobra piel y te caes, te haces mucho daño. Los niveles de seguridad también dependen del ajuste. Por eso es tan importante que nuestros dependientes asesoren y el modelo que elijas sea el adecuado”. Los acabados son excelentes. Por poco más de 100 euros se puede adquirir una chaqueta de cuero con protecciones y sus correspondientes homologaciones. “Y son bonitas. Ya no hay que elegir entre belleza y protección. Hemos logrado alcanzar el equilibro”, añade.

Marcas y distribución

Bella es su marca de representación, con calidades excelentes. Shua presenta materiales de piel de vacunopero no está tan trabajada, por eso su precio es inferior y ha sido concebida para rutas más esporádicas”. R-Tech garantiza estilo, de alta calidad, “pero sin inflar más el precio, para cubrir un nicho de mercado que quiere algo muy top a precio asequible”. Piel, cordura, textil, incluso mix de cordura y piel, la oferta da mucho de sí.

Máximo Moto controla su distribución: “Tenemos algunas tiendas a las que ofrecemos algunos productos. La confianza es imprescindible, queremos controlarlo todo. Nadie vende como tú mismo. Sabemos que nuestro mercado es ideal, con precios más ajustados, de hecho algunas tiendas nos venden. Estamos abiertos a ello. Pero nuestro objetivo es inaugurar más tiendas propias, nada de franquicias. Quince tiendas en España a corto plazo sería fantástico”, finaliza.

UN MONO “COMO UN GUANTE”

Las colecciones de monos de Máximo Moto son, seguramente, la mayor sorpresa que descubrimos al entrar a la tienda. Además de disponer de muchos modelos, su tacto, el olor de la piel, no dejan lugar a dudas. “Es un producto top. Vendemos muchos. Quizá es porque no te estás gastando más de mil euros, más bien desde unos 400 €, y con un acabado espectacular”. Los sotomonos son importantes, para que el sudor no impregne el mono. “También vendemos un spray de mantenimiento que tiene mucho éxito”, explica Abril. “Quien no tiene mono es porque no quiere. De entrada, la piel está rígida puesto que aún ha sido poco trabajada, pero si el mono entra y cierra, es tu talla, dale tiempo, aunque creas que no vas a poder respirar. Las tallas demasiado grandes no funcionan, los pliegues hacen daño. El asesoramiento en este producto más técnico es fundamental”, concluye.

También te puede interesar: