Macbor Rockster 125i, una atractiva custom por poco más de 2.000 euros

Comentarios
0

Motos Bordoy convocó a finales de julio en San Sebastián a la prensa especializada para que probáramos la Macbor Rockster 125i, una custom de pequeña cilindrada que permite acceder a este segmento pagando 2.199 euros, un importe realmente competitivo si valoramos la relación calidad-equipamiento-precio de esta propuesta que se presenta como una moto que ofrece una buena movilidad en el día a día y con estilo.

La Rockster 125i es una motocicleta de diseño custom clásico y con una distancia entre ejes de 1,43 metros que garantiza una óptima agilidad y maniobrabilidad. Si tenemos en cuenta el precio, los materiales, mecanizados y pintura son de notable calidad y Macbor ha cuidado los detalles tal como podemos apreciar en los buenos ajustes entre las piezas de plástico y metálicas, el tacto de los mandos, el correcto material de los puños del manillar, la brillante tornillería o unos faros e intermitentes de bonito diseño.

 

Chasis, suspensiones, ruedas y frenos

El bastidor está construido en aleación de acero ligero y flexible y sus proporciones se corresponden con un concepto “cruiser” en aras de mejorar la facilidad de conducción obteniendo una posición de conducción baja para asegurarse que todos sus conductores llegarán con los pies al suelo y amplios ángulos de triangulación para una mayor y mejor manioabrabilidad. El asiento es doble tipo “cruiser”, se ha priorizado la mejor integración en la moto y acaba “recortado” en el colín de la moto. La Rockster 125i mide 2,1 metros y pesa en vacío 142 kilos.

Para la amortiguación se ha optado por un esquema clásico con una horquilla hidráulica delante sin reglajes con un un diámetro de barras de 37 milímetros. En el eje trasero se ha montado un doble amortiguador con doble muelle concéntrico de paso variable con depósito hidráulico-gas separado con sistema de precarga del muelle mediante rosca en la zona superior del resorte. Las llantas son de radios y de 18 pulgadas delante y 15 detrás y los neumáticos son de 90/90-57P delante y de 130/90-72P detrás que durante la prueba mostraron un buen comportamiento en seco pero muy limitado en mojado.

Toda la gama Macbor está adaptada a la norma Euro 4 y como consecuencia de ello cuenta con un sistema de reparto de frenada que, en el caso de la Rockster 125i, consiste en una válvula repartidora que también ejerce de bomba de freno. El freno delantero se beneficia de un disco delantero de gran diámetro y un perfil irregular mientras que una pinza de tres pistones recibe caudal, tanto desde la bomba de la maneta de freno delantera como de la bomba-repartidor de frenada del pedal de freno trasero.

El comportamiento en carretera de la Rockster 125i es correcto, sin más. Por cilindrada y filosofía, es una moto sin pretensiones dinámicas que cumple con su cometido de desplazarnos de forma cómoda y tranquila.

 

Motor monocilíndrico 4T con inyección monopunto Delphi

Basado en el propulsor de 11 CV de la Honda CBF, el motor de la Macbor Rockster 125i es monocilíndrico de 4 tiempos de 124,7 centímetros cúbicos con distribución por doble válvula accionada por cadena y refrigerado por aire que entrega una potencia máxima de 10,6 CV a 7.500 vueltas y un par motor de 9,2 Nm a 6.000 r.p.m.

Desde Motos Bordoy subrayan que es un motor suave y progresivo (lo confirmamos tras probarlo en carretera) así como económico gracias al módulo de inyección monopunto de Delphi. Sus datos oficiales de consumo son de 2,7 l/100 km que, combinados con el depósito de combustible de 13 litros, permiten a la Rockster 125i rozar los 500 kilómetros de autonomía. Estas cifras quizás sean demasiado optimistas porque iremos a puño a fondo con asiduidad pero en cualquier caso nos pareció que su consumo era moderado.

Más en detalle, el sistema de inyección cuenta con varios sensores que adaptan los parámetros de encendido a las condiciones de conducción. Está compuesto por una unidad de control (UCE), un inyector, el cuerpo de mariposa, sensor de presión/temperatura del aire, sensor de posición de mariposa, sensor de posición del cigüeñal, sensor de oxígeno, bomba de combustible, válvula de control del ralentí y bobina de encendido.

 

Equipamiento y precio

Sencillez y funcionalidad se imponen en la Rockster 125i cuyos mandos son las tradicionales piñas metálicas con grandes pulsadores para un manejo simple. La instrumentación se concentra en un solo reloj central con velocímetro, cuentakilómetros total y parcial e indicadores luminosos de luces, intermitentes, batería y sistema de inyección. El cuadro de instrumentos también incluye un práctico indicador de marcha y punto muerto. Las ópticas y elementos de iluminación cuentan con diodos LED y el faro central, con óptica circular multiconvex, se ilumina mediante una bombilla halógena.

Como ya hemos apuntado, el precio recomendado de la Macbor Rockster 125i es de 2.199 euros, IVA y transporte en la Península y Baleares incluidos. Aquí, ya os informamos que Motos Bordoy ha relanzado la marca Macbor cuya nueva etapa se presentó en sociedad en el salón Motoh! de Barcelona el pasado mes de marzo. La firma importadora y distribuidora ya comercializa a través de cuarenta concesionarios repartidos por toda España la gama Macbor, compuesta por seis modelos, dos custom (Rockster y Rockster Flat), dos naked (Stormer R y Shifter MC1) y dos trail-adventure (Montana XR1 y XR3). La larga trayectoria de Motos Bordoy avala la calidad de servicio de la distribuidora de Macbor.

Por último, apuntar que la Rockster 125i se puede escoger en negro o en rojo oscuro.

COMENTARIOS
0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*