Lo que deben saber los motoristas sobre la nueva ITV

Comentarios
2

El pasado 1 de junio entró en vigor la nueva revisión 7.5.0 del Manual de Procedimiento de ITV (MPITV) y desde AECA-ITV nos han aclarado que en cuanto a la percepción del usuario de la motocicleta durante la inspección no hay modificación alguna. Todos los cambios se basan en aclaraciones hacia el inspector sobre distintos aspectos a inspeccionar de las mismas. Por ejemplo, en el caso de las emisiones se aclara, de cara a los inspectores, la forma de reconocer motocicletas con sistemas avanzados de control de emisiones (SACE) y cómo proceder para una correcta realización de la prueba de emisiones. Los inspectores también prestarán especial atención a la comprobación de las aristas cortantes de la placa de matrícula, el funcionamiento del caballete y el funcionamiento de las luces de frenado en ciclomotores.

En cualquier caso, AECA ITV sí que subraya que, a la hora de pasar la ITV, el propietario deber ser conocedor del estado de su motocicleta, es decir, seguir los mantenimientos indicados por el fabricante de la misma o la correcta legalización de cualquier modificación realizada, si fuera necesario.

Se mantiene la política de sanciones

Las sanciones por irregularidades a la hora pasar la Inspección Técnica de Vehículos se mantienen como hasta ahora. AECA-ITV recuerda que, de acuerdo con el régimen legal actual, circular con la inspección técnica caducada puede conllevar una sanción económica de 200 o 500 euros dependiendo del caso. Tres son los escenarios posibles de sanción:

  • Tener la ITV caducada: es decir, tanto circular con la motocicleta como tenerla estacionada en el garaje o en la calle sin haber realizado la inspección técnica en la fecha en la que le correspondía acarrea una sanción económica de 200 euros y la obligación inmediata de realizar la ITV.
  • Circular con la ITV desfavorable: es decir, seguir circulando con la motocicleta pese a que se le detectaron defectos graves que sólo le permitirían desplazarse hasta el lugar de reparación genera una multa de 200 euros. En este supuesto, el titular de la motocicleta está obligado a reparar los defectos graves y volver a la estación de ITV, en un plazo máximo de 2 meses, para comprobar la subsanación de dichos defectos.
  • Circular con una ITV negativa: es decir, seguir circulando con la motocicleta a la cual se le han detectado defectos muy graves acarrea una sanción de 500 euros. En estos casos, la motocicleta no está autorizada a abandonar la estación de ITV por medios propios, sino que tendrá que hacerlo transportado por una grúa hasta el lugar de reparación y volver a la estación ITV, en un plazo máximo de 2 meses, para comprobar la subsanación de los defectos.
  • A estos tres escenarios se debe sumar la no cobertura de la compañía aseguradora en caso de siniestro, lo que puede originar unos elevados gastos para el propietario de la motocicleta en función de la gravedad del siniestro.

Dos novedades a nivel administrativo y sin cambios en el calendario

A nivel administrativo hay dos cambios específicos que afectan a los conductores de todo tipo de vehículos, incluidos los motoristas. Por un lado, se establece la posibilidad de comprobar los datos del permiso de circulación por medio del Registro General de Vehículos de la DGT en caso de no ser presentado éste en la estación ITV; y, por otro, está lo relativo a los vehículos procedentes del Reino Unido tras la aplicación del Brexit.

A partir de ahora, en el caso de las motocicletas procedentes de Reino Unido que se quieran matricular en España con posterioridad al 31/12/2020, se considerarán vehículos procedentes de terceros países (países no pertenecientes al Espacio Económico Europeo). Por lo tanto, a partir de esa fecha, requerirán cumplir todos los requisitos necesarios para la matriculación de estos tipos de vehículos y deberán realizar los trámites de importación necesarios. Además, las homologaciones de motocicletas otorgadas por el Reino Unido a partir de la fecha indicada, no tendrán validez como homologación europea perdiendo todos los beneficios que ello supone desde el punto de vista de documentación y simplicidad de tramitación.

Los cambios y tiempos a la hora de acudir a la ITV no se han visto afectados con el nuevo manual de procedimiento. Todo sigue igual que hasta ahora. Debe recordarse que la normativa aplicable (el Real Decreto 920/2017) permite a los usuarios realizar la inspección técnica 30 días antes del vencimiento, sin que la fecha de vencimiento se vea afectada para la próxima inspección. Es decir, si la ITV caduca el 10 de junio de 2021 y el usuario realiza la inspección el 25 de mayo de 2021, se tomará como referencia el 10 de junio de 2021 para asignar la nueva validez. De esta forma resulta mucho más cómodo realizar la ITV sin esperar a la fecha de caducidad de la misma sin que ello suponga un cambio en el periodo de validez.

Objetivo: la seguridad

El objetivo de la ITV con las motocicletas es exactamente el mismo que con el resto de las categorías de vehículos, asegurar que cumplen con los estándares mínimos de seguridad bajo los que fueron homologados y no resultan un peligro para el propio conductor ni para el resto de usuarios de la vía” señala AECA-ITV que también ha valorado el creciente papel de la moto en la movilidad: “el incremento de ventas de motocicletas también está suponiendo un incremento de fallecidos por siniestros viales. Así, en el 2020, una de cada cuatro fallecidos eran usuarios de motocicletas. Además, hay que recordar que, según los datos de la DGT, en los siniestros viales de motocicletas con fallecidos, el porcentaje de vehículos que no tenían la ITV en vigor era de hasta un 12%. Por eso hay que evitar que estos accidentes se produzcan por un incorrecto estado de la motocicleta comprobándolo en la ITV”.