Malaguti Madison 300: movilidad deportiva

Comentarios
0

Para los que ya llevan unos añitos en el sector, este maxi escúter les será conocido. Poco o nada tiene que ver este Malaguti con el anterior maxi escúter de la marca, el Madison 3, comercializado tanto en 125cc como en 250cc. El nuevo modelo italiano toma prestada su base del que fue una auténtica referencia entre los escúteres de alta cilindrada, es decir, la Gilera Nexus, un modelo que se comercializaba tanto en 300cc como en 500cc y, posteriormente, lo vendió Aprilia bajo el nombre SR Max 300.

Árboles genealógicos a parte, lo cierto es que el chasis fue desarrollado para poder copar la potencia de una 500cc, lo que le permite ir sobrado para digerir la del motor de 278cc de origen Piaggio que aquí probamos. Se nota mucho el trabajo realizado por los ingenieros para poner al día a uno de los maxi escúteres del mercado con un tacto más deportivo. Además, el Madison 300 incorpora todas las soluciones modernas tanto en electrónica como en seguridad que lo convierten en un producto totalmente actual. Los futuros propietarios del escúter se toparán con control de tracción, dos modos de conducción, iluminación LED y un potente sistema de frenado con ABS. Toda esta carga tecnológica viene capitaneada por una enorme pantalla TFT personalizable y a todo color que dota a la Madison de un aspecto moderno. Aportando una enorme dosis de confort, el escúter incorpora, de serie, una práctica cúpula regulable en altura. El ajuste y la calidad de los plásticos es francamente notable y elevan la nota general de un gran producto con un diseño afilado y bonito que no esconde sus orígenes en Gilera.

Es ágil y ligera.

Las cualidades dinámicas de la Madison son sorprendentemente buenas. Se siente ágil y ligera en los cambios de dirección gracias a un peso contenido y a unas suspensiones muy firmes, algo que afecta un poco al confort pero que aporta carácter y sensaciones. Además, nos ha parecido que el tacto del freno es muy bueno y ofrece al usuario una alta capacidad de detención que entrega mucha confianza. Acompañando el excelente comportamiento deportivo del escúter, encontramos un enérgico propulsor. El monocilíndrico refrigerado por agua de 278cc empuja muy bien desde parado y a medio régimen y solo desfallece al acercarse a velocidades ilegales. Al ralentí, sin embargo, percibiremos unas vibraciones que no ensucian el buen funcionamiento del conjunto.

La cúpula regulable en altura de la Madison 300 es un elemento que viene de serie en este modelo aportando polivalencia. 

Las únicas pegas que hemos encontrado se centran en una elevada altura del asiento, complicando la accesibilidad a moteros con las piernas cortas, un cofre que es insuficiente para los estándares actuales, ofreciendo apenas espacio para un integral, y una posición de los espejos retrovisores que no ofrecen una gran visibilidad. A parte de esto, podemos afirmar que el modelo de Malaguti es un gran producto que, por sus 4.590 € de precio, se sitúa muy cerca (demasiado, incluso) de algunos de sus rivales. Una Kymco Gran Dink es más práctica y algo más asequible, mientras una Wottan Storm-S, por poner otro ejemplo, es más barata, aunque manifiestamente menos deportiva. Teniendo en cuenta que estamos en un segmento un tanto estancado, el de los escúteres A2 de 300cc, a medio camino entre los 125 y los megaescúteres, a pesar del esfuerzo importante en el precio, es posible que el Madison no tenga el éxito que se merece. Habrá que ver el precio de la interesantísima versión 125cc de la Madison que está por venir.

Malaguti Madison 300:

  • motor: Monocilíndrico, 4T, 4 v, SOHC, 278 cc,
  • ref. líquida, inyección electrónica, Euro 4, ABS.
  • POT.: 21,5 CV Con: 3,6 l/100 Dep.: 15 l.
  • peso: 188 Kg
  • PVP: 4.599 €

Nuestra motera:

Mari Calero: @mariacalero26

Equipación:

  • Casco: MT Helmets Thunder 3 SV
  • Chaqueta: OnBoard 3D-Air Lady
  • Guantes: OnBoard 1st Lady
  • Botas: Eleveit T-Sport Lady

Lo mejor:

  • Cúpula regulable en altura 
  • Tacto deportivo y agilidad 
  • Frenada contundente 
  • Control de tracción y modos de motor 

Lo mejorable:

  •  Refinamiento al ralentí 
  •  Capacidad bajo asiento 
  •  Altura asiento elevada 

Puedes ver este artículo en nuestra revista en papel.

Publicidad
Bihr Oakley

COMENTARIOS
0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*