Macbor Eight Mile: Detallista y accesible

Comentarios
0

La pasión y dedicación que Motos Bordoy le está prestando al desarrollo de la gama de Macbor es innegable. La compañía catalana sigue engrosando su catálogo y lo hace con una exhibición de buen gusto con el claro objetivo de entrar por los ojos y convencer por el tacto. La Macbor Eight Mile es la última adición a su catálogo de motocicletas clásicas que junto a las Lord Martin y Johnny Be Good, apuestan por una mirada al pasado desde puntos de vista bastante diferentes. En el caso de la Eight Mile, estamos enfrente de una scrambler de corte deportivo con un marcado estilo neo-retro sin olvidarse factores como la practicidad, la eficiencia y un coste realmente ajustado.

La Eight Mile, el llamativo y más reciente modelo lanzado por Macbor, apuesta por una estética sencillamente muy lograda para la que, tal y como nos aseguran los de Motos Bordoy, se han preocupado de hasta el más mínimo detalle para conseguir un producto a la altura de los exigentes estándares autoimpuestos. Ante todo, cabe destacar como tanto este, como el resto de modelos de la gama Classic cuentan con una parte ciclo resolutiva destinada a ofrecer al usuario la máxima calidad posible a un coste del que podemos afirmar, es objetivamente contenido. En esta gama retro, destacan algunos elementos comunes en las tres monturas como la iluminación LED, la inyección electrónica o la frenada combinada, unas tecnologías absolutamente esenciales en monturas comercializadas en la actualidad.

La inspiración para la confección de esta “máquina de atraer miradas” se remonta al espíritu scrambler de los años 70. Se consigue revivir gracias a esa minuciosa atención para encontrar el equilibrio entre los variados y estéticos guiños al pasado, propios de un modelo de estas características, con todas las ventajas de una motocicleta del siglo XXI. Gran parte del atractivo de este modelo es la gran cantidad de combinaciones entre las que el usuario puede escoger para confeccionar un modelo único y personal.

Una de las grandes ventajas de esta moto es el amplio espectro de target a la que puede ir dirigida. Los más jóvenes verán en la Eight Mile una motocicleta accesible que sigue las más actuales modas en motociclismo, es decir, es un modelo retro, pero sin concesiones imprácticas. Para los adultos más creciditos sin experiencia en motocicletas, esta motocicleta les evocará a los modelos con los que seguramente convivieron en su adolescencia, aportando un excelente compromiso entre funcionalidad y personalidad.

Desde un punto de vista técnico, la Eight Mile monta un propulsor monocilíndrico de 4 tiempos, refrigerado por aire y asociado a una transmisión de 5 relaciones. El sistema de frenado para esta scrambler setentera se conforma con frenos de disco en ambas ruedas con frenada combinada CBS. Macbor ha querido que esta moto sea accesible y fácil para todos así que ha configurado un asiento situado a 820 mm que se conjuga a la perfección con el alto y amplio manillar, aportando una postura de conducción cómoda.

La Macbor Eight Mile ya está disponible en la red de concesionarios de la marca por un ajustado precio de 2.599 €, un buen valor si se ponen en relieve la gran cantidad de detalles de calidad que incorpora. Además de contar con alto grado de personalización, los usuarios podrán escoger entre cuatro colores: amarillo, negro mate, verde metalizado y rojo metalizado. Con todo, esta propuesta de la joven marca de Motos Bordoy se convierte en una ideal y fiable opción para moverse en distancias cortas de una forma asequible y, sobre todo, con mucho estilo.

COMENTARIOS
0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*